Estrategia por la igualdad de género desanda los campos cubanos

El documento programático se implementará en todas las instituciones y organizaciones pertenecientes al Sistema de la Agricultura hasta el 2020.

El taller Agricultura en Cuba: tierra fértil para la igualdad de género incluyó la celebración de una feria de experiencias y buenas prácticas.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 10 nov.- Propiciar espacios de capacitación, articulación, participación y liderazgo de las mujeres, así como favorecer cambios en la gestión institucional para promover la igualdad de género, son algunas de las propuestas incluidas en la Estrategia de Género del Sistema de Agricultura en Cuba (SAC).

La iniciativa, al parecer pionera en el sector, se consolidó en el taller nacional Agricultura en Cuba: tierra fértil para la igualdad de género, efectuado en la capital cubana los días 2 y 3 de noviembre. En la cita, más de 100 mujeres y hombres del sector agrícola, tabacalero y forestal proyectaron acciones futuras en cada territorio del país.

“Algo está cambiando y se están desmontando una serie de estereotipos sobre lo que es ser hombre o mujer en el sector agrícola y en las comunidades rurales en general”, expresó María Antonia Torres, quien recibió en el encuentro un reconocimiento por parte de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

“Lo alcanzado no avanza al ritmo que quisiéramos, pero paso a paso llegan los resultados y no podemos cansarnos”, agregó la también profesora del estatal Centro Nacional de Capacitación Niceto Pérez, ubicado en el municipio de Güira de Melena, a 41 kilómetros al sur de La Habana.

En Cuba, las mujeres representan solo 18,2 por ciento de las personas incorporadas al trabajo agrícola, forestal y tabacalero.

En Cuba, las mujeres representan solo 18,2 por ciento de las personas incorporadas al trabajo agrícola, forestal y tabacalero.

Foto: Archivo IPS Cuba

Con ello coincidió Dilcia García, responsable del Programa de Género en la Asociación Cubana de Producción Animal, para quien “el trabajo por la igualdad es una carrera de resistencia, donde lo importante es el esfuerzo diario y no competir por alcanzar rápidamente las metas”.

A su juicio, “la mayoría de la población cubana considera que la igualdad se ha conquistado, pero con solo mirar a nuestro alrededor, apreciamos cómo todavía quedan brechas e inequidades por resolver”.

Subrayó, además, que uno de los temas prioritarios contemplados en la estrategia del SAC “es la formación de capacidades”.

Al respecto, puntualizó “que si bien es importante la sensibilización de un mayor número de personas, los cambios más profundos se logran con capacitación, aspecto indispensable para garantizar la sostenibilidad de los procesos y no depender de un grupo de personas enamoradas o comprometidas con el tema”.

“Muchas de las incomprensiones de algunas personas en puestos de dirección tienen que ver con el desconocimiento. Por eso necesitamos insistir en la formación”, acotó.

Oportunidades

Directivas y directivos de instituciones y organizaciones cubanas, así como representantes de varias agencias de la cooperación internacional que acompañaron el proceso de construcción de la Estrategia de Género del SAC, valoraron la importancia del documento.

Julia Muriel, directora de Cuadros del Ministerio de la Agricultura, explicó que la herramienta favorece “el empoderamiento económico de las mujeres, el fortalecimiento de capacidades, la articulación de actores, el seguimiento, monitoreo y evaluación, la comunicación y gestión del conocimiento y la innovación”.

De igual modo, resaltó que otras líneas de trabajo fundamentales son “la conciliación de la vida familiar y laborar, los cambios en la gestión institucional, potenciar la igualdad de género y el trabajo con los hombres para eliminar actitudes machistas”.

La directiva manifestó igualmente “satisfacción por el empleo de una comunicación inclusiva y cercana al lenguaje agropecuario en cada uno de los productos comunicativos creados”.

Por su parte, Teresa Amarelle, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, comentó que “la estrategia debe ser un traje a la medida, que permita implementarla de acuerdo a las necesidades de cada lugar y también evaluar su impacto”.

Jerome Fauré, director de Oxfam en Cuba, señaló que “se ha llegado a este momento por la voluntad del Ministerio (de la Agricultura), donde la igualdad de género no es un documento o una cuestión técnica, sino un elemento esencial de su política”.

En su opinión, “la importancia de la estrategia es mayor porque ha sido elaborada con una metodología participativa, profunda y gestada desde las bases productivas”.

Retos

El taller Agricultura en Cuba… también propició espacios de debate y paneles en los cuales se identificaron algunos desafíos que pudieran frenar o disminuir el éxito de la Estrategia de Género del SAC.

“Durante la implementación debemos tener en cuenta que no se puede trasladar nada de una cultura a otra, de un territorio a otro, porque cada contexto tiene sus propias particularidades”, apuntó Idalmis Nazco, presidenta de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales.

Además, la directiva señaló que “para vencer obstáculos como la falta de sensibilidad y de prioridad dada en ocasiones al tema, no basta con la voluntad política. Necesitamos apoyo financiero”.

Otra demanda estuvo relacionada con la necesidad de que la cartera agrícola ofrezca información desagregada por sexo.

“Esas estadísticas no deben tenerse como algo formal, sino como vitales en el trabajo diario, para conocer las brechas y a partir de ahí planificar qué acciones acometer y cómo vamos a revertir las inequidades”, refirió Dilcia García. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.