Especialistas piden más políticas para las juventudes

La escasez de estrategias en busca de la inclusión del sector juvenil afecta su desarrollo en la sociedad cubana actual, según especialistas.

Jorge Luis Baños - IPS

Las y los jóvenes cubanos comienzan a trabajar a los 19 años de edad.

La Habana, 9 mar.- Aunque en Cuba las políticas dirigidas a la juventud aumentaron en los últimos años, aún faltan más estrategias en pos de una mayor participación de las nuevas generaciones en el desarrollo del país, trascendió en el Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventud. En la isla caribeña existe hoy una mayor organización, conciencia y voluntad política para incluir más a las juventudes, expuso el investigador Luis Gómez Suárez, en la cita que sesionó de 6 al 8 de este mes en el capitalino Palacio de las Convenciones, bajo el lema “El mundo juvenil ante los retos al desarrollo poblacional, la participación y la equidad”.

A su juicio, todavía quedan muchos problemas por resolver, sobre todo en las áreas de educación y empleo, añadió el trabajador del estatal Centro de Estudios de la Juventud, que organiza el foro. Los gobiernos de todo el mundo deben ganar conciencia sobre la necesidad de atender a sus jóvenes, pues son el futuro de cualquier país, destacó.

El experto reveló que la aplicación de estrategias demasiado homogéneas deja rezagados a quienes viven en zonas rurales y áreas marginales citadinas, o a las mujeres y niñas, pues no focalizan su atención en los diferentes sectores y comunidades. Según estudios divulgados en el congreso, el acceso masivo a la educación contribuye a que la mayoría de la juventud cubana posea proyectos profesionales futuros. Asimismo, el 42,5 por ciento de ese sector poblacional trabaja en la actualidad, mundo en el que suele adentrarse con un promedio de 19 años de edad para ambos sexos.

Las juventudes trabajadoras se encuentran mayormente hoy en el empleo estatal. En general, las ocupaciones más aspiradas por la población juvenil son las relacionadas con el turismo, los pequeños negocios privados con licencia y las empresas mixtas, firmas y corporaciones.

Por ello, investigadores proponen que en Cuba se deben formar competencias laborales desde edades tempranas, perfeccionar los procesos de orientación y formación profesional, elevar la productividad del trabajo, estimular la integración social de las y los jóvenes del sector no estatal y elevar la satisfacción laboral en todas las áreas de la economía.

Por su parte, la psicóloga Laura Domínguez identificó en sus estudios sobre los proyectos de vida de las y los jóvenes, que a muchos les cuesta articular acciones para lograr sus metas, carecen de una noción del tiempo necesario para alcanzar sus objetivos, no prevén posibles obstáculos o no son muy persistentes a la hora se seguir un camino.

Otros retos que enfrenta la población joven son la notable desigualdad de ingresos y la carencia de espacios de realización y reconocimiento social.

La cita, que aúno también a más de 200 participantes extranjeros, incluyó resultados de estudios sobre la configuración de las identidades culturales en la juventud, la sexualidad, la marginalidad, la violencia, la trayectoria a la vida adulta y los problemas migratorios. (2013)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.