Revista Mujeres: soñando el futuro

A cincuenta años de su nacimiento la Editorial de la Mujer pone bajo la lupa sus maneras de hacer periodismo.

Archivo IPS Cuba

Mujeres ha recogido el proceso de transformación de las cubanas en los últimos 50 años

La Habana, 28 oct.- Reflejar a las mujeres en toda su diversidad, apostar por las nuevas tecnologías y potenciar el valor de las imágenes para la comunicación, sobre todo con las más jóvenes generaciones, fueron algunas de las conclusiones de un taller convocado por la Editorial de la Mujer en la capital de Cuba.

A las puertas de celebrar su aniversario 50, el próximo 15 de noviembre, la revista Mujeres convocó para estudiar “la revista que viene” a especialistas en género e investigadores de diversas disciplinas, activistas de la Federación de Mujeres Cubanas (Fmc) y actores de la cooperación foránea en la isla caribeña, periodistas y representantes de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

Constituye una sucesora renovada de la publicación Vanidades de los años 60 del pasado siglo XX, según su actual directora, tanto de la revista como de la editorial, Isabel Moya. A la también experta en género y comunicación le gusta contar que “una mirada a sus archivos permite reconstruir el proceso de transformación de las cubanas”.

Nacida al amparo de la Fmc, además de cronista, la revista fue escuela para sus lectoras. En sus páginas, aparecieron los primeros temas de educación sexual de la prensa cubana, por idea de la ya fallecida Vilma Espín, entonces presidenta de esa organización no gubernamental, que significaron romper tabúes sobre la sexualidad femenina y masculina.

Pero la publicación también explicaba cómo educar hijas e hijos con perspectivas no tradicionales o daba consejos laborales.

Teniendo en cuenta el entorno económico, social y político actual, quienes participaron en el taller sugirieron a la revista estudiar la posibilidad de servir de plataforma para anunciar a trabajadores por cuenta propia e incorporar consejos para que la juventud adquiera conocimientos sobre economía y planificación familiar, entre otros.

“¿Qué saben los jóvenes sobre monedas, salarios, precios?”, se preguntó la economista Teresa Lara, experta en producir estadísticas con enfoque de género. Por su parte, la joven asistente de redacción de la revista Muchacha de la mencionada Editorial, Anabel Ramírez, confirmó la necesidad de “consejos para que aprendamos a administrar un dinero que a veces nos dan los padres, sin que sepamos cuánto cuesta ganarlo”.

Para la doctora Norma Vasallo, presidenta de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana, se debe incorporar alguna sección de crítica feminista en las páginas de la publicación.

En tanto, la mayoría de quienes asistieron abogaron por revisar sus mecanismos de distribución. Fue una propuesta compartida también que la Editorial de la Mujer siga buscando alianzas para su desarrollo.

Para concluir, la institución cultural y femenina convocó a un encuentro más reducido entre quienes han hecho la historia de la publicación. Fundadores, directoras durante diferentes etapas, periodistas, diseñadores, personal de la imprenta y de servicios, se reunieron en otra sesión de trabajo para recordar, compartir vivencias, conocerse y reencontrarse. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.