IPS Inter Press Service en Cuba

Lunes, 20 de Octubre de 2014
Diario fotográfico
Cómo lo ven a usted
  • Dainerys Machado Vento
Cartel de la exposición Cartel de la exposición
Un curioso proyecto de observación social unió a una fotógrafa y a un fotógrafo, de diferentes generaciones y procedencias en la Plaza Vieja de La Habana.

¿Cómo lo ven a usted una joven fotógrafa de 15 años que vive en las afueras de La Habana, Cuba y un experimentado escritor y fotógrafo, con residencia en el estrecho de la Florida, Estados Unidos? ¿Cómo posa usted para ellos y sus dos cámaras Nikon D 7000, durante 30 segundos de total libertad expresiva?

Cuando se conoce un poco la historia de Yanela Piñeiro y de Jeffrey Cárdenas podría pensarse que tienen poco en común. Excepto la fonética inicial de sus nombres, casi nada los hace coincidir en esta vida.

Ella estudia el décimo grado en una escuela preuniversitaria ubicada entre Bejucal y Buena Ventura, al noroeste de la provincia de Mayabeque. Comparte su tiempo entre una y otra zona, entre las casas de sus padres y la escuela.

Él es un escritor y fotógrafo, que declara su origen cubano, a pesar de haber nacido en Estados Unidos. Todo porque su abuelo mantuvo hogares en ambos países, hasta que finalmente emigró al norte, donde cultivó en su descendencia la necesidad de recordar y conocer el pasado.

Podemos decir entonces que por Cuba comienzan las coincidencias de Yanela y de Jeffrey. Aunque también tienen en común la pasión por la fotografía.

Cárdenas se licenció en la carrera de Fotografía en la Universidad de Florida. En el mismo centro de altos estudios, tomó talleres de escritura creativa con Harry Crews y de Fotografía de Bellas Artes con Yvonne Streetman y Jerry Ulesmann.

Hasta la fecha, ha trabajado como escritor y fotoreportero para varios medios de prensa, entre los que sobresalen los prestigiosos The New York Times, Associated Press, Agencia France Press, entre otros.

Yanela Piñeiro atesora en su currículo una impresionante lista de exposiciones personales y colectivas. Lo más llamativo es que su inventario comienza en el 2008, cuando ella aún tenía 9 años de edad.

Sus intervenciones en diversos espacios se extienden in crescendo hasta la fecha, y comienzan en espacios locales, para llegar a otros de mucha mayor relevancia.

Fumador de cahimba- Yanela PiñeiroFumador de cahimba- Yanela PiñeiroAhora Yanela y Jeffrey crean nuevas coincidencias. Ambos vieron a cubanas y cubanos a través de sus lentes, en un llamativo proyecto de observación social titulado Cómo lo vemos a Usted.

Durante tres días (10, 11 y 12 de julio) personas que pasaron por la Plaza Vieja, en el casco histórico de La Habana, posaron para ambos creadores en dos estudios improvisados en el portal de la Fototeca de Cuba.

Entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, Cardenas y Piñeiro utilizaron idéntico equipamiento para retratar a quienes participaron.

El díptico Cómo lo vemos a usted tiene una coletilla: "y cómo nos ven". A los creadores les interesó conocer las diferentes formas en que una misma persona se presenta ante dos creadores tan diferentes.

Cada fotógrafo seleccionará ahora su imagen preferida de cada sujeto. Y juntarán ambas para exhibirlas, en dípticos que podrían tener ilimitadas combinaciones.

Según el proyecto presentado por Cárdenas, "la exposición final tiene como meta la presentación en conjunto de Cuba y Estados Unidos, en una galería con 18 dípticos en blanco y negro enmarcados, en un tamaño de 80 por 50 centímetros".

Gracias al uso de etiquetas, en las dos terceras partes de las fotografías se sabrá cuál es la versión de Jeffrey y cuál la de Yanela sobre cada persona. Pero en el resto los espectadores serán libres de suponer y construir sus propias elecciones.

Otra de las fotografías de Yanela PiñeiroOtra de las fotografías de Yanela PiñeiroCómo lo ve Yanela

¿Cómo te llegó la invitación a hacer este proyecto con Jeffrey Cárdenas?

Yo no conocía a Jeffrey. Él quería realizar el proyecto Cómo lo vemos a Usted y contactó con Rufino del Valle,especialista de la Fototeca de Cuba y profesor de la Academia Cabrales del Valle. Rufino me propuso como candidata.

¿Qué sentiste al saber de la invitación?

Sentí una gran emoción, ya que este proyecto es mi más grande trabajo fotográfico.

Eres una joven fotógrafa y tu trabajo es muy elogiado ya. ¿Sientes alguna presión ante lo que los demás esperan de ti?

Cada día que pasa participo en nuevos concursos, exposiciones personales y colectivas. Además soy la miembro más joven de la AHS (Asociación Hermanos Saíz), es lógico que estoy más comprometida con mejorar mis obras.

¿Qué esperas tú de la fotografía que haces?

Espero llegar a ser una fotógrafa profesional y que mi obra sea reconocida.

¿Cómo asumes la fotografía? ¿Para ti es creación, diversión, trabajo, hobby?

Al principio, cuando sólo tenía 9 años y comencé a participar en concursos de fotografía, para mí era un hobby. Más tarde fue tomando un carácter más serio, y después de 6 años de haber participado en mi primer Salón Mirta Cerra, la fotografía es parte de mi vida.

Ahora trato de ser lo más creativa posible, gracias a las técnicas que aprendí en los tres niveles de fotografía que cursé en la Academia Cabrales del Valle.

¿Crees que es diferente retratar a las personas en la Plaza Vieja, que retratarlas por ejemplo en Bejucal o Buena Ventura?

Es igual retratar en Bejucal, en La Habana o en cualquier lugar. La fotografía es la misma. Cambian los rostros de las personas, todos son diferentes y reflejan diversos sentimientos, como la tristeza, felicidad, angustia, dolor.

Cómo lo ve Jeffrey

Yanela y JeffreyYanela y JeffreyLas nuevas tecnologías han democratizado la fotografía como expresión artística. ¿Qué distingue en la actualidad a un fotógrafo profesional?

La expresión artística es inherente a las nuevas tecnologías en la fotografía. Por estos días, todo el mundo es artista en los medios sociales, o al menos eso cree. Lo que distingue a un fotógrafo profesional es su dedicación a la disciplina.

El Arte no es creado por accidente. Un selfie puede ser muy divertido, y es instantáneo. Pero si no hay pensamiento detrás de la creación de la imagen, entonces la imagen no es más que mirarse en un espejo.

Se dice que la fotografía de prensa es muy diferente a la fotografía documental o artística. Sin embargo ha tenido experiencia en grandes medios de prensa y sigue haciendo fotografía creativa. ¿Cree que existen estas diferencias?

El fotoperiodismo, la fotografía documental y la fotografía artística tienen el mismo objetivo: contar una historia. La diferencia la marca la forma en que cada una cuenta esa historia.

En el fotoperiodismo, los acontecimientos cambian rápidamente y el fotógrafo debe interpretar el suceso a la par que lo documenta. El peligro es que una interpretación errónea (accidental o deliberada) puede desviar la realidad de la historia y cambiar la opinión pública.
La fotografía artística también cuenta una historia, pero es el individuo, no el fotógrafo, quien genera la interpretación.

El proyecto Cómo lo vemos a Usted será una historia de interpretación individual. Es un relato fotográfico. Cómo nos vemos cambia con cada par de ojos —los ojos de los sujetos, los espectadores y los fotógrafos. Esto es lo que hace este proyecto tan fascinante.

¿El díptico Cómo lo vemos a usted se realiza por primera vez en Cuba o ha tenido experiencias anteriores?

Cómo lo vemos a Usted es único en Cuba.

A menudo visito el país y cuando camino por las calles de La Habana con mis amigos cubanos, siempre las personas me miran de una forma diferente: como a un extranjero. A veces eso es positivo y a veces es negativo, pero siempre me miran diferente.

En la próxima década, para bien o para mal, Cuba estará inundada de extranjeros como yo. La forma en que respondemos a los demás afectará en muchos sentidos las relaciones entre nosotros. Este proyecto va a crear una conciencia de reconocimiento mutuo.

¿Cómo nació la idea de trabajar con una fotógrafa tan joven?

Mi objetivo es la diversidad. Rufino del Valle me recomendó a Yanela Piñeiro. Soy un turista americano con el pelo blanco y Yanela es una brillante joven cubana. Diversidad. Estoy interesado en cómo la gente responde a ser fotografiada por cada uno de nosotros. La respuesta puede ser sutil o puede ser dramática. Ambas son significativas.

La edad de Yanela es secundaria a su habilidad como fotógrafa. Ella es un genio. Yanela Piñeiro tiene un ojo extraordinario, está clásicamente entrenada y debido a su edad ella ve el mundo con inocencia y no con cinismo.

Por esa razón apelé a ella como colaboradora de este proyecto. Creo que será una contribuyente importante para el futuro de las artes visuales en Cuba. Es un honor trabajar con ella.

Vive en la Florida, es de origen cubano, ¿cuál cree que sea la singularidad de retratar a los cubanos que viven en Cuba? ¿Por qué no hacerlo con los muchos cubanos que viven en la Florida?

Hay pureza al fotografiar a los cubanos que viven en Cuba. Esta es una generación que ha decidido, a pesar de las dificultades, que Cuba es su patria.

Los cubanos que podrían dejar el país deciden quedarse por muchas razones. Permanecen por la familia, por supuesto. Pero he aprendido que hay algo incluso más fuerte que vincula a los cubanos a su patria: Es el vínculo de quienes son. Esto es lo que me atrae.

Los cubanos que viven en la Florida serían una extensión fascinante del proyecto de fotografía. Hay una perspectiva completamente diferente de Cuba en la comunidad de exiliados. Pero una cosa no cambia: la sangre cubana es la misma sin importar a qué lado del estrecho llamemos hogar.

Añadir comentario

Normas para comentar
  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.