Menos plagas en alimentos almacenados

La aplicación de controles biológicos y químicos redujeron las pérdidas de alimentos a 1100 toneladas.

Baldrich - IPS

Anualmente se decomisan en la isla, como promedio, 7.000 kilogramos de productos en los cuales se detectan plagas.

Alrededor de 22.000 toneladas anuales de productos alimenticios se perdían en los almacenes cubanos por la presencia de gorgojos, cucarachas y roedores. Esta situación cambió en el último año, como parte del programa intensivo de reordenamiento de la cadena puerto-transporte-economía interna, en el que participaron oficiales del Ministerio de las Fuerzas Armadas.

Humberto Vázquez, director de Sanidad Vegetal del Ministerio de la Agricultura, señaló que las medidas adoptadas posibilitaron reducir esas mermas a 1.100 toneladas, con la aplicación de controles biológicos y químicos contra esas plagas.

La difusión de plagas emergentes y especies invasoras ha aumentado enormemente en los últimos años, declaró en su informe anual sobre el estado mundial de 2001 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Esa entidad señaló, además, que el crecimiento del comercio de frutas y verduras frescas es hoy responsable de la mayor parte de los problemas de plagas de cuarentena.

El rápido aumento de la circulación transfronteriza de mercancías y personas, la liberalización del comercio, el interés creciente por la seguridad de los alimentos y del ambiente han elevado la necesidad de cooperación internacional para controlar las plagas.

Las plagas y enfermedades de las plantas y los animales suponen una amenaza permanente para los agricultores y ganaderos y, a menudo, provocan dramáticas pérdidas económicas.

Estimaciones mundiales de 2001 señalan que las pérdidas por esas causas alcanzan 50 por ciento de la producción posible.

De las 209 plagas catalogadas como muy peligrosas, 156 están presentes en el continente americano. De esas, hay 124 detectadas en el Caribe, pero ninguna de esa entidad peligrosa se ha detectado en la nación caribeña, informó Vázquez.

Decomisos por intercepciones  de plagas

Cuando Cuba decide importar un producto, debe solicitarse un permiso al Centro de Sanidad Vegetal, que inspecciona la planta, alimento o producto en general que se ha decidido adquirir, en su lugar de origen.

Especialistas realizan los análisis de riesgo de las plagas del sitio de procedencia de la compra en el exterior. Un peritaje del Laboratorio de Control de Cuarentena Vegetal es decisivo para realizar cualquier operación comercial.

Vázquez explicó que anualmente se decomisan en el país, como promedio, 7.000 kilogramos de productos en los que, durante el proceso de revisión previo a la cuarentena, se detecta Ceratitis capitata, conocida como mosca de la fruta; Anastrepha ludens y Anastrepha sp., otros insectos que transmiten plagas altamente destructivas en cítricos y frutas son Frankliniella occidental, nativo de la parte occidental de Norteamérica y  conocido como el Thrips de California; R. solanacearum, plaga grave de los vegetales y causante de la podredumbre parda o marchitez bacteriana de la patata y del tomate; Clavibacter michiganensis, bacteria gram positiva, que causa la podredumbre angular de la papa, y Trogoderma sp, insecto carroñero que origina las peores plagas que puedan encontrarse en los establecimientos que conservan alimentos.

Plagas exóticas que han invadido Cuba :

1978 – Roya de la Caña de Azúcar Puccinia erianthi

1979 – Moho Azul del Tabaco  Peronospora tabacina

1990 – Sigatoka Negra del Plátano  Mycosphaerella fijiensis

1995 – Broca del Café Hypothenemus hampei

1997 – Ácaro del Arroz Stenotarsonemus spinki

La vulnerabilidad de Cuba en la aparición de enfermedades y plagas fitosanitarias se halla en la abundancia de hospedantes; en las numerosas vías de entrada, muy fáciles por la condición de archipiélago; en las brechas en la detección y en la capacidad de respuesta de que disponga el país para enfrentar desastres de esa índole.

Otras causas que acentúan el desarrollo de plagas son la cercanía de naciones en el arco del Caribe, la elevada biodiversidad, el clima cálido, los ciclones tropicales y el tráfico de personas.

El Laboratorio Central de Cuarentena Vegetal examina las muestras en los flujos de entrada de las mercancías y también se realizan pruebas en los Laboratorios de Estaciones Territoriales de Protección de Plantas, señaló Vázquez. Los flujos de muestras se toman en áreas de cultivo y marginales, puntos de entrada, almacenes, fábricas y centros de trabajo, especificó.

Plagas Cuarentenarias para la República de Cuba. Presencia en América y el Caribe.

Categoría

Grupos A-1 (muy peligrosas)

Presencia

América y el Caribe

Insectos

93

66

57

Ácaros

6

6

6

Nemátodos

17

15

12

Hongos

26

20

13

Bacterias y fitopatógenos

21

16

12

Virus y Tiroides

34

21

14

Malezas

12

12

10

TOTAL

209

156

124

Fuente: Centro de Sanidad Vegetal de Cuba

“Anualmente examinamos más de 10.000 muestras, con 70.000 análisis en las diferentes especialidades. Se realizan, asimismo, más de 1.200 intercepciones de plagas, de las cuales, como media, 150 corresponden a plagas cuarentenarias”, apuntó.

La misión del sistema de sanidad vegetal, recalcó, es garantizar la protección fitosanitaria del país, con un impacto ambiental favorable y el uso de variedades y semillas con la calidad requerida. El soporte legal para ese proceso descansa en:

1- Decreto Ley No. 170, Del Sistema de Medidas de Defensa Civil.

2- Directiva No. 1 del vicepresidente del Consejo de Defensa Nacional para la Planificación, Organización y Preparación del País para Situaciones de Desastres.

3- Decreto Ley No. 153,  De las Regulaciones de Sanidad Vegetal.

4- Decreto No. 169, Contravenciones de las Regulaciones sobre Sanidad Vegetal.

5- Indicaciones del Ministerio de la Agricultura para la elaboración de los Planes de Reducción de Desastres, 28 de octubre de 2005.

6- Decreto No. 175, Regulaciones sobre calidad de las semillas  y sus contravenciones.

7- Ley 62, Código Penal, capítulo XlV, artículo 237. Infracción de las normas para prevenir y combatir enfermedades y plagas de animales y plantas.

8- Ley No. 190 de la Seguridad Biológica.

9- Resolución No. 434/94 sobre exportaciones.

10- Resolución No. 435/94 sobre importaciones.

11- Resolución No. 335/04, Lista de Plagas Cuarentenarias de la República de Cuba.

El país cuenta, asimismo, con especialistas en sanidad vegetal en las diferentes formas de producción de los ministerios de la Agricultura y del Azúcar y con un sistema de inspectores en municipios y consejos populares para detectar indicios de enfermedades y plagas en los agricultores.

Con el objetivo de garantizar los productos biológicos en el manejo integrado de plagas, se construyeron cuatro plantas de bioplaguicidas y 275 centros de reproducción de entomófagos y entomopatógenos, enemigos naturales que se alimentan de insectos que ocasionan plagas y enfermedades a las plantas, o los enferman, señaló Vázquez.

El Centro de Sanidad Vegetal cuenta con más de 1.900 graduados de nivel superior en todo el sistema agrícola, incluyendo las organizaciones productivas; más de 2.600 técnicos de nivel medio en esta especialidad y 644 obreros calificados.

Estos recursos humanos aplican el manejo integrado de plagas, que consiste en: prácticas agronómicas, señalización de plagas, capacitación de los agricultores, control biológico, regulaciones sobre el uso de los plaguicidas y productos químicos fitosanitarios.

En el caso de plagas endémicas, que son las que perjudican las áreas cultivadas y naturales en niveles permisibles y se mantienen bajo vigilancia y control, se aplica el manejo integrado de plagas y se combinan buenas prácticas agrícolas,  uso de  medios biológicos y  químicos y otras medidas alternativas, como plantas que sirven para alejar insectos nocivos de los sembrados, las cuales se colocan como barreras protectoras en las parcelas cultivadas.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.