Joven realizadora estrena obra sobre adultas mayores

Fue producida por el Proyecto Palomas que se especializa en documentales para el activismo social.

la sala Charles Chaplin fue el espacio donde se presentó el documental del proyecto Palomas.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 11 oct.- La perseverancia, tristezas, alegrías, sueños y temores de un grupos de cubanas en la tercera edad recoge el documental “Mujeres… el alma profunda. Las Hijas de las Estrellas”, de la realizadora Ingrid León, estrenado la víspera en esta capital.En la sala Charles Chaplin, con espectadores de pie en los pasillos, la presentación de esta producción audiovisual del proyecto Palomas reunió al equipo de realización y protagonistas en una de las propuestas del Festival Les Voix Humaines, coordinado por el músico Leo Brouwer y dedicada al Día Mundial de la Adultez Mayor.

Testimonios tristes, por momentos muy duros, cargados de desilusiones, historias de maltratos, abandonos, violencia de género y separación de los hijos por la emigración, se mezclan con evidencias de fortaleza, voluntad para sobreponerse a adversidades múltiples de trabajadoras del hogar, actrices, profesoras, cuidadoras, madres, hermanas e hijas.

Frente a la cámara, con cicatrices en el alma y el cuerpo, estas cubanas comparten sus dolores y temores, con textos que remarcan el derecho a la autonomía, un trato digno, adquirir conocimiento pese a la edad, a que su voluntad y sus decisiones sean respetadas y vivir su sexualidad.h_MG_6285 copy

Con 35 minutos de duración, la cinta integra poesía, obras de las artes plásticas y música, dentro de un guion trazado por León, quien desde hace cinco años integra el colectivo de la Casa Productora de Audiovisuales para el activismo social Proyecto Palomas.

Las protagonistas son Francisca Ulloa (Panchita), Caridad Hernández, Ester María Nach, Carmen Almodóvar, Dorca María Domínguez, Elena Margarita Rode, Wendy Hernández, María Estela Tauler, Ana Rosa Hernández, Olga Navarro, María Obelia Blanco y María Teresa Valdés.

Acompañaron a León en la edición, Laura Alejo; en la banda sonora, la realizadora Lizette Vila y los textos son de la escritora Teresa de Jesús Fernández. Mientras la narración la asumió la actriz Verónica Lynn, Premio Nacional de Teatro, Beatriz Márquez interpretó las canciones y la música fue compuesta por Beatriz Corona.

El equipo del proyecto demostró su profesionalidad y compromiso con los temas de género, al captar momentos de clímax y confesiones dolorosas, sin dejar escapar revelaciones que hicieron reír al auditorio.

Un aplauso espontáneo y cerrado se produjo mientras corrían los créditos, como muestra de la aprobación del público y de reconocimiento a la fuerza de voluntad y las ganas de vivir que desbordan las entrevistadas.

“Considero que nos hacen falta espacios como este, porque nosotras no tenemos muchos lugares paras expresar lo que sentimos”, dijo a la Redacción IPS Cuba Ildelisa Rodríguez, de 53 años, integrante del grupo Alas por la vida, de mujeres con amputación de seno.

Por su parte, la profesora Eulalia Díaz contó: “Me encantó, porque se refleja la vida de cubanas de diferentes sectores, algo que nos engrandece y nos hace seguir adelante”.

Teresa Lara, investigadora en temas de género, consideró que el documental es “algo diferente, que trata de expresar todo ese trabajo invisible que se hace por eliminar la desigualdad y la violencia y por la diversidad y la inclusión”.

A su juicio, este material debe tener mayor difusión, sobre todo entre el público joven, pues la mayoría de la audiencia estuvo integrada por adultos mayores, investigadores, personas relacionadas con la cooperación internacional y proyectos comunitarios, comprometidos con estos temas.

“Cuando se habla de mujeres, generalmente conmueve. En este caso, se trata de personas de pueblo, de esas tantas que en nuestro país tienen múltiples historias por contar. Fue muy conmovedor y con muchas enseñanzas para las generaciones más jóvenes”, dijo la médica Iliana Trápaga.

“Me siento emocionado, esto lo ayuda uno a pensar, a valorar a las mujeres y las madres cada día. Nos hace mirar atrás para ver cómo las tratamos”, confesó Antonio Emilio Araujo, hijo de una de las entrevistadas, Ana Rosa Hernández.

Ingrid León defiende la diversidad y la igualdad de oportunidades para todas las personas. Su anterior obra, “Mujeres, la hora dorada”, sobre la vida de otro grupo de mujeres en situaciones extremas, tuvo una excelente recepción entre espectadores sensibilizados con la equidad de género. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.