IPS Inter Press Service en Cuba

Sábado, 1 de Noviembre de 2014
Tips para la web
Existen numerosas tipologías de e-readers Existen numerosas tipologías de e-readers
La creación de libros electrónicos por parte de internautas transforma el sentido de la producción editorial tradicional.

La posibilidad de crear libros mediante aplicaciones tecnológicas con un mínimo de conocimientos técnicos, se consolida ante el aumento de internautas-productores de contenidos en la red, y la cantidad y variedad de dispositivos para la lectura como las computadoras portátiles, los teléfonos móviles, tabletas y otros lectores de libros electrónicos o e-readers.

La blogosfera constituye un espacio favorable para la confección de e-books. La selección de artículos de una bitácora en un período determinado de tiempo, o la recopilación de entradas de múltiples blogueros asociados en una comunidad de intereses, pueden ser el punto de partida para la realización de libros electrónicos.

Esta práctica, además de conservar el historial de contenido aportados por blogueros y comentaristas, posibilita la compilación de estos en un mismo documento, proclive a ser distribuido de forma más directa mediante el correo electrónico o las descargas gratuitas, además de la oportunidad de comercializarlo en plataformas como Amazon.

Un ejemplo de la creación de e-books desde una bitácora es Quakebook, un blog fundado a raíz del terremoto de 9 grados en la escala de Richter y el tsunami que afectaron a Japón el 11 de marzo de este año 2011.

El proyecto Quakebook invitó a blogueros de la nación asiática y del mundo a compartir sus experiencias e historias personales, con el objetivo de reunirlos y conformar un libro electrónico de autoría colectiva sobre el impacto de la catástrofe. Los ingresos de la venta del libro se donaron a la Cruz Roja de Japón para ayudar a las víctimas del terremoto.

La enciclopedia gratuita Wikipedia aparece también como una vía efectiva para la generación de libros electrónicos a través de una herramienta de generación de documentos con extensión .pdf que permite recolectar disímiles artículos, editarlos, renombrarlos e, incluso, insertar los recursos enlazados entre las páginas de consulta, para obtener un e-book de Wikipedia, tal y como lo denomina la propia aplicación.

Adicionalmente a través de PediaPress, Wikipedia brinda un servicio de pago que posibilita no sólo personalizar el diseño de portada de los e-books creados, sino también efectuar la compra de las copias impresas en la forma de libros tradicionales.

Una alternativa más reciente para la producción de e-books, es la colección de actualizaciones publicadas en Twitter. La selección anual de mensajes, las frases y enlaces marcados como favoritos y hasta el listado de contribuciones vinculadas a determinados tópicos del momento, figuran entre las posibles fuentes para la confección de libros electrónicos.

Esta labor de compilación adquiere aún mayor relevancia ante el carácter efímero de los mensajes en la red más popular de microblogging. La serie Twitter: la vida misma en 140 caracteres del profesor español José Luis Orihuela, se proyecta en este sentido, pues integra un amplio repertorio de tweets agrupados por categorías, que ha pasado a formar parte de su más reciente libro Mundo Twitter.

La conservación de los microtextos de calidad constituye un ejemplo de lo que el propio autor denomina slow-tweeting, una apuesta por salvar los contenidos de valor del flujo indetenible de información que generan millones de usuarios conectados en tiempo real.

De igual manera, la aplicación tweetbook.in invita a los usuarios a preservar todas sus publicaciones de 140 caracteres en un libro electrónico que integra en un archivo PDF los tweets, los retweets y las respuestas, concebido de manera especial para esta plataforma.

Los denominados e-books heredan características esenciales de los libros de la era de la imprenta, pero adaptados a los formatos digitales. Las temáticas se diversifican y los costos de producción son inferiores para blogueros, periodistas y la ciudadanía en general, que intercambian sus roles de autores y lectores en un ambiente que no necesita de la industria tradicional para generar, procesar y distribuir información.

Más información

Amazon ya vende más e-books que libros de tapa dura

Guía para crear un e-book de Wikipedia

Libro de tweets favoritos de Cristian Espinosa, director de Cobertura Digital (.PDF)

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.