Villa Clara abrazó por segunda vez la jornada contra la homofobia

La institución cultural El Mejunje recibió el premio Cenesex por promover durante más de tres décadas el respeto y solidaridad humana desde la cultura.

La directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro Espín, aseguró a periodistas que esta es una sociedad que cuida de la infancia y cuestionó: ¿A quién le gusta ver sufrir a un niño o una niña en una sociedad donde sus derechos son sagrados?

Foto: Archivo IPS-Cuba

Santa Clara, Cuba, 22 may.- Debates académicos, activistas y en la prensa sobre la magnitud en Cuba del acoso escolar por orientación sexual e identidad de género, centraron la última edición de la campaña cubana contra la homofobia en la provincia central de Villa Clara.

Desde la conferencia de prensa que inició las actividades en la ciudad cabecera, concentradas entre el 15 y 17 de mayo, reporteros de medios locales remarcaron las dificultades que todavía subsisten para visibilizar el mencionado problema en las aulas cubanas.

“¿A quién le gusta ver sufrir a un niño o una niña en una sociedad donde sus derechos son sagrados? Esta es una sociedad que cuida de la infancia, por tanto, ¿cómo vamos a permitir que se les lastime por ignorancia y desconocimiento?”, dijo a periodistas Mariela Castro Espín, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

La también diputada admitió que todavía existen resistencias a abordar el problema por parte de las autoridades educativas.

Por ello, las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia buscarán durante este año y el próximo fortalecer y ampliar la capacidad del Ministerio de Educación para actuar ante este tipo de violencia.

Debate universitario

También en la Universidad Central de Las Villas Marta Abreu emergió la polémica sobre el bullying escolar, luego de que Christophe Cornu, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, expuso el modelo de respuesta integral que elaboró el organismo para enfrentar ese tipo de discriminación.

Sobre cómo abordar e intervenir en la enseñanza preescolar y primaria ante infantes que todavía no definen su sexualidad, preguntó Antonio Díaz, profesor de Apreciación de las Artes en las carreras pedagógicas.

Al respecto, la directora del Cenesex opinó que los procedimientos metodológicos para enfrentar cualquier manifestación de bullying o acoso desde edades tempranas deben estar en las normativas escolares, con docentes formados en su correcta interpretación y también bajo el control de las direcciones municipales y provinciales.

Manuel Vázquez Seijido, subdirector del Cenesex, apuntó que niñas y niños son sujetos de derecho, y necesitan acompañamiento en su proceso de búsqueda y aprendizaje, sin que ello implique ningún tipo de exclusión o presiones bajo el argumento de que todavía no saben qué van a ser.

Por su parte, el profesor Ernesto Gómez aludió al presunto riesgo de la autosegregación al poner énfasis solamente en las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI).

Desde que el Cenesex comenzó a trabajar estos temas evitó el enfoque de revictimizar o segregar, y sí de vincular con otras causas de discriminación o injusticia social, recordó Castro Espín.

“Para resolver problemas específicos, necesitamos también respuestas específicas”, atajó la experta. “Todo está relacionado, pero para actuar no podemos meterlo todo en el mismo saco, porque si no visibilizamos un asunto, no lo atendemos”, puntualizó.

Activistas de las redes sociales comunitarias vinculadas al Cenesex intervinieron también en el debate para exponer vivencias negativas y positivas que experimentaron como estudiantes o profesores ante situaciones de bullying por homofobia y transfobia.

Desde una postura más académica, investigadores insistieron además en la necesidad de ampliar y profundizar en los estudios acerca del acoso escolar en el contexto cubano, para que el problema no quede solo en el marco anecdótico o autorreferencial.

Castro Espín precisó que aunque son pocas todavía las investigaciones sobre el comportamiento del bullying en Cuba, sí hay evidencias científicas sobre la existencia del fenómeno.

Encuentro de madres en Placetas

“Esta es una labor no solo en las familias nuestras, sino también para las que nos rodean”, expresó Teresa Lourdes González, una de las gestoras de los Encuentros de Madres contra la Homofobia y la Transfobia, cuya cuarta edición tuvo lugar en un salón del gobierno municipal de Placetas, en Villa Clara.

Encuentros de Madres contra la Homofobia y la Transfobia, que cuenta con el apoyo de la Federación de Mujeres Cubanas y la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia de Placetas.

Foto: Archivo IPS-Cuba

Como parte de la 10ma Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, Castro Espín, autoridades del gobierno en ese territorio, activistas y pobladores, acudieron a la ya tradicional cita que surgió en 2014.

Esta es una iniciativa de un grupo de madres con hijos e hijas homosexuales y transgénero, que cuenta con el apoyo de la Federación de Mujeres Cubanas y la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia de esa localidad, sede habitual de tales encuentros.

Rosa Ramírez, madre de una activista trans, y Luisa Yaney Salas, madre lesbiana que desde hace 11 años cría a su hijo junto con su pareja, ofrecieron sus testimonios sobre las dificultades y también apoyos que encontraron a lo largo de sus vidas.

Las madres narraron cómo sacaron adelante a sus familias sobre los prejuicios sociales y situaciones de violencia y discriminación, en un panel que moderó Rafael Surí, coordinador del grupo de activistas de Humanidad por la Diversidad (HxD) en Placetas.

“Son mis hijos, mejores no los quiero”, afirmó Teresa Lourdes, que al igual que las otras madres allí presentes exhortaron a no rechazar ni excluir a hijas o hijos por razón de su orientación sexual o identidad de género.

Estudiantes lideraron la participación

La presencia de niñas, niños, adolescentes y jóvenes destacó en las actividades más populares realizadas en la ciudad de Santa Clara.

Ciento de porsonas apoyaon las actividades por la 10ma Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia en la ciudad de Santa Clara.

Foto: Archivo IPS-Cuba

Cientos de personas arrollaron y bailaron, el 17 de mayo, a ritmo de conga y con mensajes inclusivos a lo largo de varias cuadras alrededor del centro de esa urbe, con su punto de partida y llegada en el centro cultural El Mejunje.

Personas LGBTI, familiares, amistades y población en general desfilaron con carteles, disfraces, banderas cubanas y multicolores, en una multitud que medios locales catalogaron como la mayor ocurrida hasta ahora en esa provincia por este tipo de celebraciones.

Estudiantes con uniformes escolares tomaron parte de la marcha festiva, que pasó frente a decenas de viviendas y centros de trabajo, incluyendo escuelas primarias donde el alumnado aplaudía desde las ventanas, así como trabajadores y vecinos que tomaban fotos y apoyaban la manifestación.

Al concluir el recorrido, Mariela Castro Espín y Ramón Silverio, director fundador del Mejunje, inauguraron en la galería de ese centro cultural la exposición fotográfica Trans-formaciones, de los artistas Amaya Oria y Liam Durán, que recoge los cambios por los que atravesó el propio Durán como persona trans masculina.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba ofició por primera vez una celebración litúrgica fuera de sus sedes en Matanzas y La Habana, en el patio central del Mejunje, donde bendijo a personas y parejas del mismo género.

Como colofón, tuvo lugar en la noche del 17 de mayo la Gala contra la Homofobia y la Transfobia, la cual aconteció al aire libre a lo largo de la calle Marta Abreu frente al Mejunje. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.