OAR, una organización cubana que teje redes por la paz

Especialistas del centro asesoraron una teleserie, que es pionera en abordar como tema central la violencia hacia mujeres y niñas en Cuba.

Varias comunidades de Pinar del Río, La Habana y Matanzas han recibido los beneficios de la labor desplegada por OAR.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 22 nov.- En busca del crecimiento humano, las relaciones equitativas de género y la no violencia hacia las mujeres y las niñas, el no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR) articula un programa estratégico con varios años de experiencia y credibilidad pública.

La labor de la organización de inspiración cristiana fue analizada la víspera en un panel en la sede de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, como parte de la Jornada Nacional por la No Violencia hacia las mujeres y las niñas, que se desarrolla durante noviembre y diciembre en 10 de las 15 provincias cubanas.

“Nuestro objetivo es promover relaciones equitativas de género en la sociedad cubana, desde la espiritualidad, la pluralidad y la participación”, insistió Laritza González, especialista de Fortalecimiento Institucional del centro.

OAR también gestiona experiencias de transformación social y procesos de atención comunitaria.

OAR también gestiona experiencias de transformación social y procesos de atención comunitaria.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

González explicó que OAR también gestiona experiencias de transformación social y procesos de atención comunitaria, y acompaña diversas iniciativas locales de promoción de la igualdad y a favor de la no violencia de género.

El funcionamiento de consejerías para la atención a mujeres sobrevivientes de violencia, la puesta en marcha de proyectos artísticos relacionados con la problemática y el impulso a emprendimientos económicos femeninos en distintos municipios del país, figuran entre las acciones del centro.

“Hemos apoyado además la inserción social y atención comunitaria a mujeres víctimas y sobrevivientes de hechos de violencia”, argumentó González.

Varias comunidades de Pinar del Río, La Habana y Matanzas han recibido los beneficios de la labor desplegada por OAR.

“Queremos formar hombres y mujeres con una conciencia crítica y un activismo social”, remarcó la especialista.

En función de su compromiso con una práctica social transformadora, la organización promueve la sensibilización en estos temas, así como la formación de multiplicadores.

Teleserie Rompiendo el silencio

Durante la conferencia de prensa se dio a conocer que a finales de año se estrenará la teleserie Rompiendo el silencio, una de las primeras propuestas audiovisuales que aborda, como tema central, la violencia hacia las mujeres y las niñas.
El material contará con nueve capítulos y estuvo asesorado por OAR, explicó Mareelén Díaz, vicedirectora del Área de Equidad Social, Género y Desarrollo del centro.
Díaz insistió que la serie dramática revelará múltiples aristas del fenómeno presente en la sociedad cubana actual.
Cada propuesta se identificará con el nombre del conflicto preponderante: Contagio, Estrés, El secreto, Amenaza, Confusión, Aprensión, Silencio, Inocencia y Oscuridad.
Dirigido por los realizadores cubanos Legna Pérez y Rolando Chiong, este ciclo de capítulos monotemáticos tendrá un horario nocturno de emisión por el canal estatal Cubavisión.
Como parte de la entrega televisiva, también saldrá un videoclip con el tema musical de la novela, creado por la popular cantante urbana Telmary y el artista Amaury Rodríguez.

González destacó, a su vez, el trabajo realizado con hombres de zonas vulnerables del occidente cubano, en función de prevenir la violencia sexual.

De igual forma, esta institución sin ánimo de lucro potencia espacios de reflexión y debate público sobre el problema de la violencia en la Cuba actual.

“Aunque el país no muestra los índices de violencia, no podemos estar ajenos a este dilema social”, expresó Gabriel Coderch, director del centro.

Coderch aclaró que no se puede ocultar la existencia de manifestaciones puntuales de desigualdad de género.

“Debemos mirar hacia adentro, y solucionar nosotros mismos nuestras deficiencias”, arguyó.

“El Estado se ha preocupado por estos asuntos, pero la sociedad, nosotros todavía no hemos cambiado la mentalidad en este tópico”, aclaró.

Para el especialista urge dinamizar conocimientos y prácticas en función de lograr un país más revolucionario y equitativo.

“De ahí el interés de OAR por acompañar los procesos que lleven a una nación más justa y humanista”, explicó.

En este aspecto, la institución no solo apoya programas y estrategias en el país caribeño, sino que promueve y participa en movimientos sociales de América Latina. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.