Confluyen en Cuba campañas latinoamericanas contra la violencia de género

Comunicadoras de la región insistieron en la importancia de la participación de los públicos y sostenibilidad de la comunicación contra el maltrato machista.

Es necesario que las juventudes asuman estas campañas como suyas, participen, repliquen y las reinventen, insistió Sandrine Muir, coordinadora de Basta.

Foto: Cortesía de Dairon RH

La Habana, 7 dic.- “No pueden ser acciones comunicativas solo para sensibilizar, deben desmontar imaginarios sobre violencia, delimitar sus objetivos para que sean medibles y tengan resultados”, propuso en esta capital Sandrine Muir, coordinadora de la Campaña Regional Basta, durante un intercambio con especialistas de iniciativas en América Latina.

Durante el diálogo, realizado el 4 de diciembre como parte del X Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Información y la Comunicación, Muir recalcó la importancia de trabajar con normas sociales específicas, y luchar contra violencias que no se nombran y se naturalizan como el mito del “amor romántico”.

“Esta idea del amor que todo lo aguanta, junto con otros imaginarios como ´los atributos de una buena mujer´, son todavía fuertes entre las juventudes”, añadió.

Aunque cada país tiene sus peculiaridades, sí existe la tendencia de replicar estas falsas creencias y perpetuar las opresiones machistas, sumó la comunicadora.

“De ahí que es necesario implicar a las juventudes en estas estrategias comunicativas, que las nutran y las reinventen”, expresó.

En este sentido, la activista Shadé Mamani de la Campaña Actúa, en Bolivia, ejemplificó cómo el método de acción participación y las investigaciones sociales permiten atemperar las propuestas comunicativas.

“Con ese paradigma hemos trabajado con varias organizaciones juveniles, ambientalistas y sobre diversidades sexuales, que han servido para multiplicar nuestros mensajes en estos tres años”, agregó.

Para Mamani, las investigaciones son esenciales para aportar datos y matrices de opinión que permitan transformar narrativas en la sociedad, y sin efecto rebote.

“Acudir a ellas nos permite calar en los grupos sociales e interpelar, con mayores herramientas, las tendencias fundamentalistas”, añadió.

La activista también apuntó las ganancias del trabajo con influencers. “Hemos llegado a espacios donde no imaginamos que podíamos estar”, evaluó.

Por otra parte, su colega Keissy Ximena Restrepo de Parece Normal pero es Violencia, de Colombia, recalcó la importancia de los datos.

“Muestran cuán naturalizada está la violencia machista, especialmente en el control del cuerpo de las mujeres y su forma de vestir”, explicó.

Un momento del intercambio con especialistas de iniciativas en América Latina.

Foto: Cortesía de Dairon RH

Igualmente informó que, “en Colombia, por ejemplo está arraigado el acoso callejero, y el 76 por ciento de las mujeres cree que su seguridad depende de los hombres”, alertó.

“En nuestro accionar nos apoyamos en grupos artísticos y culturales, para llegar a la vida real, el contacto directo con las personas: que el mensaje llegue a ellos”, especificó.

De igual forma, Restrepo remarcó el reto constante de ser coherente y aplicar también a “nuestras vidas las luchas que libramos”.

“Es esencial potenciar articulaciones, lograr unir a personas que quieren sumarse y multiplicar los mensajes”, adicionó.

Desde esta mirada, Mayra García, de la Campaña Evoluciona, de Cuba, subrayó que sin el trabajo de las y los activistas y las redes que se encuentran por todo el país, esta iniciativa comunicativa no hubiera llegado a tantas regiones.

“Potenciamos el fortalecimiento de capacidades, la formación de activistas y la creación de alianzas para lograr que Evoluciona sea sostenible y medible”, apuntó.

Para la periodista, ello permite que, una vez acabado el ciclo de la campaña, la lucha siga en las voces de quienes se formaron y fueron parte de ella.

“Es la única manera de garantizar continuidad y tener resultados a largo plazo, más allá de productos comunicativos interesantes o efectivos en un periodo determinado”, complementó.

Durante la semana, las activistas y comunicadoras de las diferentes campañas reunidas en Basta, apoyada por la oenegé internacional Oxfam, participaron en varias acciones de los 16 días de activismo que actualmente tienen lugar en Cuba. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.