Inversiones: ineficiencia lastra avance económico

La ineficiencia en las inversiones perjudicó el avance de la economía en 2008.

Jorge Luis Baños - IPS

La falta de control propicia el desvío de recursos y el robo en las entidades estatales

La baja eficiencia en los procesos inversionistas es uno de los problemas más agudos de la economía cubana, según reconocen dirigentes del Ministerio de Economía y Planificación, al pasar revista al desempeño de esa esfera en 2007.

Las inversiones están lastradas por mecanismos dilatados debido a deficiencias burocráticas. Para las autoridades estatales, el problema mayor radica en el inicio de una nueva obra, sin contar con toda la preparación requerida. Especialistas advierten que este fenómeno se paga caro en todos los órdenes: económico, político y social.

La falta de control propicia el desvío de recursos y el robo en las entidades estatales y durante el proceso de contratación, los inversionistas no exigen el cumplimiento de los plazos de inicio y terminación pactados en acuerdo previo. También influye la inadecuada preparación de los mandos intermedios estatales y gubernamentales para enfrentar las obras. Se observan, además, inconsistencias en los análisis económicos y financieros.

Conceptualmente, una inversión es el gasto de recursos financieros, humanos y materiales con la finalidad de obtener ulteriores beneficios económicos y sociales, a través de la explotación de nuevos activos fijos. Es un sistema dinámico que integra las actividades y servicios que realizan los diferentes sujetos, que participan desde su concepción inicial hasta la puesta en explotación, según documentos legales aprobados por el Ministerio de Economía y Planificación.

Son acciones dirigidas a nuevas instalaciones productivas, de servicios y de infraestructura, así como a su ampliación, rehabilitación, remo-delación, reposición de equipamiento u otros y la reparación capital; el fomento de plantaciones permanentes; el incremento del rebaño básico; la adquisición de ganado mayor; la adquisición de equipos de transporte aéreo, marítimo y terrestre, además de otros medios que por sí solos constituyen activos fijos.

De acuerdo con Ileana Rey, viceministra del Ministerio de Economía y Planificación, es un proceso en extremo complejo, que involucra a muchas entidades y personas y, por ello, resulta vital su organización desde el mismo momento en que se concibe la idea de invertir.

Los problemas que generan gastos significativos sin la obtención de los beneficios económicos y sociales esperados y la inmovilización de cuantiosos recursos, fueron criticados por el presidente en funciones, Raúl Castro Ruz, desde julio de 1999. Los análisis derivados de esos señalamientos coincidieron en la necesidad impostergable de modificar las regulaciones entonces vigentes.

Había que adecuar la Resolución 157 de 1998, emitida por el Ministerio de Economía y Planificación. Fue así que esa entidad adoptó la Resolución 91 de 2006, en cuya elaboración participaron 22 organismos de la administración central del Estado y numerosas instituciones, durante el primer cuatrimestre de 2003.

En la preparación del nuevo proyecto resolutivo intervinieron especialistas de los ministerios del Turismo, de las Fuerzas Armadas, del Interior, Construcción, Finanzas y Precios, Instituto de Planificación Física y otros implicados en la elaboración de los proyectos. Tras numerosas sesiones de trabajo, en mayo de 2003 fue presentada al gobierno la propuesta de regulación sobre el proceso inversionista.

Como resultado, se elaboró la Resolución 91 de 2006 del Ministerio de Economía y Planificación, la cual fue sometida a debate en todas las instancias estatales, hasta el Consejo de Ministros, y finalmente se emitió de forma oficial el 16 de marzo de 2006.

Según los expertos, los cambios principales que introduce este nuevo cuerpo legislativo son:

– define integralmente el proceso inversionista desde su concepción inicial hasta la explotación, al incorporar el análisis postinversión,

– imprime mayor flexibilidad, al prever la ejecución simultánea de actividades en la preinversión,

– promueve la aplicación de métodos modernos de dirección del proceso,

– jerarquiza la fase de preinversión, en la que sobresale el estudio de factibilidad en todos los niveles de aprobación,

– prioriza el cronograma y el presupuesto como importantes fases que deben cumplirse,

– regula el concepto de expediente de liquidación y de paralización de la inversión, entre otros aspectos.

Sin embargo, opina Rey, ninguna regulación, ni la más perfecta, podrá sustituir jamás la necesaria y activa participación de los seres humanos que deben aplicarla para cumplirla.

En la práctica, los chequeos de lo que debe hacerse, según la nueva resolución, revelaron la existencia de inversiones que, aun con expedientes completos, no marchaban bien. Sobresalieron, además, los sobregiros de presupuestos aprobados y las limitaciones de financiamiento. Por ejemplo, en el plan del pasado año se planificaron programas cuya ejecución no se inició, al no reunir los requisitos indispensables para ello.

Cuando se quiere incorporar una inversión en el plan de la economía, hay que cumplir lo que establece la Resolución 91, pero, al parecer, hay empresarios que no han digerido su contenido, o lo obvian por sus intereses personales, cuando no lo encuentran complicado y dilatador de sus objetivos. Los ministros o presidentes de gobierno son los responsables de presentar las propuestas al ministro de Economía y Planificación, José Luis Rodríguez. Estas tienen varios niveles de aprobación y mucha burocracia de por medio antes de llegar a esa instancia.

Estado de las principales inversiones

Continúa la rehabilitación del ferrocarril con la reparación de 3.021 vagones y 96 locomotoras, en los dos últimos años. La inversión en la esfera energética absorbió la mayor cantidad de financiamiento durante 2007, para generar electricidad con inferior consumo de portadores energéticos. La base del sistema eléctrico nacional descansa ahora en el uso de grupos electrógenos que operan con fuel oil, más barato que el diesel y el gas acompañante del petróleo. Los emplazamientos con motores que recaban diesel sólo entrarán a funcionar en los horarios de máxima demanda, señaló el vicepresidente Carlos Lage en un recorrido por la inversión más importante en la esfera energética en el país: el montaje de motores alemanes de gran capacidad de producción de electricidad con fuel oil, a un costado de la termoeléctrica del Mariel.

Lage dijo que, en la actualidad, la isla cuenta con una capacidad de 373 megavatios instalados en los grupos de fuel oil y debe llegar a casi 1.700 megavatios cuando se concluyan los 57 emplazamientos programados para todo el país, con esa energía menos costosa. En cuanto al gas, el aporte asciende a 150 megavatios y la cifra deberá aumentar en la medida en que la disponibilidad lo permita.

Los grupos electrógenos de emergencia, que emplean diesel, ascienden ahora a 6.000 y sólo serán utilizados para asegurar el funcionamiento de hospitales, policlínicos, centros de elaboración de alimentos y fuentes de abasto de agua, cuando se produzcan interrupciones del servicio por el embate de ciclones y otros fenómenos climatológicos. Por las inversiones en curso, este año superarán los 7.000, con capacidad total cercana a 900 megavatios.

Otras inversiones priorizadas son las dirigidas a mejorar el transporte. Cuba contrató 1.548 ómnibus en China, de los que ya arribaron al país 806. Así comenzó la operación de nuevos vehículos en la capital y se han asignado equipos para el transporte urbano de Santiago de Cuba, Camagüey, Holguín y el municipio especial de Isla de la Juventud.

En las instalaciones portuarias se han reparado 33 grúas, 13 remolcadores y ocho patanas, entre los medios de mayor significación. Por otra parte, continúa la rehabilitación del ferrocarril con la reparación de 3.021 vagones y 96 locomotoras, en los dos últimos años.

Para el almacenamiento de los alimentos se instalaron 174 silos refrigerados, con una capacidad de 348.000 toneladas de alimentos.

En obras hidráulicas se han invertido más de 171.000.000 de pesos convertibles. Los recursos financieros destinados a este fin se incrementaron de manera sostenida y se pronostica que la cifra se eleve a 240.000.000 en este año.

Al valorar el panorama de las inversiones que se ejecutan en los sectores de salud pública y educación, Fidel Figueroa, ministro de la Construcción, subrayó que hay que cambiar métodos y estilos de trabajo, ser más disciplinados cuando se establecen compromisos de terminación de obras, pues hay fechas incumplidas por falta de organización y disciplina.

Es evidente que la ineficiencia en las inversiones constituye uno de los principales problemas que perjudican el avance de la economía, al dilapidarse e inmovilizar recursos sin provecho. Además de que el descontrol es caldo de cultivo de las ventas de materiales y equipos en el mercado negro, lo cual enriquece a unos y les saquea el bolsillo a quienes, impulsados por sus necesidades, acuden a los vendedores ilegales.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.