Entre piedras y agua

La montaña y la lluvia pueden ser suficientes para alentar los bríos de la felicidad infantil.

“Algún sitio ha de haber, oculto a todos/ del que apenas nos llega algún vislumbre/por entre los resquicios de los días.

!Oh, jardín admirable! !Tus recodos/ en la memoria están y allí tu lumbre/ de vez en vez destella en alegrías!”

                                                                                                                                   Eliseo Diego

 

Un comentario

  1. Sylvia María Valls

    Hermosos versos del gran Eliseo.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.