Dramaturgas pueden hacer la diferencia

Un foro internacional busca estimular el protagonismo de las dramaturgas y directoras teatrales.

Archivo IPS Cuba

En Cuba existen solo 13 directoras de teatro, mientras que 63 hombres se desempeñan en esa misma responsabilidad.

La Habana, 11 mar.- Activistas, creadores e investigadores debatieron sobre cómo las artistas teatrales pueden contribuir a cambiar los imaginarios sociales sobre la mujer en culturas predominantemente patriarcales, en la VI Bienal Internacional de Dramaturgia Femenina “La Escritura de la/s Diferencia/s”. El encuentro desarrollado en esta capital entre el primero y el 10 de marzo, en salas capitalinas de teatro y otras sedes como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, aunó a representantes de 9 países, que identificaron ideas comunes para analizar desde el arte, sobre todo aquellas relacionadas con las mujeres.

La italiana Alina Narciso, principal promotora de la iniciativa que desde 1999 busca más participación femenina en la dramaturgia contemporánea, argumentó que al arte le corresponde en buena medida pensar en cómo renovar el feminismo.

A su juicio, se necesita refundar esta filosofía para que guarde relación con las distintas realidades del mundo y sea, al mismo tiempo, capaz de pensar la sociedad de una manera distinta, mucho más allá de la cuestión de los derechos.

Teniendo en cuenta las fracturas sufridas por el movimiento feminista en el mundo a partir de los años 80 del siglo pasado, las teatristas reunidas en La Habana consideraron que urge dotar a las luchas por la emancipación femenina de un pensamiento más universal e inclusivo.

Las personas reunidas en el taller coincidieron en que desde los espacios culturales se deben asumir posiciones de alerta y generarse acciones radicales contra la discriminación y la violencia hacia la población femenina.

Para la cubana Esther Suárez, otra de las organizadoras del concurso y taller “La Escritura de la/s diferencia/s”, el teatro sufre la presencia de estereotipos muy arraigados sobre la construcción de lo femenino y la participación de las mujeres en los espacios de dirección.

El problema anterior no es exclusivo de esa manifestación artística, según lo hicieron notar otras especialistas como la profesora de la Universidad de La Habana (UH), Teresa Díaz Canals y la investigadora Zaida Capote.

Esta última observó, no obstante, que en la escena teatral cubana se sienten aún más determinadas ausencias, como el tratamiento del tema del suicidio, que sí es recurrente en la obra de escritoras y fotógrafas de la isla caribeña.

Por su parte, la presidenta de la Cátedra de la Mujer de la UH, Norma Vasallo, intercambió con las dramaturgas, actrices y directoras, sobre el proceso de construcción social de las asimetrías entre hombres y mujeres.

“En el mundo se van construyendo mitos que contribuyen a que esas disparidades continúen marcándose”, dijo. “El problema se genera cuando las diferencias se convierten en algo que legitima la desigualdad o cuando se crea alrededor de ellas un estado de dependencia”, amplió la psicóloga.

La mayoría de las creadoras presentes en la bienal reconocieron que desde el arte en todas las latitudes se promueve muy poco la ruptura de los esquemas que sitúan a los hombres en ventaja sobre las mujeres.

“Las mujeres no acabamos de reconocer toda nuestra responsabilidad en el mundo patriarcal”, expresó la escritora y fotógrafa española Eva Guillamón, una de las ganadoras de la última edición del concurso.

Del mismo modo, la directora teatral ecuatoriana Susana Nicolalde reconoció que “las mujeres artistas hemos creído hasta ahora que las causas feministas han sido superadas, y por ello los temas se abordan muy poco en el entorno del teatro”.

La idealización del cuerpo femenino, el machismo alentado por las propias mujeres, la educación de la familia y los conflictos en torno a la maternidad, fueron temas sugeridos por las y los asistentes al encuentro para ser abordados por el arte, gracias a un ejercicio promovido por comunicadora cubana Isabel Moya.

Además de los talleres, los grupos cubanos Teatro de la Villa, Teatro D´dos, Estudio Teatral Vivarta, Teatro El Cuartel y la Compañía Hubert de Blanck, asumieron la puesta en escena y el estudio para montaje de algunas de las obras premiadas en el concurso –que también se compilaron en un libro-, para exhibirlas en salas cubanas.

La Bienal Internacional de Dramaturgia Femenina y el certamen tienen como objetivo estimular la creación de las mujeres para el teatro y mantener una red internacional de profesionales para facilitar la circulación, el conocimiento de los textos y el intercambio de experiencias. (2013)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.