Chocan en Cuba voces a favor y en contra del matrimonio igualitario

Esto sucede mientras se espera que la reunión parlamentaria, del 18 al 21 de julio, impulse la reforma constitucional con avances en derechos LGBTI.

Activistas circulan en las redes otros carteles donde defienden una visión plural, inclusiva y sin estereotipos del concepto de familia.

Foto: Tomada de redes sociales

La Habana, 19 jul.- La colocación de carteles por parte de iglesias cristianas en espacios públicos en rechazo al matrimonio igualitario en Cuba, atizó el debate sobre el tema en las redes sociales, entre renovados llamados a incrementar el activismo para defender este derecho humano.

A ello se sumó una jornada de ayuno y la repartición de Biblias en la populosa Rampa habanera, una acción efectuada el 14 de julio por integrantes de la Iglesia Metodista, quienes confirmaron su negativa a que el actual proceso de reforma de la Carta Magna (1976) contemple la posibilidad de la unión legal entre personas del mismo sexo.

Igualmente, medios alternativos reportaron réplicas de estas acciones en las orientales provincias de Guantánamo y Holguín, y hasta en la occidental Pinar de Río.

Otro cartel compartido en redes a favor de este derecho humano.

Foto: Tomada de redes sociales

También se comparten mensajes en las redes sociales en Internet en contra de la posible aprobación en Cuba del matrimonio igualitario, a los que activistas han respondido con mensajes inclusivos.

Al analizar el hecho, el activista Yadiel Cepero argumentó, el 17 de julio, que “la iglesia sabe a quién debe enviar su mensaje (…) Cada una de sus acciones (declaración, amenaza de marcha, reunión, pega de carteles, distribución de biblias…) envía señales al #EstadoCubano que es quien decide”.

Agregó que, con sus acciones, “están sentando un precedente y se vuelven atractivas para los medios alternativos. Los oficiales ni siquiera hablan del tema”.

El joven fundador de la iniciativa ciudadana “Construyendo una agenda de la diversidad sexual en Cuba” reconoció que salir a la calle y medir fuerzas con la iglesia en un estado laico, como es el caso de Cuba, “sería entrar en su juego”.

Por ello, recomendó dirigir las acciones al Estado, al único legal y gobernante Partido Comunista de Cuba, a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Anpp), a los medios de comunicación oficiales u alternativos y a los diversos sectores de la sociedad cubana.

Cepero enfatizó que “la mejor respuesta que pudiera dar el Estado y la Anpp (parlamento unicameral) a estas acciones es publicar un anteproyecto de #ReformaConstitucionalCuba que incluya las demandas de la #ciudadaníaLGBTIQ”.

Todo comenzó el 28 de junio, cuando representantes de la Iglesia Evangélica Pentecostal Asambleas de Dios, las Convenciones Bautistas Occidental y Oriental, la Liga Evangélica de Cuba y la Iglesia Metodista en Cuba circularon por internet el facsímil de una declaración oficial.

En el documento, dichas denominaciones cristinas enfatizaron que “la familia es una institución divina creada por Dios y el matrimonio es exclusivamente la unión de un hombre y una mujer, según enseña la Biblia.”.

Asimismo, los líderes religiosos han asegurado que mantienen postergada una propuesta para marchar en defensa de su reclamo.

Propuestas ciudadanas

Activistas a favor del pleno reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos del colectivo LGBTIQ se pronunciaron rápidamente y además de calificar tales hechos como discriminatorios y lesivos a la dignidad humana, recomendaron algunas iniciativas como respuesta.

Por ejemplo, a través de la plataforma Change.org, Javier Enrique Pérez inició una petición a la Anpp, donde la exhorta a “impulsar la visibilización del colectivo LGBTIQ dentro de la sociedad cubana y sus necesidades”, al calor de la reforma constitucional.

Agregó en su demanda que es “el momento propicio para adaptar y actualizar la legislación de la isla a los tiempos que corren, amparados siempre en el principio de considerar los derechos sexuales como derechos humanos”.

Uno de los carteles colocados en un espacio público para defender una visión antigua y conservadora de matrimonio y familia.

Foto: Tomada de redes sociales

Asimismo, el también activista Isbel Díaz señaló que “ante ese discurso de odio, queremos responder con amor, belleza, humor, alegría, y fuerza”.

Por eso convocó “a todas las personas con Una Familia MUY Original, a enviarnos al correo accionlgtbiqba@gmail.com, una foto donde se muestre el poder de la diversidad.

Salgámonos incluso de las etiquetas LGBTIQ. Hablamos de familias homoparentales, familias de hermanas, familias de amigos que comparten un apartamento, familias de esas que se crean en centros de trabajo y/o creación, familias de abuelas con nietos, familias de mama-papa-nene, en resumen, Familias Muy Originales, argumentó.

A continuación, la Redacción IPS Cuba comparte otros comentarios al respecto:

Manuel Vázquez Seijido: “En este escenario debemos ser en extremo inteligentes y muy hábiles, no podemos caer en provocaciones, les propongo articularnos en un proceso que vendrá luego de la presentación en la Anpp del anteproyecto de reforma constitucional: debemos participar en los diferentes espacios diseñados durante el proceso de consulta, tanto en los centros laborales, estudiantiles u otros espacios, ofrecer argumentos sólidos, sensibilizar a cuántos podamos”.

Marta María Ramírez: “Exijo al Estado cubano y al departamento de Asuntos Religiosos del Consejo de Estado que respondan ante estas manifestaciones públicas de homolesbotransfobia. La libertad de lxs demás termina justo donde comienza la de otrxs”.

Arlen Regueiro: “Será un debate duro… una batalla donde la comunidad LGBTIQ cubana tendrá la obligación de cerrar filas para enfrentarse a todo el poder del extremismo religioso y el pensamiento fascista de estos tiempos. Nuestro momento es ahora. Tenemos que responder a ese desafío sin dejarnos provocar, sin llegar a extremos que pudiesen ser punibles. Lo primero es no callar”.

Yosvanys Fonseca: “Ya esto es demasiado!!! Hasta los niños los agarran para hacer propaganda homofóbica e incitadora del odio. Las instituciones cubanas siguen calladas y nosotros seguimos muy lentos en comparación con la fuerza que va agarrando la campaña de los demonios estos”.

Michel G. Núñez: “Esto parece una escena del oscurantismo medieval más rancio. No entiendo que est@s señor@s promuevan los NO derechos de otras personas. No entiendo ESE amor cristiano. Espero que en Cuba esté bien clara la separación de Iglesia y Estado, y que decisiones como el matrimonio igualitario no estén sujetas a textos religiosos”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.