Confirmados los vínculos entre Cuba y Venezuela

En febrero de 1999 Fidel Castro viajó a Venezuela para participar en la toma de posesión del presidente Hugo Chávez Frías.

Archivo IPS Cuba

El mandatario cubano confirmó ser amigo del popular Hugo Chávez.

La visita del presidente de Cuba, Fidel Castro, a Venezuela dejó como saldo la consolidación de los vínculos bilaterales y de la amistad entre los líderes de ambas naciones.

Castro llegó a Caracas el día primero para participar en las ceremonias de toma de posesión del presidente Hugo Chávez Frías y en sus primeras palabras rindió homenaje al Libertador Simón Bolívar y al pueblo venezolano.

Bolívar, Venezuela, su pueblo y sus hazañas inspiraron siempre mis sueños de revolucionario latinoamericano y cubano, dijo en una breve alocución en el aeropuerto internacional Simón Bolívar.

Esa misma noche se entrevistó con Chávez Frías, presuntamente para tratar temas pendientes de su anterior reunión en La Habana, los días 16 y 17 de enero último.

El tópico de las conversaciones privadas de Fidel Castro con su anfitrión no fue revelado.

El nuevo mandatario venezolano, ganador de los comicios del 6 de diciembre pasado con una votación récord de 54 por ciento en la historia nacional, hizo un saludo especial al pueblo cubano en su primer mensaje a la nación.

Por su parte, el canciller José Vicente Rangel afirmó que Venezuela profundizará sus relaciones con Cuba durante el gobierno de Chávez, cuyo mandato se prolongará por los próximos cinco años.

En declaraciones a la prensa, Rangel subrayó también el rechazo de su país a la política de hostilidad de Estados Unidos contra esa nación.

Pedimos respeto para el pueblo de Cuba, pedimos el cese del bloqueo (norteamericano), que nos parece una conducta ominosa de gran potencia frente a un pueblo hermano, enfatizó el canciller.

Apuntó que muchos empresarios venezolanos están interesados en emprender o reforzar negocios con La Habana, lo que fue confirmado por varios dirigentes de ese sector durante una reunión con Castro.

El día 4 el líder cubano afirmó haber observado un renacimiento de Venezuela durante su discurso de cerca de cinco horas y media en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, donde fue acogido por unos tres mil estudiantes, catedráticos y empleados de la principal casa de estudios del país.

El mandatario cubano, quien confirmó ser amigo del popular Hugo Chávez, señaló que en el país existen grandes expectativas, aunque apuntó que la población no debe esperar que el montón de problemas acumulados en Venezuela sean resueltos de una manera rápida.

Recordó cifras oficiales para ilustrar la situación económica del país, cuyas exportaciones cayeron en seis mil 100 millones de dólares de 1997 a 1998, mientras los precios del petróleo, su principal producto de exportación, se desplomaron a casi la mitad en igual período.

Subrayó que al hablar sobre el asunto cumplía un deber honesto de hermano, amigo, sin pretender dar opiniones sobre políticas que otros tendrían que realizar después.

Castro destacó que Venezuela puede jugar un papel importante en la integración latinoamericana y caribeña, para hacer realidad uno de los sueños fundamentales del Libertador Simón Bolívar y afirmó que si entonces la unidad regional podía parecer un sueño, hoy es una necesidad vital.

Castro reiteró también que Cuba continuará resistiendo todo el tiempo necesario frente a la guerra económica librada contra la isla por Estados Unidos durante las últimas cuatro décadas.

Luego de su discurso en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, Castro se reunió en el hotel Eurobuilding con cerca de 300 empresarios, a los cuales invitó a visitar La Habana.

En el encuentro organizado por la Cámara de Comercio binacional, también hablaron el canciller, José Vicente Rangel, el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Márquez, y el presidente de la Federación de Cámaras (FEDECAMARAS), Francisco Natera. Castro respondió sugerencias, interrogantes y proposiciones del auditorio acerca de la colaboración mutua en el sector azucarero, la dinámica de la apertura económica cubana, cuestiones sobre la zona franca, proyectos de telecomunicaciones y otros.

El presidente de la filial de la Cámara en la región centro- occidental, Alberto Castaños se comprometió junto a sus demás colegas de la institución a organizar lo más pronto posible una misión empresarial para proseguir la conversación interrumpida y para concretar negocios en la isla caribeña.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.