Sector forestal trabaja por equidad de género

La estrategia se actualiza con las lecciones aprendidas y es sostenible porque la implementan mujeres y hombres que reconocen su capacidad para cambiar en igualdad de condiciones.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

Las mujeres van logrando un papel protagónico en el sector forestal

La Habana, 30 abr.- Invisibles hace apenas unos años, las mujeres del sector forestal cubano han incrementado su presencia, participación y acceso a cargos decisorios, sin dejar de reconocer que queda mucho camino hacia la equidad.

Estos avances son resultado del eje de género del proyecto Desarrollo Forestal en Cuba, iniciado en 2008 con fondos de la Agencia Canadiense de desarrollo internacional y que concluirá en diciembre de 2013.

Según Juan Alberto Herrero, especialista de la Dirección Forestal del Ministerio de la Agricultura y director del proyecto, con este se iniciaron los primeros pasos en el tema en el sector forestal, donde de acuerdo con Mavis Álvarez, estudiosa del género en el ámbito rural, “la mujer en el sector forestal era invisible”, pese a la existencia de una política al respecto.

Al cabo de cinco años de trabajo, la situación ha cambiado y el sector femenino está tomando un papel protagónico cada vez mayor. “Aun no estamos complacidos con el trabajo pero se han hecho muchas cosas, la semilla que sembramos va siendo un pequeño árbol que debemos seguir cultivando”, comentó Alvarez.

“Hoy, en el Programa Forestal Nacional hasta 2020 y en la política del sector está incluido explícitamente el tema y se actualiza la estrategia para alcanzar la equidad”, destacó Herrero.

De acuerdo con Raquel Palacios Ramírez, coordinadora de la actividad de género en el proyecto Desarrollo Forestal en Cuba, hoy la fuerza femenina dentro del sector es solo de 19 por ciento, pero “cuando se inició el programa era aun menor”.

“Los análisis arrojan resultados positivos en la incorporación de las mujeres, su permanencia, su presencia en cargos decisivos: el Servicio Estatal Forestal y el Grupo Empresarial de Agricultura de Montaña (GEAM) son mujeres”, destacó.

Si antes eran invisibles hoy han llegado a ocupar puestos de directoras de empresas provinciales, servicios y unidades silvícolas, “con una participación que puede contribuir a una mayor promoción femenina entre los forestales, a partir de un trabajo de concientización en todos los niveles”., afirmó Palacios.

A su vez, Bárbara del Sol, especialista del Servicio Estatal Forestal de Holguín, advirtió que, sin embargo, quedan asuntos pendientes. “Falta tener más capacitaciones y que en las provincias los directivos participen, aprendan, entiendan y se sensibilicen, así como llegar más a la base productiva”, sentenció.

Con su criterio coincidió Irma Guerra Palomino, de la Empresa Forestal Integral de Granma, para quien el tema ha llegado a directivos de la empresa y las unidades silvícolas, pero se requiere aun sensibilizar a los hombres y mujeres que trabajan directamente en la base, en viveros, las industrias madereras, los planes carboneros.

“Hay que preguntarse: por qué el hombre no puede llenar bolsas en los viveros, si queremos equidad, el hombre también puede ganar su dinero tanto ahí como en la industria. No tenemos mujeres trabajando en la parte extractiva donde las condiciones no son las mejores, pero puede tener la posibilidad de controlar la transportación, viendo la calidad, eso no lo hemos logrado”, dijo.

“Ahora hay mucho más reconocimiento, sobre todo a las mujeres en el campo, los viveros, los aserríos, pero todavía falta interiorizar que somos iguales pero diferentes, y necesitamos condiciones de trabajo, como necesitan mejores condiciones los carboneros, que realizan una labor muy dura, agregó Idania Padilla, jefa del Servicio Estatal Forestal en la occidental provincia de Mayabeque.

De acuerdo con Mavis Álvarez, son indiscutibles los avances sin embargo no puede desconocerse que la actividad de género requiere de espacio en los consejos de dirección, que los promotores dispongan de tiempo para ello y estén bien preparados, y seguir llegando a los productores y fincas, donde están abiertos a apropiarse de estos temas.

Durante un encuentro sobre el tema incluido dentro del proyecto se abordaron las experiencias femeninas en el sector agrario, las fortalezas y debilidades del trabajo para su continuidad y se trazaron las metas específicas como sensibilización y capacitación a decisores y la urgencia del incremento de los promotores de género hasta cada unidad productiva.

Representantes del sector en todo el país evaluaron los días 25 y 26 el sistema de monitoreo para género y seleccionaron también los indicadores para medir los avances y retrocesos en el proceso, así como reconocieron la necesidad de participación de hombres y mujeres en el desarrollo forestal cubano. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.