IPS Inter Press Service en Cuba

Miércoles, 1 de Octubre de 2014
Diario fotográfico
Mil obturadores en un solo Quinqué
  • Dainerys Machado Vento
Serie En boca de una mujer Serie En boca de una mujer Beatriz Verde Limón
Jóvenes profesionales han gestionado, durante un año, una plataforma online para compartir fotografías sin ánimos de lucro.

El obturador de la cámara fotográfica controla la cantidad de luz que llega al elemento sensible para registrar una imagen. Quienes han practicado el oficio alguna vez saben que la abertura del diafragma y la velocidad de obturación desechan o enaltecen el encuadre más llamativo.

Por eso el proyecto cubano de fotografía Quinqué se define como colectivo, porque ha asumido la filosofía de que "miles de obturadores crean más que uno".

Beatriz Verde Limón, Rogelio Durán y Alejandro y Ángel Vázquez son cuatro de los seis fotógrafos que gestionan el espacio en la actualidad. Raciel Ruiz también participa en el proyecto desde su nacimiento, y a ellos se ha sumado Iroko Alejo.

A través del dominio www.quinquecuba.com y sus réplicas en redes sociales como Facebook, Twitter y otras, promueven sus creaciones y las de centenares de personas.

El objetivo del grupo es brindar un espacio de divulgación para las fotografías hechas por cubanas y cubanos, sin importar si sus autores se dedican profesionalmente a la creación gráfica, ni si residen dentro o fuera del país.

En la recepción y publicación de imágenes obvian requerimientos tecnológicos y aceptan calidades variables.

Estos rasgos han convertido la plataforma en una galería online e interactiva, a donde diariamente gente, con intereses y miradas diversas, envía sus imágenes.

"Sentimos que no son los siglos de los grandes hombres, sino de los grupos que funcionan tras un bien común", comenta Rogelio. "Nunca quisimos cultivar nuestro ego sino mostrar parte de lo que hacíamos como fotógrafos".

Sentados a la luz del primer aniversario de Quinqué, sus integrantes rememoran cómo nació la idea en una fiesta informal, para convertirse luego en uno de los proyectos más serios de sus vidas.

"Desde la primera reunión definimos el tema del espacio, el nombre, el logo y algunas secciones. Unos días después ya estábamos en Internet", recuerda Beatriz.

Ella es graduada de Comunicación Social y profesora de Medios Digitales en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Es la principal responsable de la actualización diaria de la web Quinqué.

Asegura que la efectiva estrategia de comunicación que dio origen al proyecto sumó a un centenar seguidores durante su primer día en Facebook.

Conocen la herramienta. Saben que la cifra es importante si la comparan con la de otros espacios gestionados desde Cuba.
La amplia interacción con los usuarios generó otros fenómenos de comunicación que redimensionaron la propuesta.

Transformación de la luz

Los quinqueteros aseguran que sus primeros objetivos evolucionaron. "Siempre quisimos mostrar la fotografía hecha en Cuba. Pero anhelábamos sobre todo compartir las que hiciéramos nosotros", asegura Alejandro.

"Desde el principio incluimos en la página la promoción de exposiciones. Después agregamos un directorio con los espacios digitales donde se muestra fotografía cubana, porque era un nicho sin aprovechar", agrega Beatriz.

Una constante de los miembros del proyecto es la receptividad ante los intereses de los usuarios. Por ello promovieron también el nacimiento posterior de la sección Tu Foto y el crecimiento de Los Invitados, ambas con actualización semanal.

Beatriz asegura que Tu Foto aumentó de inmediato el tráfico de Quinqué en la web por ser un espacio de participación. Contribuyó además a diversificar la pluralidad de miradas que al grupo le interesa mostrar.

"De repente compartir lo que estábamos haciendo pasó a un plano secundario. Ya no se trata solo de nuestro trabajo, también del de todas las personas que se nos han acercado con el interés de aparecer en el espacio", afirma Ángel.

Vázquez es ingeniero en Telecomunicaciones. Al contrario de su hermano Alejandro, licenciado en Lengua Francesa, este es de pocas palabras. Pero de su creatividad ha nacido el diseño gráfico asociado a Quinqué.

"El proyecto se ha convertido en un reto inmenso", afirma Rogelio, también ingeniero. Es el de más reciente incorporación al grupo y uno de los que más años lleva como fotógrafo.

Para Durán aunque "la plataforma nació como un divertimento, ahora muchas personas dependen de ella para compartir sus imágenes". Están comprometidos con ese fenómeno, a pesar de generarse en un espacio sin fines de lucro.

"Quinqué nos gusta tanto que es nuestro proyecto principal, aunque no recibamos dinero por hacerlo. Hemos logrado mantenerlo vivo gracias al sacrificio de todos", confirma Beatriz.

Según Ángel han aprendido mucho con el proyecto. "Nos ha servido para mejorar nuestra calidad fotográfica. Sobre todo porque sabemos que hay mucha gente interesada en lo que hacemos y eso nos provoca a estudiar, a mejorar".

El salto

Quinqué nació en la web por la posibilidad de gestionar un espacio de forma gratuita. Ahora sueñan con un patrocinador que los ayude a crecer como proyecto. Pero la ausencia de este apoyo no les ha impedido hacer más.

El viernes 18 de octubre, a las 2 de la tarde, concretaron su primera exposición colectiva. Fue un acontecimiento efímero que probó su poder de convocatoria. La muestra reunió, durante una tarde, más de cien fotografías de objetos que emiten luz.

Aficionados y profesionales de edades y formaciones diversas colgaron sus fotos impresas en tendederas extendidas en los portales de la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana.

"¡Este primer aniversario fue espectacular!", escribieron los quinqueteros en el post de la página web donde compartieron las imágenes.
Paisajes y retratos se combinaron en pequeños y medianos formatos en la exhibición. El evento resultó plural y entusiasta.

"El proyecto se ha perfeccionado, pero siempre lo tomamos en serio", comenta Beatriz. "Tiene que ser así para convencer a un muchachito de 12 años a compartir su foto y también convencer a un fotógrafo que vive en Cienfuegos o a otro que vive en Brasil y nunca nos han visto la cara".

Los miembros del grupo ahora buscan un espacio para su próxima exposición colectiva. En ella cada uno exhibirá un conjunto de retratos. Mientras, a diario, dedican al menos una hora a actualizar Quinqué.

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.