Cuba retrata población y viviendas

Este censo es el número 18 en la historia del país y el cuarto de la etapa revolucionaria.

Jorge Luis Baños - IPS

En el censo de 2012 se ha potenciado la temática del agua

La Habana 15 sep.- Con preguntas tradicionales y otras que constituyen novedad en el ámbito censal cubano comenzó este 14 de septiembre en toda Cuba el Censo de Población y Viviendas que se extenderá hasta el día 25.

Esta indagación, la número 18 que se desarrolla en la historia de este país y la cuarta en la etapa revolucionaria, iniciada el 1 de enero de 1959, actualizará datos relacionados con la cantidad de personas que viven en el archipiélago, cuántas viviendas hay y en qué estado se encuentran, el lugar donde viven cubanas y cubanos, cuál es el color de piel predominante y cuáles son los principales padecimientos, entre otros.

Según expertos, también permitirá identificar las diferencias entre los municipios del país, a fin de trazar políticas locales. Por ejemplo, en Plaza de la Revolución, en La Habana, 26 por ciento de la población tiene más de 60 años, mientras que en Moa, en la oriental provincia de Holguín, este indicador alcanza apenas 11 por ciento, por lo tanto esos diferenciales deben ser estudiados a profundidad.

De acuerdo con Juan Carlos Alfonso Fraga, director nacional del censo, entre las preguntas novedosas que también aportarán datos de interés se encuentra la referida a la eliminación de los desechos sólidos, asunto que no estuvo en 2002 y puede servir de estrategia para los servicios comunales y las direcciones de los gobiernos territoriales.

En este punto tan relacionado con la higiene ambiental y la prevención de enfermedades, se indagará sobre la recogida a domicilio, el vertimiento en contenedores, tanque público o área común, quema, enterramiento u otros como puede ser el vertimiento a ríos.

A tono con la importancia del cuidado del medio ambiente y de forma coordinada con el Instituto de Recursos Hidráulicos (INRH), en el censo de 2012 se ha potenciado la temática del agua, con preguntas relacionadas con el abastecimiento (tubería o acarreo), la procedencia (acueducto, pozo, manantial), disponibilidad de tanques o cisternas para almacenaje y la forma en que llega.

Otros cambios ocurridos en el país han sido también considerados a la hora de formular el cuestionario censal, entre ellos, los tipos de combustible empleados en la cocción de alimentos, debido a que desde 2002 Cuba desarrolló un proceso de sustitución del uso del queroseno por electricidad que eliminó casi totalmente el empleo de ese derivado del petróleo.

Algunos asuntos son vistos desde otra mirada. “En 2002, preguntábamos si tenía determinado equipamiento, ahora preguntamos la cantidad y si está funcionando porque eso es lo importante”, dijo, en un programa televisivo, Alfonso, quien reiteró que no se pedirá la propiedad de ningún aparato existente en las viviendas.

Estimados indican que en el tema de la tenencia de equipos los resultados del actual censo serían muy diferentes al panorama de 2002 al existir más medios de computación, música y acondicionamiento de aire, televisores en color y teléfonos celulares, entre otros, luego del levantamiento de restricciones a las ventas en el mercado interno en moneda divisa en los últimos años.

Según Alfonso, el conocimiento de esta tenencia permitirá trazar estrategias de mantenimiento y también para mediciones asociadas al nivel de vida.

En el aspecto educacional el Censo de Población y Viviendas de 2012 incluye por primera vez las maestrías, doctorados y especialidades de posgrados, categorías que ya tienen un peso importante en Cuba.

Otra novedad de esta investigación es la publicación de un Suplemento Informativo sobre características y objetivos de esta encuesta, que incluyó el cuestionario, con el fin de familiarizar a las personas con las preguntas y facilitar las respuestas. Sin embargo, este folleto previsto para distribuir a los hogares no llegó a todas las manos antes de iniciada la indagación, refirieron vecinos de diferentes municipios de la capital cubana.

En abril de 2011, el VI Congreso del gobernante Partido Comunista aprobó las estrategias para el desarrollo económico y social que contempla una alta participación de los gobiernos territoriales en las decisiones económicas y estratégicas de cada territorio.

Al respecto, Luis Cordero, jefe del censo en La Habana considera que esta indagación deviene una herramienta útil y necesaria para la consecución de este propósito, porque nutre de información a todos los niveles de la estructura territorial del país para la toma de decisiones.

“Por ejemplo, al disponerse de información de la cantidad de personas en la edad de la enseñanza primaria, puede determinarse la cantidad de escuelas necesarias, maestros e impresiones de libros de texto, entre otros aspectos”, dijo a la prensa local.

En el actual conteo en Cuba participan unas 100.000 personas. A diferencia de ocasiones anteriores, los encuestadores son mayoritariamente estudiantes de la enseñanza técnico profesional que fueron preparados en un seminario realizado del 4 al 14 de septiembre.

El recién iniciado censo forma parte de la Ronda Mundial de Censos 2010-2012, aprobada por la Comisión de Estadísticas de Naciones Unidas.

La primera encuesta de este tipo en Cuba se efectuó en 1774, en la etapa de colonialismo español, durante la cual fueron realizados en total nueve. Durante el intervención estadounidense, tuvieron lugar dos de estos ejercicios (1899 y 1907), mientras que en la etapa republicana, se aplicaron cuatro (1919, 1931, 1943 y 1953).

Tras el inicio del proceso revolucionario se realizaron tres investigaciones de este tipo, en 1970, 1981 y 2002. En los 18 censos realizados en Cuba se preguntó sexo, edad y color de la piel. (2012)

Vea además:

{youtube}IsCO52HToGM{/youtube}

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.