Embarazo en la adolescencia en la mira

Especialistas reconocen que el fenómeno constituye un problema de salud y también social.

Archivo IPS Cuba

Cuba debe seguir trabajando en la prevención del embarazo en la adolescencia.

La Habana, 11 jul.- Por sus consecuencias psicológicas, de salud y sociales, disminuir los embarazos en la adolescencia es el tema principal este año del Día Mundial de la Población, al que Cuba se suma en una jornada de tres días con paneles, talleres y acciones de prevención en sitios frecuentados por jóvenes.

Alrededor del 30 por ciento de muchachas y muchachos de la nación caribeña tienen su primera relación sexual sin protección, por lo que muchas de ellas terminan en embarazos no deseados o en abortos, alertó la investigadora Grisel Rodríguez, del estatal Centro de Estudios Demográficos (Cedem).

En un panel organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Rodríguez insistió en que a partir de 2004 creció el peso de la fecundidad adolescente en la fecundidad total, de 14,8 en 2003 hasta 16,2 en 2011. El pasado año este indicador fue de 16, reveló.

Los altos niveles de fecundidad en las adolescentes de los años 80 del siglo XX descendieron, sin embargo se han incrementado progresivamente hasta alcanzar 57,3 por mil en 2011 y 53,6 por mil en 2012, dijo.

Enfatizó en la situación de las provincias orientales que presentan las cifras más elevadas, como Las Tunas, donde 76 por mil tuvieron hijos en el año anterior.

Datos del Ministerio de Salud Pública indican que en 2012 se realizaron 22.424 abortos inducidos en adolescentes, de ellos 54,4 por ciento por vía quirúrgica, la de más alto riesgo.

Rodríguez llamó la atención de que la fecundidad se mantiene estable en el grupo de 12-14 años; disminuye ligeramente en 18-19 años y crece en las comprendidas entre 15-16 años.

A partir de un análisis de los estudios realizados en los últimos tiempos por el Cedem, el Cenesex, el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, la estudiosa Natividad Guerrero conformó un panorama de la problemática en el país.

Este arrojó, entre otros elementos, que la primera relación sexual se produce en varones entre 10 y 14 años y en las muchachas, de 12 a 15 años; suelen hacer un pobre empleo de anticoncepción; prefieren los dispositivos intrauterinos que no protegen contra infecciones de transmisión sexual (ITS); y tienen prácticas sexuales ocasionales, a partir de fiestas u otras actividades recreativas y en la casa del varón.

Según Guerrero, en este segmento poblacional predomina la baja autoestima, pobre motivación, sueños y proyecciones; desconocimiento y desinformación sobre sexualidad. También identificó que este grupo suele concebir las relaciones sexuales como alternativas de esparcimiento; procede de familias de bajos ingresos; presenta deserción escolar y accede a ofertas no atractivas de empleo.

Otros elementos son la baja percepción de riesgo sobre el embarazo y sus consecuencias, embarazos no planificados, cambio frecuente de pareja, no se identifica quién es el padre, carecen de preparación para asumir la maternidad y la paternidad, y las jóvenes tienden a tener más hijos con diferentes padres.

El médico Miguel Sosa, en representación del Programa Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, se refirió a la política trazada sobre la fecundidad para enfrentar el acelerado envejecimiento poblacional, lo que requiere de cambios estructurales y conceptuales.

Asimismo, habló sobre las interrupciones de embarazo.

“El aborto es un logro, uno de nuestros éxitos, pero nosotros hemos hecho un uso irracional de él. No hablamos con soltura ni a adolescentes ni a nadie de los riesgos que tiene el aborto”, consideró el experto.

Datos del Ministerio de Salud Pública indican que en 2012 se realizaron 22.424 abortos inducidos en adolescentes, de ellos 54,4 por ciento por vía quirúrgica, la de más alto riesgo.

“En Cuba, de las mujeres en edad fértil, 63 por ciento tiene más de 30 años. Hay una infertilidad de 38 por ciento y la mitad es por obstrucción tubaria, causada por haberse hecho un aborto”, enfatizó.

Entre las líneas trazadas por el Ministerio de Salud Pública, amplió, se encuentra “evitar el aborto a toda costa”, con educación y también con la introducción progresiva de la anticoncepción de emergencia.

El sexo desprotegido es usual en las primeras relaciones sexuales de jóvenes en Cuba, por lo que puede causar embarazo precoz.Según Jesús Robles, coordinador de Programas del Fondo de Población de Naciones Unidas, aunque Cuba ostenta una de las tasas de embarazo en adolescentes más bajas de América Latina y el Caribe, este indicador no tiene el mismo comportamiento de otros como la mortalidad materna e infantil, que son comparables o mejor que los de países desarrollados.

A su juicio, las políticas públicas y los programas sociales del país que benefician a la mujer y a la familia como el acceso a la educación, la posibilidad de superación y empleo y el libre acceso a la salud sexual y reproductiva, son las reservas para atender este desafío.

Dentro de la jornada, promotores de la Red de Jóvenes del Cenesex brindan consejería cara a cara, realizan actividades lúdico-educativas y entregan materiales educativos en lugares frecuentados por la juventud, como playas y discotecas.

En el Día Mundial de la Población, que se celebra hoy, el popular grupo musical cubano Mucho Ruido se suma a las acciones con un concierto en el Pabellón Cuba, ubicado en la céntrica Rampa habanera, luego de participar junto a promotores en espacios de capacitación. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.