Radios de Colombia sintonizan señal de paz

Emisoras comunitarias apoyan procesos de reintegración social y enfrentamiento a la violencia.

Licencia Creative Commons

Los logros sociales que comienza a mostrar el proyecto

BOGOTÁ, feb (IPS) – Limpiar y repoblar de peces un riacho que era un basurero e integrar a la escuela a paramilitares ultraderechistas desmovilizados son algunos resultados iniciales del proyecto “Con-vivencias al dial: Radios para el encuentro” en un rincón del noroeste de Colombia.

Esos logros sociales, ambientales y en otras áreas contrastan con una larga historia de violencia en el municipio de Tierra Alta, en el departamento de Córdoba, que dejó incontables víctimas, incluido el sacerdote jesuita Sergio Restrepo, asesinado por paramilitares en 1989 y que le da nombre a la radio comunitaria asociada al proyecto.

El acuerdo de desmovilización firmado entre el gobierno del derechista Álvaro Uribe (2002-2010) y jefes paramilitares mejoró la situación general.

Pero “la tensión se mantiene en el lugar, y para erradicarla se necesitarían unos 10 o 12 años, con desarrollo de programas educativos y laborales, en especial para los jóvenes”, dijo a IPS por teléfono Víctor Pantoja, miembro de la junta de programación de la emisora Sergio Restrepo 105.0 FM de Tierra Alta.

“También es cierto que los mensajes de ‘Con-vivencias al dial‘ empiezan a calar”, añadió con entusiasmo.

La iniciativa no alcanzará a los 56.000 paramilitares desmovilizados de la última década ni a la totalidad de las víctimas, pero permite capacitar y crear habilidades para la producción radial, el desarrollo de contenidos y la realización de 120 programas de 10 minutos cada uno, que rotarán entre las emisoras participantes.

El plan partió del gobierno a través del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), con apoyo del Fondo Fiduciario de Japón para acciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“El fondo japonés aportó 113.000 dólares, la ACR 150.000 y el ministerio 130.000”, informó a IPS la subdirectora de Metodologías, Seguimiento y Evaluación de esa cartera, María Fernanda Ardila.

“El objetivo central es otorgar a las emisoras comunitarias herramientas suficientes para que apoyen procesos de reintegración social y que cumplan un papel mediador para lograr la convivencia pacífica”, dijo a IPS la periodista Esmeralda Ortiz, con trabajo en radios comunitarias desde 1990.

Ortiz, que es funcionaria del Ministerio de Cultura, coordina desde agosto el proyecto planificado para extenderse por un año.

“La misión del Ministerio de Cultura está centrada en crear contenidos que respondan a la realidad social dentro de contextos culturales propios de las diferentes regiones, y una programación que fortalezca la nacionalidad, la identidad, la participación social y la democracia”, dijo Ortiz.

Para el desarrollo del plan se seleccionaron 20 de los 1.067 municipios estudiados, con antecedentes de especial violencia, consecuencias del desplazamiento forzado de personas y posteriores desmovilizaciones masivas, en el marco de la añeja guerra entre guerrillas izquierdistas y fuerzas del Estado a las que se aliaron paramilitares.

Estos distritos se ubican en departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar y Magdalena, en la norteña costa Caribe, Antioquia, Córdoba y Sucre y Santander, en el centro y noroccidente, y Casanare, Huila, Meta, Cundinamarca y Tolima, entre el este, centro y oeste del país.

Los participantes de esos 20 municipios están desarrollando su capacitación y luego producirán los programas.

En el municipio de Soledad, departamento de Atlántico, y en el de Planadas, en Tolima, el objetivo principal es prevenir la vinculación de jóvenes con los grupos armados ilegales.

En Soledad participa la radio Madrigal 88.1 FM Stéreo y en Planadas Musicalia FM Stéreo 106.0.

“El programa de radio ha servido mucho, mucho, mucho. Las capacitaciones son muy interesantes”, aseguró a IPS, vía telefónica, Efrén Silva, observador de la no gubernamental Cruzada Social de Planadas.

“Este trabajo nos da luz, porque aquí vivimos en guerra desde 1940, y todo el tiempo tenemos miedo de hablar”, afirmó Silva.

Planadas se encuentra en el sur del occidental departamento de Tolima, en inmediaciones del Cañón de Las Hermosas, conocido por la presencia de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En esa región, el ejército colombiano mató en noviembre de 2011 al máximo jefe de esa organización guerrillera, “Alfonso Cano”.

“Calculo que 60 por ciento de la población, que ronda las 40.000 personas, se ha unido gracias al programa. Participan niños, niñas, mujeres, profesores, y muchos músicos que cada ocho días vienen a cantar, a tocar tiple y guitarra complaciendo a la gente”, agregó Silva.

“El interés que suscita el programa hace que un integrante de una junta de acción comunal camine dos horas hasta Planadas, porque, dice, está convencido de la importancia de la tarea que se puede cumplir desde la emisora”, agregó la coordinadora Ortiz.

“Me sorprende la masiva participación de jóvenes en la mayoría de municipios. Y es que la población, además de música, quiere saber qué está pasando en el país, conocer fórmulas para solucionar sus problemas sin agresión, respetando las diferencias de pensamiento, de motivos, de acciones, y en eso hay mucho por hacer”, continuó.

Una vez producidos los programas, además de rotarlos entre las radios comunitarias, “los llevaremos a las emisoras de la Policía Nacional, universitarias, así como a la mayor cantidad de circuitos posibles”, dijo Ortiz.

“Tenemos muchas historias por contar sobre personas que ejercieron como actores armados, pero que ahora trabajan por la comunidad”, sostuvo.

“En Montes de María (serranía en los norteños departamentos de Sucre y Bolívar) hay un proceso de desminado que hacen antiguos combatientes, y también están las mujeres desmovilizadas que ahora atienden comedores para personas de la tercera edad, por ejemplo”, ejemplificó. (FIN/2012)

* Artículo producido con apoyo de la Unesco

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.