Cubanas debaten sobre el Paro Internacional de Mujeres

Unos 70 países acogerán la movilización contra la violencia machista, la desigualdad de género y las distintas formas de opresión contra ellas.

En la isla caribeña, se programaron por la fecha actividades como presentaciones de libros y muestras cinematográficas.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 8 mar.- A pesar de la activa campaña de promoción en Internet, y al igual que el año pasado, solo un grupo de activistas y organizaciones de la sociedad civil cubana mostraron solidaridad y disposición a sumarse hoy al II Paro Internacional de Mujeres (PIM).

Las etiquetas #HaciaLaHuelgaFeminista y #WomensStrike colmaron por estos días medios de prensa alternativos y redes sociales, para impulsar el PIM, una iniciativa surgida en 2017 y que en esta ocasión prevé actividades en 70 países.

Bajo la consigna “Si nuestro trabajo no importa, produzcan sin nosotras”, movimientos feministas de todo el orbe convocaron a un paro laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo cuyo llamamiento incluye a mujeres asalariadas y no asalariadas, de todas las orientaciones e identidades sexuales.

En Cuba, las autoridades y medios de prensa, en su mayoría estatales, no se han hecho eco de dicha convocatoria.

Desde Cuba exigen justicia para Berta Cáceres

También este 8 de marzo, la Red de Educadores Populares y la Red ecuménica Fe por Cuba, acompañadas por el no gubernamental Centro Memorial Martin Luther King Jr. recuerdan el segundo aniversario del asesinato de la luchadora ambiental hondureña Berta Cáceres.

La ecologista fue asesinada en la madrugada del 3 de marzo de 2016, en su casa de La Esperanza, a 300 kilómetros al oeste de Tegucigalpa.

Además de exigir justicia contra quienes perpetraron el crimen, una declaración de dichas entidades demandó “respeto a la democracia y al pueblo hondureño”.

Las mujeres de nuestras redes, educadoras populares, cristianas comprometidas, instructoras de arte, delegadas de poder popular, ambientalistas, líderes del barrio, profesoras universitarias, también denunciamos “el papel del fundamentalismo religioso en toda América Latina y en nuestro país”, remarcó el texto.

Valoró que el fundamentalismo “arrincona a mujeres en bancos silenciados” y “muchas veces niega el derecho de ser pastoras en nuestras iglesias”.

Para la conmemoración que coincide con del Día Internacional de la Mujer, la única organización femenina del país, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), invitó a un twittazo para mostrar “algunas de las razones por las que las mujeres cubanas votamos #PorCuba, el próximo 11 de marzo”.

Ese día sucederá una jornada electoral donde más de 8.000.000 de cubanas y cubanos elegirán a los integrantes del próximo parlamento, que luego votarán, el 19 de abril, por un nuevo presidente.

La FMC convocará hoy al X Congreso de la organización, que se celebrará del 5 al 8 de marzo de 2019, durante un acto por la efeméride en la central provincia de Sancti Spíritus.

Hace un año, las cubanas tampoco se sumaron al PIM, una movilización que estuvo casi ausente en los medios oficiales y no oficiales.

Entonces, pocas organizaciones como el Instituto de Filosofía, el no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero, el Centro Pablo de la Torriente Brau y Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual, entre otros, mostraron solidaridad con el suceso.

Razones (cubanas) para el paro

Para la investigadora Ailynn Torres, la consigna del PIM invita a pensar sobre el trabajo a veces invisible de las mujeres, como la “doble jornada femenina”, que incluye el trabajo asalariado y las labores no remuneradas en los hogares, como cuidadoras.

“Que sean las mujeres las que paren, mostrará cuáles son los sectores que están más feminizados y el peso que tiene la fuerza de trabajo femenina en la economía de los países”, señaló.

Sostuvo que casi la mitad de las cubanas en edad laboral carecen de una relación formal con algún sector productivo o de servicios. Aunque, dijo, ellas producen fuerza de trabajo, “reproducen la vida en situaciones de escasez aguda y de carencia de infraestructuras públicas de cuidados”.

A juicio de Torres, las autoridades suelen destacar “que la legislación revolucionaria cubana se ha identificado con la promoción de la presencia y equidad de las mujeres en los espacios productivos y de dirección, y que gozamos de derechos aún incumplidos por otros Estados”.

No obstante, consideró que apenas se habla de que, “en nuestro país, las mujeres estamos sobrerrepresentadas en los grupos de menores ingresos y en la franja de pobreza”.

Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía de la Universidad de La Habana, subrayó que las medidas económicas y sociales adoptadas en los últimos años han afectado considerablemente algunos de los derechos conquistados por las mujeres en el proceso revolucionario.

“Hay una vuelta de la mujer cubana al hogar y un reacomodo de las relaciones de género hacia prácticas patriarcales, lo cual contrasta con el número significativo de mujeres profesionales y promovidas a puestos de gobiernos y de toma de decisiones en espacios locales”, continuó.

Lamentó también que, a pesar del trabajo de sensibilización y capacitación de género en Cuba, “muy pocas mujeres se identifican feministas, aunque se reconocen abiertamente críticas del machismo y defensoras de los derechos de las mujeres”.

De igual forma, la activista Marta María Ramírez expuso a través de su cuenta en Facebook, las que consideró como “nuestras razones para ir a la huelga (debido) al hastío que nos provoca el #Patriarcado y su ideología: el #machismo”.

Entre las 42 exigencias, Ramírez incluyó la aprobación urgente de un nuevo Código de Familia justo y la necesidad de normas para la adopción, que incluya a personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales y queer.

A ello sumó la importancia de una ley específica e integral para prevenir la violencia machista, que incluya el acceso público a información sobre feminicidios y otras formas de violencia de género, incluido el acoso callejero.

Añadió, finalmente, un punto 43: la tipificación del feminicidio en el Código Penal. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.