Cuba celebra Día Mundial de la Población

Han transcurrido 20 años desde la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo en El Cairo, Egipto.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

El panel sesionó en el capitalino Centro de Prensa Internacional.

La Habana, 12 julio- Con reflexiones sobre los desafíos que trae el envejecimiento poblacional en las políticas y la necesidad de atender más la juventud, Cuba celebró la víspera el Día Mundial de la Población, fecha señalada por las Naciones Unidas.

Al intervenir en la jornada, que este año asumió el lema “Invertir en la Juventud”,  la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba, Mirta Kaulard, destacó que la nación caribeña puede dar lecciones al mundo en la solución de estos problemas, con enfoques de responsabilidad, respeto a la diversidad y las diferencias.
 
De acuerdo con Jesús Robles, coordinador internacional del Programa del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa), la población joven cubana (de 15 a 29 años), es alrededor de 20 por ciento de los 11,2 millones de habitantes, tiene altos niveles de instrucción, acceso a servicios gratuitos de salud sexual y reproductiva y el reconocimiento de derechos fundamentales.

En el contexto cubano “invertir en la juventud cobra otros significados”.

Robles identificó, no obstante, el desafío local de “dirigir las acciones a apoyar su inclusión efectiva en los procesos de desarrollo”.

A su juicio, se trata de “contribuir con ese proceso dialéctico intergeneracional que está configurando en la sociedad cubana y apoyar a la juventud a adaptarse para el futuro del envejecimiento con creatividad organizativa en las familias, las comunidades, los sistemas de salud y la seguridad social”.

Con una transición demográfica finalizada, como resultado de su desarrollo social, en Cuba desde hace más de tres décadas las tasas de fecundidad están por debajo del nivel de reemplazo y es elevado el índice de esperanza de vida.

Ambos factores configuran una estructura de población envejecida, con 18,3 por ciento de personas de 60 años y más.

Un panel de especialistas -con protagonistas del acontecimiento-, recorrió los caminos transitados por Cuba desde la Conferencia del Cairo (septiembre de 1994), cuando por primera vez los temas de población se enfocaron en las personas.

Según Juan Carlos Alfonso Fraga, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo, de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información, en el mundo los problemas y atavismos son los mismos transcurridas dos décadas de la cita donde participaron líderes de 179 países.

En Cuba, detalló, entre los indicadores en materia de población están una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, una esperanza de vida de 78 años, un índice de desarrollo humano comparable con naciones desarrolladas, debido a que el país de gobierno socialista concibe a la población como objeto y sujeto de desarrollo.

El desarrollo sostenible está articulado a partir de los avances de la población en componentes sociales como educación, salud, empleo, seguridad y asistencia sociales y cultura, entre otros elementos que conllevaron a tener un país envejecido y con baja fecundidad.

Es importante no solo el crecimiento económico cubano, sino cómo se distribuye, enfatizó Alfonso Fraga.

“En un día como hoy tenemos que reflexionar sobre los retos de la baja fecundidad, el decrecimiento poblacional, una elevada fecundidad adolescente, envejecimiento progresivo y familias pequeñas, que funcionan de manera diferente, sobre todo las monoparentales dirigidas por mujeres”, dijo el demógrafo.

El Censo de Población y Viviendas de 2012 arrojó que viven en el país 2,9 millones de jóvenes, entre 15 y 34 años. De ellos, 1,6 millones trabajan y la mayor parte del resto estudia.

De los que trabajan, entre 25 y 30 por ciento son profesionales y técnicos.
 
Por su parte, Teresa Viera, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ), llamó a continuar trabajando en los temas de educación de la sexualidad y la participación de las personas jóvenes.

El doctor Miguel Sosa, presidente de la Sociedad Cubana de Desarrollo de la Familia, aludió al aborto adolescente como un problema de salud.

En la celebración el CESJ presentó la campaña “Adolescentes y jóvenes por una sexualidad responsable”, que llama la atención sobre asuntos como la primera relación sexual, la planificación del embarazo y la prevención de la violencia. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.