Cuba y EE.UU. acercan posiciones tras segundo diálogo

La Habana, 28 feb.- Las delegaciones de Cuba y Estados Unidos se mostraron complacidas por los progresos en materia de relaciones diplomáticas y acordaron ampliar los temas de discusión bilateral, en el segundo encuentro celebrado la víspera en la capital estadounidense. Ambas partes reconocieron que acercaron posturas, si bien subsisten puntos de fricción que analizarán … Leer más

Se aspira lograr la apertura de embajadas antes de la próxima Cumbre de las Américas, que sesionará el 10 y 11 de abril en Ciudad de Panamá. Tomado de Granma

Se aspira lograr la apertura de embajadas antes de la próxima Cumbre de las Américas, que sesionará el 10 y 11 de abril en Ciudad de Panamá. Tomado de Granma

Foto: Se aspira lograr la apertura de embajadas antes de la próxima Cumbre de las Américas, que sesionará el 10 y 11 de abril en Ciudad de Panamá. Tomado de Granma

La Habana, 28 feb.- Las delegaciones de Cuba y Estados Unidos se mostraron complacidas por los progresos en materia de relaciones diplomáticas y acordaron ampliar los temas de discusión bilateral, en el segundo encuentro celebrado la víspera en la capital estadounidense.

Ambas partes reconocieron que acercaron posturas, si bien subsisten puntos de fricción que analizarán en próximos encuentros como parte de la “comunicación permanente” que La Habana y Washington se comprometieron en mantener.

Luego de la segunda ronda de conversaciones bilaterales, las jefas de las delegaciones efectuaron una conferencia de prensa, donde detallaron peculiaridades de la agenda, la cual dio continuidad a la discutida en La Habana, el pasado 22 de enero.

Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, afirmó que su delegación acudió a la cita “con un espíritu constructivo”.
“Puedo afirmar que la reunión se desarrolló en un clima respetuoso y profesional. Tuvimos una buena reunión”, aseveró.

Según la diplomática, su delegación insistió en la importancia de eliminar a Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo y que se resuelva la provisión de servicios financieros a la Sección de Intereses del país en Washington.

La delegación norteamericana nos informó que trabaja en ambos asuntos, indicó.

Desestimó que la salida de la “lista negra” sea una condición para restaurar las relaciones diplomáticas, aunque remarcó que “para Cuba es un tema prioritario”.

La eliminación de la isla de esa lista permitiría, a su juicio, que “cuando se restablezcan las relaciones diplomáticas se esté dando paso a una nueva etapa sobre bases distintas que de verdad representen un cambio cualitativo”.

Vidal enfatizó en la necesidad de “garantizar la observancia de los principios del Derecho Internacional y de las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que deberán ser la base de las futuras relaciones diplomáticas y del funcionamiento de las respectivas Embajadas”.

Confiamos, agregó, en que Cuba y Estados Unidos puedan establecer relaciones sobre bases de respeto, igualdad soberana y reciprocidad, al tiempo que exhortó a respetar los ordenamientos políticos de cada nación, a fin de “identificar áreas de interés común para cooperar en beneficio de ambos países, de la región y del mundo”.

Por su parte, la secretaria de Estado Asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, se mostró “impresionada por la seriedad de las conversaciones, el nivel de franqueza, de poner sobre la mesas todas las diferencias y como superarlos de manera creativa, sin traicionar nuestros valores”.

Explicó que el departamento de Estado evalúa la exclusión de la nación caribeña de la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo, a la cual incluye de manera ininterrumpida desde 1982.

“Hay una revisión en curso y para nosotros es importante terminarla. Lo haremos tan pronto como sea posible, conforme a la ley”, remarcó.

Recalcó que se sigue trabajando para solucionar la imposibilidad para acceder a un banco de la Sección de Intereses de la Cuba en Washington, imposibilitada de efectuar operaciones desde hace más de un año.

Asimismo, dijo, hablamos sobre la libertad de movimiento de los diplomáticos una vez que estén abiertas las embajadas.

Queremos que nuestros representantes “operen en función de una apertura lo más grande posible, para un mayor contacto con el pueblo cubano y poder hablar con la mayor cantidad de actores de la sociedad civil”, manifestó.

En este sentido, se mostró optimista de que, dado el avance constatado en el diálogo bilateral, “se pueda lograr la apertura de las embajadas antes de la Cumbre de las Américas”, pactada para los días 10 y 11 de abril en Ciudad de Panamá.

Jacobson adelantó detalles sobre las visitas y encuentros técnicos bilaterales que tendrán lugar en las próximas semanas, en materia de aviación civil, trata de personas, telecomunicaciones, prevención de fraude migratorio y cambios en las regulaciones que modifican la implementación del bloqueo.

“Mantendremos comunicación permanente, pues todavía tenemos asuntos que consultar con nuestros gobiernos y otros en que aún no existen acuerdos concretos. Estas conversaciones han demostrado la necesidad de contar con embajadas cuando existen diferencias. La variable es la comunicación”, concluyó.

Cuba y Estados Unidos celebran pláticas, tras la decisión de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, anunciada el 17 de diciembre de 2014, de avanzar hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

La primera ronda de conversaciones tuvo lugar en La Habana el 22 de enero, y también fueron lideradas por Josefina Vidal y Roberta Jacobson, al frente de sus respectivas delegaciones. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.