IPS Inter Press Service en Cuba

Viernes, 31 de Octubre de 2014
Mi amiga íntima
Flashes integrados
  • Alejandro Menéndez Vega
Utilizando sabiamente las velocidades de disparo podemos lograr imágenes perfectamente iluminadas de escenas que estaban prácticamente a oscuras Utilizando sabiamente las velocidades de disparo podemos lograr imágenes perfectamente iluminadas de escenas que estaban prácticamente a oscuras Ana Lorena Gamboa
¿Cómo realizar mejores fotografías sin el uso de los flashes integrados de las cámaras?

Los flashes integrados de las cámaras (sean las cámaras réflex, compactas, de gama alta o baja) suelen ser bastante ineficientes para la iluminación de casi cualquier motivo o escena. Emiten luces muy fuertes enteramente frontales y provocan sombras desagradables o zonas quemadas.

Por regla general, este flash se utiliza cuando no queda otro remedio y se busca es obtener motivos claros y bien detenidos, sin importar demasiado el nivel plástico y estético de la imagen: fotos de noche de amistades, en grupo, por ejemplo.

Todas las cámaras que existen hoy día permiten fotografiar casi cualquier escena sin necesidad de usar estos flashes integrados, pero para ello se requiere de algunas condiciones y funciones de la cámara que, en manos de un profesional, puedan entregar fotos de un altísimo nivel expresivo; para los principiantes siempre es una experimentación interesante.

Para detener el movimiento de una persona caminando con un paso medio se necesita de una velocidad de obturación nunca mayor de una sesenteava (1/60) parte de segundo. Esto significa que el sensor de la cámara (ya sea mediante el uso de cortinillas o de encendido electrónico) capta la información luminosa de la escena solamente durante 1/60 de segundo.

Si bajamos esta velocidad de disparo, digamos hasta 1/30, el sensor capta información durante el doble de tiempo que 1/60; por lo tanto, puede suceder que la persona que camina quede “movida” y a la vez permitimos la entrada del doble de luz con relación con el 1/60.

Utilizando sabiamente las velocidades de disparo podemos lograr imágenes perfectamente iluminadas de escenas que estaban prácticamente a oscuras.

Al fotografiar la noche, siempre tendremos que enfrentarnos a situaciones complicadas por iluminación. Mi primer consejo es no volver a utilizar el flash de la cámara; segundo, es casi imprescindible el uso de un trípode para evitar el movimiento que crea la manipulación.

Si lo que se fotografía es un paisaje inmóvil, no hay mayores problemas; encuadrar, hacer las pruebas de iluminación necesarias para buscar los valores correctos y obturar. Pero si, como en los ejemplos que aquí se muestran, lo que se fotografía son personas en alguna actividad en movimiento (y como ya sabemos, no se ha querido utilizar ningún tipo de flash) el tema se complica; debemos saber que obtendremos situaciones “movidas”.

Casi toda la literatura fotográfica enseña cómo lograr imágenes bien detenidas, entendiéndose, en la mayoría de los casos, la trepidación como un error a combatir. En el caso de estos ejemplos, lo más importante ha sido captar la iluminación del lugar, las formas y el movimiento; para ello se han utilizado velocidades de obturación de hasta dos segundos, permitiendo que la escena se ilumine solo con los láser y las lámparas en movimiento.

Este es un uso dichoso de bajas velocidades de obturación; en muchos casos ha prescindido del interés por los rostros y la definición de los cuerpos para ganar en plasticidad y colorido. Si desterramos el flash de nuestras fotografías (mi crítica no es para todos los flashes, en otro momento explicaré las ventajas de un flash profesional), con un correcto uso de las velocidades de disparo les brindaremos a nuestras imágenes mayor expresividad, se notarán en ellas las condiciones por las que recordamos una determinada escena y descubriremos el movimiento como herramienta para nuestras fotos.

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.