Audiovisual reivindica derechos de mujeres lesbianas

La cinta fue producida por el Proyecto Palomas, con la colaboración de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

La Habana, 2 jun.- El derecho de las lesbianas a sentir y vivir su sexualidad junto a la homofobia e incomprensión que sufren, centran el audiovisual “Mujeres, entre el cielo y la tierra”, el primero en la historia del cine documental en Cuba que parte de los testimonios de estas mujeres.

En su estreno como realizadora, Ingrid León consigue tejer las vidas de ocho mujeres, mezclando sus vivencias, sufrimientos, experiencias, satisfacciones, dolores y sueños, con imágenes y música, para darle un toque artístico a un material de gran impacto emocional.

Teresa Fernández, Izdaray Rebollo, Ibis Delgado, Leidy Laura Valdés, Nancy Morejón, Diana Balboa, Teresa Martínez y Caridad Lugo, mostraron sus historias, algunas de rechazo y otras de apoyo, en el documental estrenado la víspera en el capitalino cine 23 y 12, como cierre de la VI Jornada Cubana contra la Homofobia, que abarcó todo mayo.

Las protagonistas de la cinta tienen en común que son mujeres que amaron o aman a otras mujeres, en una sociedad que solo ahora comienza a abrir las cortinas y entender un tópico silenciado e incomprendido.

También, ellas supieron sobreponerse tras los reveses, asumir los riesgos de su orientación sexual y vivirla a plenitud.

Múltiples son los matices, los momentos en que descubrieron su homosexualidad, la reacción de la familia y la sociedad, las edades, colores, profesiones y los caminos, que va develando el documental al contar la vida de mujeres diversas, como una escritora, una trabajadora del hogar, una promotora de salud sexual y una realizadora de sonido.

En un cine repleto, hubo lágrimas, aplausos y un reconocimiento a la valentía de las testimoniantes y el equipo de realización, cuyo audiovisual abre un camino en un tema invisible en la sociedad cubana actual.

“Es un signo de libertad en el ejercicio del derecho de amar”, dijo al respecto Lizette Vila, directora del Proyecto Palomas, que corrió con la producción del documental. El proyecto también recibió el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Según León, “Mujeres entre el cielo y la tierra” es un audiovisual “que reclama el derecho que tenemos las mujeres de amar a quien queramos, no importa la orientación sexual”.

“Fue una gran experiencia en lo profesional, pero sobre todo en lo humano. Es una realidad cubierta por muchos tabúes y todavía una parte de la sociedad juzga a las personas homosexuales”, valoró.

Especificó que el Proyecto Palomas “persigue a través de los audiovisuales sacar a la luz situaciones de este tipo, pues las personas no deben ser excluidas por ninguna razón”.

En declaraciones a la Redacción de IPS Cuba, Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual consideró el documental “precioso, muy elegante, con cultura, espiritualidad y mucha sinceridad”.

“Me siento muy orgullosa de lo que nuestro pueblo está logrando y que muchas personas estén participando en este proceso de presentarle a la población cubana puntos de vista revolucionarios”, concluyó.

Por su parte, Teresa Fernández, una de las protagonistas, consideró importante que el documental “se viera, se conociera, y sobre todo, se debatiera”.

“Es el primer documental en la historia de este género en Cuba que habla sobre las mujeres lesbianas desde su punto de vista y sus realidades, no mediatizado por ningún director, escritor, guionista o médico”, continuó.

A su juicio, sería bueno que “los decisores aprobaran poner este documental en la televisión cubana para empezar a mover conciencias”.

En la presentación, la reverenda Raquel Suárez expresó que esta realidad “es una de las más incomprendidas y reprimidas. Pero el paso solidario de socializar estas experiencias e historias de vida es un avance sin retorno en la superación de las discriminaciones y, sobre todo, en la superación de la infelicidad”.

A Eva Fernández, de la organización no gubernamental ACSUR Las Segovias. “Lo que más me impactó fue el público. La gente se va emocionada y vi algunas llorar al ver el sufrimiento de estas mujeres por luchar por lo que son”.

La cinta corto incluye obras de artistas de las artes plásticas como Alicia Leal, Zaida del Río, Servando Cabrera y Moisés Finalé, y de profesionales de la fotografía de Cuba y Ecuador, entre otros.

El Proyecto Palomas fue creado el 13 de junio de 2002, con la finalidad de organizar acciones que fomentan una cultura de paz para la difusión de cambios en los estilos de vida, inspirados en un precepto de inclusión. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.