Documental cubano recoge sensibles testimonios sobre víctimas y victimarios

Especialistas insisten en la necesidad de un protocolo integral para el abordaje del fenómeno.

Proyección del audiovisual “Consecuencias”, de la realizadora Ana Margarita Moreno, en la sede del Grupo Gaia Teatro de La Habana, emplazada en el municipio Habana Vieja.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 21 nov.- Historias que narran la violencia de género y muestran, de manera desgarradora, el modo en que mujeres y hombres son víctimas y victimarios, están recogidas en el documental Consecuencias, de la realizadora cubana Ana Margarita Moreno.

Mediante entrevistas directas y el empleo de ilustraciones, el cortometraje detalla diferentes situaciones de intimidación hacia niñas, niños, hombres y mujeres que desencadenaron en finales delictivos, incluido el homicidio.

Más de una decena de conmovedores testimonios de personas en reclusión, detallan cuáles circunstancias asociadas a la violencia provocaron que ellas permanezcan hoy en cárceles cubanas.

Ataques físicos, sexuales, psicológicos y económicos denuncian tanto dolientes como agresores, en un filme que alerta sobre las secuelas sistémicas de un fenómeno presente en la sociedad cubana actual.

En varios de los casos mostrados, se evidencian escenas precedentes de violencia familiar, así como la influencia de los entornos educativos, sociales y mediáticos.

Más sobre la obra

Consecuencias estuvo auspiciado por el Centro Oscar Arnulfo Romero, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación y la Asociación Cubana del Audiovisual.
El material tuvo como precedente a Los machos, cinta que aborda los diferentes roles desempeñados por los hombres en la sociedad cubana contemporánea.
Por su calidad conceptual, el documental recibió este año el premio Caracol de la no gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en la categoría de mejor dirección documental.
Además fue acreedor, en dicho certamen, de los lauros colaterales otorgados por el estatal Centro Nacional de Educación Sexual y la Federación de Mujeres Cubanas.

La propuesta fílmica también sirve para alertar sobre la poca efectividad de los mecanismos legales del sistema penal cubano.

“Yo hice denuncias varias veces, y no pasaba mucho”, insistió una de las protagonistas.

“En otras ocasiones, las mujeres retiramos la acusación por miedo a la reprimenda posterior de nuestras parejas, por temor a la imagen pública o para proteger a nuestros hijos”, aclaró otra de las implicadas.

Desde esta mirada, una de las voces recogidas en el documental recalcó la necesidad de que las instituciones sociales competentes actúen con mayor certeza.

“Algo hay que hacer, entre todos: Policía Nacional Revolucionaria (PNR), la Casa de la Orientación de la Mujer, las escuelas”, agregó.

Por su parte, uno de los entrevistados recalcó que la violencia afecta a toda la sociedad.
“Con una mujer sufre, hay un país que sufre”, apuntó.

En este sentido, la realizadora explicó que el material pretende mostrar cómo todos y todas somos responsables en sucesos como los que alertan los entrevistados.

“Ellos asumieron decisiones complejas, no llegaron ahí solos: ¿cuánto influimos en ello?”, preguntó Moreno.

Para la también productora, el principal valor de esta entrega radica en que son las propias víctimas y victimarios quienes relatan sus experiencias.

“Nadie conoce mejor que ellos, las causas y repercusiones de la violencia”, remarcó.

“Fue un acto valiente que, todavía cumpliendo sanciones, contaran sus vivencias ante las cámaras”, adicionó.

Debate público tras la proyección del documental.

Debate público tras la proyección del documental.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

“No quería ficción en las historias, sino ver, mostrar, descubrir, dejar constancia de lo que les ocurrió a esos seres humanos y profundizar en sus sentimientos”, amplió.

La artista refirió que cada uno de los protagonistas, desde sus concepciones y formas muy particulares, dijeron: “¡Paremos esto ya!”.

De esa manera, la directora valoró a Consecuencias como un proyecto difícil no solo por la producción cinematográfica sino por la variedad ética de los testimonios.

En este aspecto, la realizadora recalcó que el compromiso y responsabilidad son las principales motivaciones que la nutren como realizadora.

En una de las presentaciones del documental durante la Jornada Nacional por la No Violencia hacia las Mujeres y las Niñas, el pasado 17 de noviembre, en la sede de la Plataforma Cultural Casa Gaia, el público asistente debatió sobre el problema y pidió mayores acciones comunitarias al respecto.

Otros de los reclamos fueron la urgencia de crear mejores mecanismos legales para enfrentar el tema, así como una efectiva implicación de las diferentes instituciones sociales y organizaciones políticas.

“Esta propuesta tiene un valor increíble. Nos acerca a un tema dolorosamente real”, consideró la investigadora Ivón Ernand.

La especialista en Género y Salud expuso cómo la violencia debe abordarse de forma sistémica.

“Tenemos fortalezas en determinados espacios e instituciones que no las aprovechamos. Falta mucha sinergia”, detalló.

En su intervención, Ernand denunció la ausencia en el país caribeño de un protocolo integral de atención a la violencia de género. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.