Con luz propia

La bandera es parte de los matices y pluralidades simbólicas de la realidad cubana, como descubre este ensayo fotográfico.

También en los actos más simples de la cotidianidad nacional habita la esencia de lo cubano.

 La bandera cubana fue proclamada como tal el 11 de abril de 1869, en la Asamblea de Guáimaro. Había sido enarbolada por primera vez en Cuba por el General de origen venezolano Narciso López en la ciudad de Cárdenas, Matanzas, el 19 de mayo de 1850; pero se izó antes en los Estados Unidos.Creada por Narciso López, la bandera fue diseñada por el poeta y dibujante Miguel Teurbe Tolón y fue confeccionada en tela de raso por la prima y esposa de Teurbe: Emilia.La estrella solitaria de cinco puntas representa la república libre, independiente y soberana que debía ser Cuba y a la unidad de los cubanos. El rojo, ubicado dentro de un triángulo en clara alusión al tríptico de los ideales franceses de libertad, igualdad y fraternidad, alude a la sangre derramada en la lucha. Las franjas blancas a la pureza de los ideales y a la virtud de los cubanos. Las azules (por los tres departamentos en que se dividía en esa época Cuba: Occidente, Centro y Oriente), revelaban las elevadas y celestiales aspiraciones de los patriotas.“Todos los países tiene himno y bandera, pero solamente cuando los pueblos han puesto en ellos, una y otra vez, su sangre, su voluntad entregada y su esperanza, se convierten en símbolos cargados de sentido”, escribió el intelectual cubano Fernando Martínez Heredia a propósito de esta serie fotográfica.Cuando al pie de la trinchera/ a lo lejos se divisa/flameando a la fresca brisa/ de mi Cuba la bandera./ Si el enemigo se espera/ que nos ataque ese día,/los cubanos, a porfía/ ponen su pecho a la guerra,/ y al darle un viva a mi tierra/ yo pienso en ti, vida mía. Este pie forzado se escuchaba hace 150 años, en tiempos de la Guerra de los Diez Años.Acompañando los restos del Apóstol cubano José Martí, en el Cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba.Recibiendo la luz del Caribe, resguardando las vidas, confundida entre la gente.Una legión de banderas que son muchas y es una sola.El símbolo es también de uso público, acompaña la fe y la belleza.

Los comentarios están cerrados.