La luz

Una cámara no puede captar con buena iluminación en una misma imagen lo que esté a la sombra y lo que esté al sol.

Alejandro Ménendez

Lo más aconsejable si se quiere hacer fotos en exteriores de día, es aprovechar la mañana y/o el atardecer

Cuba es un país del trópico lo que significa, además de mucho calor y ropa corta, una luz prácticamente perpendicular todo el año. Martirio del fotógrafo cubano que muy poco puede hacer de 10 de la mañana a 6 de la tarde para ganarle la partida visual al Astro Rey.

Las cámaras fotográficas, sobre todo las digitales y no muy caras, poseen un rango dinámico (rango entre la iluminación más alta y la más baja dentro del cual se capta información) muchísimo menor que la del ojo humano.

Es decir, una cámara no puede captar con buena iluminación en una misma imagen lo que esté a la sombra y lo que esté al sol. Especialmente, en las horas donde nuestra estrella está más cenital, el contraste puede resultar desagradable y echarnos a perder una imagen, obligándonos a exponer para la zona iluminada o para la que permanece a la sombra.

Por tanto, lo más aconsejable si se quiere hacer fotos en exteriores de día, es aprovechar la mañana y/o el atardecer, momentos que se conocen en el argot fotográfico como horas mágicas. Así también lo aconsejaba el maestro Baldrich, aunque como fotorreportero al fin, no siempre tenía la oportunidad de escoger la hora en que saldría a hacer sus fotos.

Otras posibilidades, que explicaré en otro momento, para lograr aquellas imágenes demasiado contrastadas son el uso del formato RAW y las técnicas HDR.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.