Activista reaviva debate sobre derechos LGBTI en las universidades

Una carta circula desde marzo en redes sociales para intentar colar el asunto en el IX Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, a celebrarse del 14 al 16 de julio.

Activistas y organizaciones ampliaron en la última década las acciones por los derechos de las personas LGBTI en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 30 abr.- Un activista y promotor de salud cubano lamenta el silencio respecto a su propuesta para ampliar derechos y evitar posibles acciones discriminatorias hacia personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas en las universidades.

Se trata de Yadiel Cepero, residente en Martí, en la occidental provincia de Matanzas, quien el 27 de marzo dio a conocer a través de su cuenta en Facebook una carta abierta que dirigió a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

En la misiva, fechada el 21 de marzo en la localidad de Triunvirato, provincia de Matanzas, el joven a favor de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) instó a “reconocer como un principio de esa organización la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, reflejándolo en el ABC y ratificándolo en las Disposiciones generales de los Estatutos”.

“Me llama la atención que, aunque la misiva ha sido comentada y compartida en las redes sociales, activistas y grupos que habitualmente tratan estos temas han preferido permanecer en silencio”, lamentó Cepero.

“A nivel general, he notado en las últimas semanas cierto recogimiento y mesura por parte de quienes hacen activismo en redes sociales, no solo en este tema”, añadió el también administrador de la bitácora del Grupo Construyendo una agenda de la diversidad sexual en Cuba.

El grupo creado en 2017 se define como un “espacio para el diálogo, intercambio de experiencias, opiniones, sugerencias, propuestas o iniciativas (…) en torno a cómo legislar de forma efectiva en materia de no discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género en Cuba”.

A juicio del activista, “quedan muchos asuntos pendientes, cuya solución depende de una construcción colectiva, de un debate serio, que la FEU no puede eludir”.

Aunque reconoció los “esfuerzos aislados” de personas “que se han dedicado, en cuerpo y alma, a hacer de sus universidades un lugar mejor”, matizó que se trata de “liderazgos efímeros, (que) duran el tiempo que esos activistas están en la universidad. Luego se gradúan y cuesta encontrar quien continúe dando la pelea”.

Propuestas

En su carta abierta a la FEU, Cepero delinea, entre otros, los siguientes reclamos:

  • Promover un debate crítico en cada aula universitaria sobre las disposiciones que regulan la estética “apropiada” para ingresar a las instituciones educativas.
  • Garantizar el derecho del estudiantado a presentar obras de transformismo en los festivales de artistas aficionados.
  • Favorecer la reinserción de las personas con sexualidades y géneros no heteronormativos al sistema educativo.
  • Estudiar causas por las cuales las personas con sexualidades y géneros no heteronormativos abandonan los estudios en edades tempranas. Diseñar a partir de dichos resultados una estrategia efectiva para su reinserción al sistema educativo, contemplando las acciones afirmativas necesarias.
  • Eliminar cualquier vestigio de sexismo, estigma, discriminación o información no basada en el conocimiento científico de los programas de estudio.
  • Implementar un programa de capacitación en materia de género, derechos y diversidad sexual para el personal docente y no docente.
  • Buscar el apoyo del estatal Centro Nacional de Educación Sexual para impartir al claustro un taller anual sobre derechos sexuales en el ámbito educativo, teniendo en cuenta el desarrollo progresivo del derecho internacional y avances en los estudios sobre la sexualidad humana.

Reacciones

Cibernautas como Arquímedes Camejo alabaron la valentía y propósito de la iniciativa.

No obstante, consideró una “lástima que nosotros como egresados de la FEU no podamos tener una organización para desde esa plataforma cabildear para lograr una universidad más inclusiva”.

Por su parte, Lidia Romero opinó que las propuestas resultan “ineludibles” y exhortó a la organización que representa a los universitarios cubanos a ser “consecuente” con los principios del modelo de desarrollo socialista aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (2016), el único legal en este país de 11,2 millones de habitantes.

Recordó que, en uno de sus acápites, el texto subraya “…el enfrentamiento a toda forma de discriminación por color de la piel, género, identidad de género, orientación sexual, discapacidad, origen territorial y nacional, creencia religiosa, edad y cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana”.

Por su parte, Alianza Afro-Cubana llamó la atención sobre “lo que sucede día a día en nuestros centros educativos. Donde la violencia contra estudiantes que por tener una orientación sexual distinta, son atacados con frases, nombretes o acciones que transmite mensajes discriminatorios”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.