IPS Inter Press Service en Cuba

Jueves, 27 de Noviembre de 2014
Tips para la web
Apuntes para una historia: Internet en Cuba (I)
Con un ancho de banda de 323 Mbps (megabits por segundo) por vía satelital para toda la isla, conectarse a Internet desde Cuba resulta un quebradero de cabeza Con un ancho de banda de 323 Mbps (megabits por segundo) por vía satelital para toda la isla, conectarse a Internet desde Cuba resulta un quebradero de cabeza Jorge Luis Baños - IPS
Primera de dos partes sobre la historia de Internet en Cuba.

Los antecedentes de la introducción de la Internet en Cuba se remontan a la pasada década del setenta, en el contexto de las relaciones de la isla con el campo socialista europeo. Los inicios fueron marcados por un grupo de investigadores en el desarrollo de tecnologías de conmutación de paquetes, con el interés de lograr comunicaciones que permitieran poner en manos de las instituciones cubanas los depósitos de información acumulados en bases de datos de países socialistas.

Cuba y la antigua URSS firmaron en 1980 el primer acuerdo para el establecimiento de terminales de computadoras con un enlace satelital sincrónico, que se realizó mediante el satélite ruso Intersputnik. Para lograr similitud con la estructura del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), se creó en 1985 el Centro Nacional de Intercambio Automatizado de Información (CENIAI), cuyas siglas recorrieron el mundo cuando se anunciaba, años después, el inicio de Internet en Cuba.

Durante la pasada década del ochenta se instalaron las primeras redes WAN, que permitieron el acceso a bases de datos y servicios en otros países europeos como Suiza, Francia y España. Desde 1988 comenzaron a operar servicios de mensajería electrónica en los principales centros científico-técnicos del país.

El primer contacto directo con la comunidad Internet tuvo lugar en 1989, cuando visitaron La Habana dos especialistas de alto nivel técnico de la red no gubernamental PEACENET, de la Asociación para las Comunidades Progresistas (APC) de San Francisco, California, con el fin de incorporar a Cuba a dicha red, mediante el protocolo TCP/IP y el sistema operativo Unix.

Con el apoyo de la Oficina Regional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Cuba logró ser incluida en el Programa Regional de Desarrollo de las Nuevas Tecnologías para países en Vías de Desarrollo, acompañado de seminarios, instalación de tecnologías y la implementación del correo electrónico, por primera vez, para uso masivo en el país. En diciembre de1991, invitada por el PNUD, Cuba debuta en un evento sobre Internet, que tuvo lugar en Río de Janeiro y contó con los principales actores de América Latina y el Caribe, incluidos además a Estados Unidos y Canadá. También en ese año fue registrado el dominio .cu.

En esta época, ya estaban desarrollándose redes nacionales como la del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) e Infomed, del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Esta última surgió en 1992, como parte de un proyecto del Centro Nacional de Ciencias Médicas para satisfacer la necesidad de profesionales, médicos y paramédicos de acceder a la base de datos biomédicos más importante del mundo: Medline. Actualmente, constituye una de las redes principales del país, con un sitio web que brinda a los usuarios servicios e información especializada.

En diciembre de 1994, desde la Universidad de la República del Uruguay, en Montevideo, Cuba solicitó el registro de una clase B de direcciones IP (que permite conectar poco más de 65.000 computadoras), a favor de CENIAI. Como respuesta, el 12 de enero de 1995 fue recibida la notificación de otorgamiento de la clase B 169.158.0.0. Ese año apareció la primera web cubana, el portal Cubaweb, alojado en Canadá con información generada por instituciones cubanas.

La entrada de Internet en Cuba no fue aprobada hasta septiembre de 1995, cuando sumaban 110 los países que estaban incorporados al ciberespacio. Después de largas negociaciones, el 22 de agosto de 1996 Cuba quedó oficialmente conectada a la Internet con el proveedor estadounidense SPRINT CORP, a través de un canal satelital. En octubre se inauguró el primer nodo nacional y el primer servicio de Internet desde el CENIAI, en el antiguo Capitolio de La Habana, sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Dos instituciones protagonistas de la marcha posterior de los acontecimientos vinculados a Internet en Cuba han sido la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA), creada en 1994, y el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC), en febrero de 2000.

Las autoridades cubanas siempre han declarado su voluntad de construir una sociedad informatizada, donde las nuevas tecnologías deben convertirse en herramientas estratégicas para la gestión cotidiana de las organizaciones y contribuir al desarrollo del país. Muestra de ello fueron las palabras de la doctora Rosa Elena Simeón, entonces Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en el acto inaugural de los servicios de acceso a la red: “...culminamos la importante etapa preparatoria y organizativa y nos iniciamos en otra lucha más compleja que será, en definitiva, donde tendremos que aplicar toda nuestra inteligencia, creatividad y disciplina con el fin de aprovechar al máximo las oportunidades de información para ramas vitales de la economía, ciencia, medicina, comercio, banca, industria electrónica, turismo y otras”.

Para algunos, Internet en Cuba constituye el medio ideal para difundir al mundo una realidad nacional en la que se exhiban los avances en los quehaceres científico y tecnológico, temas de recuperación económica y otros detalles sobre la vida sociopolítica y cultural de la isla. Sin embargo, nunca han faltado quienes, aún hoy, miran a Internet con desconfianza debido a sus implicaciones con organismos militares y de espionaje de los Estados Unidos.

Conexión lenta y cara

Con un ancho de banda de 323 Mbps (megabits por segundo) por vía satelital para toda la isla, conectarse a Internet desde Cuba resulta un quebradero de cabeza. Una página web puede tardar varios minutos en abrir y hasta horas obtener un video. A una velocidad entre 30 y 56 KBps (kilobytes por segundo) en un sistema de conexión telefónica, un video que pesa 100 megabytes tardaría en descargar, aproximadamente, entre cinco y nueve horas.

La situación se vuelve intolerable si se tiene en cuenta que las tarifas del servicio, bastante elevadas, se cobran por hora de conexión. Hoteles, aeropuertos, instalaciones turísticas, cibercafés y otras salas de navegación ofrecen acceso a Internet mediante la venta de tarjetas prepagadas a precios que pueden oscilar entre seis y 12 CUC por hora. Con tarifas similares existe cobertura Wi-Fi en algunos hoteles de lujo.

Las leyes del bloqueo impuesto por los Estados Unidos impiden a la isla acceder a cualquiera de los cables que pasan por zonas cercanas a sus costas, a sólo 32 kilómetros el más próximo. La conexión satelital, activa desde 1996, es mucho más lenta y cara, pero el embargo prohíbe a las compañías de Internet negociar con Cuba un mayor acceso a la Red.

En abril de 2009, el gobierno del presidente Barack Obama anunció la autorización para que empresas de Estados Unidos pudieran enlazar a los dos países por fibra óptica o satélite, ofrecer roaming para la telefonía móvil y hasta prestar servicios de televisión. Esto generó grandes expectativas entre las compañías de telecomunicaciones estadounidenses, mientras las autoridades cubanas alertaban que las nuevas medidas no constituían una flexibilización del bloqueo, sino una maniobra agresiva de subversión y desestabilización.

El posterior entramado legal que suponía la medida dejó en suspenso la posibilidad y esta quedó frustrada por falta de mecanismos formales para concretarse. En enero de 2010 la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos ratificó a Cuba en la lista de exclusión para inversiones de infraestructura en el sector.

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.



1 comentario

  • Enlace comentario Lunes, 28 de Enero de 2013 18:00 Publicado por Víctor Fernández

    Me parece que existen algunas omisiones imprescindibles incluso para unos Apuntes. Algunos botones de muestra:
    -No se puede obviar en ningún recuento del tema el papel de la Ley Torricelli en el tema (bases del bloqueo americano contra Cuba).
    -Por ejemplo el dominio .cu, aunque se registró, no le fue entregado a ninguna institución cubana (eso significaba gobierno) y se le entregó a una firma canadiense.
    -El canal satelital del que se habla en el artículo era lo único que se permitió, incluso estuvo explicítamente prohibido el acceso por cualquier otra vía.
    -A Cuba, como país, le correspondía mucho más que una clase B, pero esa ampliación no la permitían los promotores norteamericanos del acceso desde Cuba.
    - Por suerte en el penúltimo párrafo se llega a hablar del bloqueo, algo que ha sido el punto focal de toda la historia de este tema

    Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla