IPS Inter Press Service en Cuba

Domingo, 31 de Agosto de 2014
Red Cuba
Desde hace varios días Cuba completa se ata con cintas amarillas, una iniciativa del Héroe de la República de Cuba René González...

La iniciativa comenzó con una alocución de René González, quien estuvo 15 años preso en los Estados Unidos, reconocido como uno de los cinco héroes. René le habló al pueblo de Cuba una noche, en horario estelar, mediante la televisión nacional.

En su mensaje, el ex agente pedía un gesto noble de cada cubano de portar una cinta amarilla clamando la liberación de sus cuatro compañeros presos. González promovía el gesto más allá de las consignas y campañas formales, apelaba a cada cubano y su sensibilidad.

Poco a poco la ola amarilla inundó las calles cubanas, las reales y las virtuales, porque en la Web también la gente se coloreó de amarillo. Este jueves, 12 de septiembre, es el día señalado para salir a las calles portando detalles amarillos y la Cuba palpable, junto a la que habita las tres w, no lo ha pensado dos veces.

La noticia voló de boca en boca, de post en post, de tweet en tweet... por ejemplo en el blog de Elaine Rodríguez aparece publicada una entrada: "¿La espontaneidad ha muerto?, viva la espontaneidad", donde se cuentan las disímiles apropiaciones que los cubanos han hecho de esta iniciativa, se mencionan algunos comportamientos arraigados a las consignas, pero también la autora muestra ejemplos creativos.

"En Facebook, mis amigos se cambian sus fotos de perfil. Buscan cintas amarillas de diferentes tonalidades y colores. El lazo de Maydelis parece de la misma tela que usábamos en nuestras motonetas de la escuela primaria. Nyliam tiene una discreta cinta mostaza en su vestido del lunes. Leticia lleva a su hija pequeña a la escuela con algo parecido y la foto que sube a Facebook es bellísima. La de Lily está en su mano, y linda que le queda. Todas estas cintas tienen algo en común: nacieron de la decisión individual de cada una de estas personas. Reacción por cuenta propia ante unas palabras sencillamente conmovedoras", escribe la bloguera.

En el mismo espacio le comenta Leticia: "escuché decir a alguien que tomaría la cinta del medio de su agenda (esa que se usa como marcador), otros han picado pulóveres amarillos, hoy escuché en la radio la dirección de una tienda en Ayestarán donde están vendiendo lazos amarillos y la cola no se detiene...Ojalá que ese noble entusiasmo no se enfríe y caigamos de nuevo en la consigna que a ningún lugar llega".

Por otro lado, Negra cubana hace alusión a las celebraciones religiosas a la patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, que tuvieron lugar en fecha cercana al 12 de septiembre: "y Cachita gozando porque con el pretexto de los cinco le están haciendo el elogio más grande que cuando la pasearon por toda Cuba. No sé, pero para mi que René también le debe pedir a ella, si no lo ha hecho, Todo vale, ¿verdad?".

Desde su blog, Rouslyn Navia comenta que ha sido una idea hermosa, conmovedora, pegajosa al punto de ya ser viral en las redes sociales, especialmente entre los cubanos. "Yo lo hice, tiré abajo mi ropero hasta encontrar una de mis pocas piezas de color amarillo para conseguir la cinta que ahora llevo en mi muñeca. Y me sorprendió gratamente que, en la calle, las personas no me preguntaran la razón de aquel símbolo, sino que casi afirmaban: "esa cinta es por Los Cinco, ¿no es así?". Y yo entonces me di cuenta del alcance de la convocatoria, que nadie parece haber quedado ajeno o ignorante sobre el movimiento que ahora se extiende por el país, que invade todo poco a poco, como la ola o el terremoto de amor que nos pidiera René".

Otro bloguero, en este caso Salvador Salazar, le dedica una entrada de su bitácora al tema de las cintas amarillas. "René, con sus cintas amarillas, echó a andar el oxidado armatoste de la comunicación política, sin necesidad de repartir orientaciones y ponerle fecha de cumplimiento a las tareas. Por eso me emocionó. Porque no hay formalidad. Porque nadie que no crea firmemente en una idea aguantaría cuerdo más de una década de encierro.

"Mi cinta amarilla (la mía), la que me anudaré en el brazo el próximo 12 de septiembre, será para que mis cuatro compatriotas puedan reunirse con sus familias, y además para recordarme que soy cubano, hermano y amigo del otro millón de cubanos que vive fuera de la isla, pero que sigue soñando y sufriendo por ella. Para que todos vuelvan. Para que todos vayamos. Para que llegue al fin, de una vez y por todas, la paz", publica Salazar.

En los medios cubanos de comunicación, también se multiplicó la iniciativa, algunos colocaron las cintas en sus logotipos como Cubahora y Cubadebate, todos se hicieron eco de la iniciativa y los comentarios no se hicieron esperar.

En Cubahora, por ejemplo, Leticia Martínez publica "Cintas para un regreso". "Sí, esta vez tiene que ser diferente, porque, de otra manera, Gerardo encontrará la muerte en suelo ajeno, y Ramón, Antonio y Fernando seguirán perdiéndose la ternura de sus familias y el cariño inagotable de un pueblo que los hizo suyos. Ya me estoy imaginando a esta Cuba, tantas veces vestida de rojo, de verde olivo, convertida ahora en una enorme cinta amarilla de punta a cabo, en señal de la madre que espera con sus brazos extendidos, de la esposa que aguarda con la mirada puesta en el horizonte, del hijo que se entretiene en sus juegos pero a ratos mira la puerta en espera de que papá entre. Así estará Cuba este 12 septiembre".

Sobre esta crónica, Mercy comenta: "¿por qué de pronto cuando se escribe así, a uno le parece que ha hecho tan poco por esta causa? Lazos, cintas, ropas amarillas invocando también a nuestra Patrona para que actúe por ellos".

En Cubadebate se publican a la par comentarios originales como el de usuario que pretende usar ese día el pulóver del club de fútbol alemán Borrusia Dortmund, que también es de color amarillo. En el mismo espacio, Agustín comentaba que pondría su cinta en Madrid, su hija "la pondrá en Tailandia, donde se encuentra ahora".

En Facebook se ha creado una página que publica diariamente más de 15 materiales relacionados con la campaña comunicativa, tanto en español como en inglés. YellowRibbon4Cuban5 cuenta con más de 250 "me gusta" y se identifica en la red social como "Una iniciativa por Los Cinco: ata una cinta alrededor del viejo roble". Allí se agrupan comentarios diversos de usuarios que se comprometen a publicar fotos de sus cintas, además de anécdotas como la de Dalia Delgado: "Hoy monté un almendrón (carro antiguo) que, además de su habitual reguetón vulgar y ensordecedor, estaba adornado con cintas amarillas. Esta Revolución es muy especial".

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.