Cine debate cultiva la diversidad cultural

La iniciativa otorga además un premio a las cintas cubanas que mejor aborden estos asuntos.

Jóvenes que asisten a Equilátero muestran plegables de la campaña Únete, por la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

Foto: Jóvenes que asisten a Equilátero muestran plegables de la campaña Únete, por la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

La Habana, 23 mar.- El espacio de cine-debate Equilátero convoca cada mes en el Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana a un público compuesto sobre todo por jóvenes estudiantes y profesores de carreras humanísticas y ciencias sociales, para aprender sobre la diversidad cultural.

Conducido por el profesor Rubens Riol, la cita persigue fomentar el espíritu de polémica y lograr una participación más activa y consciente para fortalecer los lazos de comprensión y tolerancia con respecto a la diferencia cultural, cuyas expresiones particulares son también patrimonio de la humanidad.

Riol explicó a la Redacción IPS Cuba, que esta iniciativa aporta un método de enseñanza alternativa para cubrir la carencia de asignaturas de cine en el programa de estudios del colegio adscrito a la Oficina del Historiador de esta ciudad.Afiche de Equilátero

El cine, el audiovisual y los programas multimedia, indicó Riol, constituyen una forma más atractiva de enseñar y captar la atención de la gente sobre temas muy específicos.

De ahí que esta iniciativa esté dirigida también a estudiantes de carreras como Historia del Arte, Periodismo, Comunicación Social, Psicología, Letras, Filosofía, Historia, Sociología, Derecho y las artísticas, así como las y los integrantes de la Sección de Crítica e Investigación de la Asociación Hermanos Saíz, que agrupa a los creadores noveles del país.

“Ellos son los actores sociales que cuentan con la preparación, la sensibilidad y el interés suficiente para que Equilátero se convierta en una práctica provechosa, sin desestimar, desde luego, a los personas de la comunidad, que están ávidas de espacios de aprendizaje y para compartir sus opiniones”, consideró.

La primera condición para que Equilátero haya conseguido llegar a 19 ediciones ha sido garantizar una programación sugerente de filmes recientes, polémicos y poco vistos en el país.

De acuerdo con Riol,  otro atractivo radica en la participación de personalidades del cine local como los realizadores Fernando Pérez, Enrique Colina y Marilyn Solaya, los actores Laura de la Uz, Luis Alberto García, Caleb Casas, Yailene Sierra, Susana Pous y Jazz Vilá, y el historiador Julio César González Pagés.

Entre otras acciones realizadas por el también crítico de arte para que el proyecto crezca y tenga mayor visibilidad y éxito, se encuentra una campaña publicitaria.

“Distribuimos soportes promocionales impresos con el logotipo, el slogan y la identidad visual del proyecto (pulóveres, bolsas de lienzo, carpetas plásticas, afiches, sobres de manila, cartas, tarjetas de presentación, entre otros)”, señaló.

Además, Equilátero cuenta con un espacio en el sitio web del colegio y envía cada mes la invitación digital del encuentro a los medios de comunicación, organismos culturales y personas interesadas, así como noticias relacionadas con el proyecto, fotos y postales por el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Este espacio, siempre a las 5:30 pm en la sala de cine del Edificio Santo Domingo, con entrada libre, se sumó a la campana Únete, del secretario general de Naciones Unidas Ban Ki moon para poner fin a la violencia hacia las mujeres y las niñas, con la distribución de materiales informativos.Intercambian en este espacio mayormente jóvenes estudiantes y profesores de carreras humanísticas y ciencias sociales.Intercambian en este espacio mayormente jóvenes estudiantes y profesores de carreras humanísticas y ciencias sociales.

También estableció el Premio Rehilete de Cristal, otra iniciativa para motivar a las y los realizadores cubanos a trabajar los asuntos relativos a la diversidad cultural.

Entre los materiales evaluados como candidatos para obtener dicho reconocimiento estuvieron los documentales “Reembarque”, de Gloria Rolando; “Canción de Barrio”, de Alejandro Ramírez; “Máscaras”, de Lázaro G. González y el videoclip “Para mestizar”, de Joseph Ross.

El galardón lo obtuvo el filme “Vestido de novia” (2014), de Marilyn Solaya, por su notable aporte a la discusión de temas relacionados con la diversidad cultural. La selección se hizo a partir del análisis de todos los audiovisuales cubanos de 2014 que hubieran tratado el tema para condecorar al más polémico y que abordara temas poco tratados.

“El proyecto ha sido presentado en varios talleres y coloquios y eventos. En mayo próximo, estará en el XXXIII Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), en San Juan, Puerto Rico”, reveló Riol. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.