IPS Inter Press Service en Cuba

Sábado, 20 de Septiembre de 2014
Reportajes
Caribe atrapado en el laberinto de las drogas
La marihuana es la droga más consumida en el mundo. La marihuana es la droga más consumida en el mundo. Wikimedia Commons
El auge del narcotráfico y sus repercusiones económicas y sociales desafían a los gobiernos caribeños.

La Habana, 11 ago.- El tráfico de drogas a través del Caribe hacia Estados Unidos ha cedido ligeramente en los últimos años frente a rutas que pasan por Centroamérica y México. Sin embargo, los países del área sufren una creciente ola de violencia asociada con el narcotráfico, que amenaza con desestabilizar sus sistemas políticos y dinamitar a la industria turística. 

Si bien la zona de mayor tráfico se localiza hoy en el triángulo Guatemala-Honduras-El Salvador, en conexión con los carteles mexicanos, y el consumo de cocaína ha disminuido notablemente en el mercado estadounidense, el contrabando de sustancias ilícitas desde los países caribeños hacia Europa ha aumentado. 

Ese crecimiento ha traído consigo un auge de los actos violentos. En países como Trinidad y Tobago el número de asesinatos se cuadruplicó en los últimos 20 años. Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), mientras la tendencia mundial actual apunta al decrecimiento de las tasas de criminalidad, en América Latina y el Caribe el promedio de homicidios pasó de 19,9 por 100.000 personas en 2003 a 32,6 por 100.000 en 2008. 

“Nuestra juventud es seducida por el poder del dinero ofrecido por los señores de la droga para realizar tareas degradantes, lo cual puede terminar en una muerte sin sentido”, advirtió el Fiscal General de Barbados, Adriel Brathwaite, reportó la agencia Cananews. El funcionario relacionó los recientes crímenes en esa nación con el narcotráfico y los asaltos. 

Justo el día de las declaraciones de Brathwaite, el pasado 4 de agosto, 20 personas fueron arrestadas en Bridgetown por presunto tráfico de estupefacientes, al llegar en un vuelo proveniente de Jamaica. De ese grupo, al menos cuatro serán finalmente juzgados por posesión de drogas, informó el diario barbadense The Nation News.   

Veleros y submarinos para transportar drogas


Sin embargo, la noticia más impactante de los últimos días relacionada con el narcotráfico trascendió a inicios de mes, cuando el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos anunció la captura de un submarino cargado con 7,5 toneladas de cocaína en la costa caribeña de Honduras. 

Según el reporte del diario canadiense The Star, la carga estaba valorada en unos 180 millones de dólares. El sumergible, construido probablemente en la selva colombiana, tenía capacidad para hacer un recorrido de más de 8.000 kilómetros con una tripulación mínima y la capacidad de hundirse de manera temporal para hacer más difícil su detección por las autoridades. 

Otro intento de contrabando por vía marítima fue abortado en julio pasado por agentes de la policía de Portugal, Francia y España. La operación consistía en el traslado de 850 kilogramos de cocaína en un velero, que fue interceptado en aguas del mar Caribe. 

Democracia y turismo, rehenes del narcotráfico


“El problema de las drogas aún está presente y representa una amenaza para la estabilidad de las pequeñas democracias”, afirmó Tommy Turnquest, ministro de Seguridad Nacional de Bahamas, al intervenir en el Foro de la Mancomunidad Británica, que tuvo lugar en Londres. 

Turnquest manifestó sus discrepancias con quienes recomiendan legalizar la marihuana por considerarla una droga no perjudicial. El titular recordó que la región caribeña enfrenta “serios problemas de tráfico de armas y de personas”, relacionados directamente con el narcotráfico. 

“Estos temas están acaparando las primeras planas, con la tendencia a crear profundos desafíos económicos y sociales para las pequeñas democracias que dependen del turismo como su industria más importante”, señaló. 

Según la Unodc, la marihuana es la droga más consumida a nivel global, con una prevalencia estimada entre 2,9 y 4,3 por ciento de la población de 15 a 64 años. En el Caribe los consumidores de esa hierba se sitúan entre 430.000 y 1,7 millones de personas, indica ese organismo multilateral en su Reporte Mundial sobre Drogas de 2010.  (2011)

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.