IPS Inter Press Service en Cuba

Jueves, 20 de Noviembre de 2014
Multimedia
Las redes sociales también recogen historia del reencuentro entre las familias cubanas residentes dentro y fuera de Cuba Las redes sociales también recogen historia del reencuentro entre las familias cubanas residentes dentro y fuera de Cuba Jorge Luis Baños - IPS
Youtube también guarda parte de los recuerdos de la emigración cubana.

Solo graba a su bebé. Parece que es todo lo que merece estar en el video a su regreso desde Cuba, a Miami, Estados Unidos. Está ausente tras la cámara. No se puede saber quién es, por qué fue, por qué vino, o de cuál de los dos lugares partió por primera vez. No está en la descripción del video, está el bebé y con eso parece querer decirlo todo.

En este otro video aparece Cuba desde el aire, en un avión que aterriza en la Habana. Una familia completa se escucha detrás, abalanzándose sobre la ventanilla, pero a quién le toca ese asiento es a la cámara. Alguien describe un cosquilleo en el estómago al anunciar que se llega a la isla. No se sabe si es por el ángulo de caída de la aeronave o por el regreso. Tampoco le importa dejarlo claro, está la silueta de la ciudad en la pantalla.

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

La reforma migratoria que entró en vigor en Cuba en enero del 2013 comenzará a repoblar los sitios de redes sociales en Internet con las historias del reencuentro de los cubanos con su familia, posibilitadas tras las transformaciones en los procedimientos de entrada y de salida, como parte de una declarada política nacional de normalización de las relaciones con la emigración.

Relatadas en imágenes casi de manera inevitable, dichas escenas reescriben la historia de las familias cubanas fragmentadas por el fenómeno migratorio más allá de los estereotipos cinematográficos, las tipologías y estadísticas oficiales, o las versiones de los bandos políticos.

Antes circunscritos a la exposición casera entre amigos y vecinos, la capacidad de exponer públicamente estos relatos en espacios sociales online, posibilita una fuente testimonial única para recontar una de las temáticas más abordadas por el cine, la literatura y el imaginario popular cubano desde particulares maneras de decir, como años antes lograra sintetizar Humberto Padrón en su reconocido corto de ficción "Video de familia".

El carácter documental de estos materiales, conformados por los propios sujetos de la problemática, reconstruyen una caracterización audiovisual más diversa de las dinámicas familiares cubanas, desplazando gastadas contradicciones representadas tradicionalmente en las obras de ficción, como las del padre militante-conservador versus la hija y el hijo más abiertos a cambios de paradigmas posibles.

En este video, por ejemplo, observamos a una muchacha muy joven sorprender con su regreso a su hermano menor en el preuniversitario vocacional "Lenin". La intensidad del abrazo que comparten supone una relación cercana, aun tras la separación que implicaría rumbos e intereses inmediatos distintos en generaciones filiales no muy alejadas entre sí.

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

"Ahora tengo una familia en Cuba.... Ellos son maravillosos y los quiero muchísimo!!!! Ya los extraño y deseo poder verlos pronto de nuevo...”, declaraba esta persona al subir su video con la grabación del bebé en los Estados Unidos, como tratando de salvar la afrenta que implica cultivar una familia, un hijo, un nieto, en la distancia.

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

La práctica de recoger dichas reuniones familiares con imágenes está de tal manera instituida entre las personas que la existencia de la cámara en el suceso condiciona el desarrollo de las acciones que transcurren: los modos de hablar, de caminar hacia las puertas, de conducir los autos, de llorar.

En este otro material, quien porta la cámara siente que no debe parar de grabar aun cuando debe dar un abrazo por varios segundos, abrir una reja o soltar las maletas. El propio sentido de la narración continua, que prefiere dejar constancia del relato a costa de la perfectibilidad de la toma, se convierte en un valor de emotividad y de veracidad para el contenido mismo.

Es que el regreso parece proveerle de un sentido inesperado a todo. Este video retrata la mirada de alguien en una zona de un barrio habanero llena de edificios prefabricados y sin pintar, con puntos de suciedad y animales callejeros, en un día nublado. Mientras conversa con un vecino, repite las ideas que después sintetiza en el título: "Altahabana, mi barrio, como te extraño".

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

A diferencia de muchos de los textos escritos para blogs, estos videos amateurs no son fruto de un ordenamiento previo y descansado de algunas ideas con el objetivo de hacerlas públicas. Muchos apenas conocen algún software o procedimiento de edición audiovisual.

La escasa transformación que sufren estos videos antes de ser publicados, incluyendo la que supone su selección entre todo lo grabado, lo convierten en discursos con una capacidad extraordinaria de representar la manera de apreciar su entorno local y familiar.

Muchos de los videos seleccionados aquí llevaban varios años de publicación, lo cual permite valorar una noción distinta del tiempo al observarlos. Interconectada, entre el tiempo que se tomó el video, el de la partida y el presente, con ritmo encapsulado y sorprendente.

Perdidos en la acumulación de archivos de Youtube y otros repositorios sociales, una agrupación organizada de dichos materiales podría convertirlas en un documento acreditativo del patrimonio cultural extendido de una nación, mas allá de los espacios, la secularidad y las tramas finales de cada historia familiar relatada.

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.