Extensa urbanización de Cuba

Más del 75 por ciento de la población cubana vive en zonas urbanas. ¿La actual reforma agrícola podrá atenuar este proceso?

Jorge Luis Baños - IPS

La oriental provincia de Granma, a unos 800 kilómetros de la capital, presenta el menor grado de urbanización de la nación

La Habana, 11 sep.-. Cuba tiende a la urbanización desde hace años y el Censo Nacional de Población y Viviendas levantado en septiembre de 2002 lo confirmó.

Según datos de esa indagación estadística, el 75,9 por ciento del total de la población cubana reside en zonas urbanas.

Las cifras del Censo también confirmaron que la provincia más urbanizada del país era la entonces Ciudad de La Habana, con un 100 por ciento de urbanización. En el otro extremo de la línea comparativa se encontraba la oriental provincia de Granma, a unos 800 kilómetros de la capital, con el menor grado de urbanización de la nación, de un 65,8 por ciento.

Hasta dónde esta tendencia se mantiene inalterable o puede atenuarse, como resultado de la reforma económica cubana que intenta potenciar la producción agropecuaria a través de la entrega de tierras en usufructo, podría ser una de las revelaciones del próximo censo, previsto para septiembre de 2012.

En la isla, para los procesamientos estadísticos, se adopta como definición de población urbana a aquella que reside en asentamientos de mil y más habitantes, precisa el tríptico “Urbanización en Cuba”, editado en 2009 por el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE), de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), como parte de la Colección Estadísticas.

La densidad poblacional del país en 2002 era de 101,7 habitantes por kilómetro cuadrado y la población se concentraba en 593 asentamientos urbanos y 6.482 rurales.

En tanto, en 7.075 asentamientos poblacionales del territorio nacional residía el 92,5 por ciento de su población. Apenas 835.297 personas vivían en los llamados asentamientos dispersos: en las montañas se concentraba el 6,2 por ciento de las cubanas y cubanos, mientras en los cayos, un magro 0,01 por ciento.

Más de la mitad de la población vivía entonces en ciudades de 20.000 y más habitantes, y un 39,4 por ciento habitaba en las que superaban las 100.000 personas. Sólo tres provincias registraban totales de habitantes por encima del millón: la capital, entonces nombrada Ciudad de La Habana, y dos de las orientales: Holguín y Santiago de Cuba, en orden descendente.

Como dato curioso, en la central provincia de Matanzas, se encuentra la Ciénaga de Zapata, el municipio de mayor extensión y menor población del país, con apenas 9.000 habitantes. En esta zona, considerada una reserva natural de gran importancia, se ubica el mayor humedal de la región el Caribe y su densidad poblacional es solo de seis habitantes por kilómetro cuadrado.

Durante el periodo entre los censos nacionales de 1981 y 2002, la población urbana de Cuba creció en un 1.762.299 habitantes, lo que representa un ritmo de crecimiento promedio anual de 11,1 por mil habitantes, que es “resultado de la desaceleración de la urbanización como consecuencia de la crisis económica de los años 90 y del perfeccionamiento de la metodología para la clasificación de un asentamiento como urbano”, asevera la ya citada publicación del CEPDE. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.