Universidad de informática en antigua base soviética

Cuando se especula sobre la reapertura de la antigua base de Rusia en Cuba, recordamos su inaguración como universidad en 2002.

Tomado de http://www.contrainjerencia.com/

Antigua Base Lourdes

LA HABANA, 10 sep 2002 (IPS) – Un desmantelado centro de espionaje albergará desde este mes en Cuba una universidad para formar a los expertos en computación con que el gobierno espera ampliar la industria de software.

El nuevo instituto de enseñanza ocupará las instalaciones de la antigua base de Lourdes, en las afueras de La Habana, usada por la Unión Soviética y luego por Rusia, hasta fines del año pasado, para rastrear las comunicaciones de Estados Unidos en el Caribe.

El gobierno ruso decidió prescindir del centro por dificultades para pagar unos 200 millones de dólares anuales de alquiler a Cuba.

La Universidad de las Ciencias de la Informática se inaugurará la semana próxima con una matrícula de 2.000 jóvenes de alto rendimiento escolar, procedentes de todo el país.

“Se trata de jóvenes comprometidos con la revolución, dispuestos a trabajar donde haga falta y cuando haga falta”, comentó un experto en informática que dará clases en la universidad.

El programa de estudios, que incluye cibernética e ingeniería informática, está diseñado para dotar a los estudiantes de los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para competir en la industria de la programación.

“Nos han dicho que los programas de estudio serán intensivos, al estilo de ‘los planes talento’, y que es una universidad productiva”, comentó uno de los alumnos.

La boleta entregada a los estudiantes admitidos en la universidad está acompañada por dos frases del prócer independentista cubano José Martí: “Se ha de conocer las fuerzas del mundo para ponerlas a trabajar” y “El hombre ha de aprender a defenderse y a inventar”.

Las viviendas del antiguo personal de la base, instalada en 1964, fueron acondicionadas para albergar a los estudiantes a tiempo completo con las comodidades necesarias.

Se prevé que el remozamiento de las instalaciones existentes y la construcción de nuevas áreas se prolongue hasta el año próximo y marche en paralelo al desarrollo de tareas docentes.

Expertos inscriben el proyecto en una estrategia encaminada a desarrollar y consolidar la producción de programas de computación y convertirla en un importante renglón de exportaciones.

Si Cuba quiere ganar un espacio en el mercado mundial del software (programación informática) debe lograr, ante todo, una cultura tecnológica que le permita ponerse al día.

Como parte de los esfuerzos para superar el retraso cibernético, en el actual periodo lectivo se amplió a casi todas las universidades del país la carrera de Ingeniería Informática, mientras unos 20.000 adolescentes serán capacitados como técnicos en esa especialidad.

Cuba cuenta con 51 universidades y 12 facultades independientes, atendidas por 19.500 profesores.
Los programas educativos están diseñados para introducir la enseñanza de la computación desde edades muy tempranas en las escuelas de todo el país.

La comercialización de software y servicios informáticos en Cuba está desde 1987 a cargo de la empresa Centersoft, que en 1999 creó en Tarará, a 30 minutos de La Habana, el primer centro del país dedicado exclusivamente a producir programas de computación.

Una segunda instalación de ese tipo, también en Tarará, comenzará a funcionar en los próximos meses con capacidad de emplear a 800 programadores, analistas y gestores de proyectos.

Estos expertos trabajarán especialmente para el mercado europeo, donde personal de Centersoft brinda servicios de consultoría y análisis, y sella alianzas con empresas para la búsqueda de nuevos clientes.

Directivos de Centersoft informaron que los empleados trabajan con herramientas informáticas adquiridas legalmente, con las licencias y derechos de explotación.

También aclararon que la fábrica no elabora productos, sino que ofrece servicios de desarrollo informático. Por lo tanto, no genera propiedad intelectual, que pertenece al cliente que encarga la tarea.

El modelo de trabajo extensivo empleado en las fábricas, que permite atender mercados masivos y ofrecer tarifas razonables, requiere muchos expertos bien preparados. De ahí la necesidad de tener miles de jóvenes trabajando y prestando servicios informáticos asociados a la exportación, añadieron las fuentes.

Centersoft desarrolló hasta el momento programas a la medida solicitados por empresas de Brasil, España, Italia, México y Suiza, entre otros países. También ha vendido productos de software cubanos a Italia, México y República Dominicana y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

India, el país del Sur en desarrollo con mayores éxitos en tecnología de la información, exportó en 2000 programas de computación por más de 4.000 millones de dólares, informó la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, aludió al fenómeno indio al señalar que estas tecnologías no requieren grandes cantidades de equipos o capitales, pero sí “energía del cerebro, la única materia prima distribuida por igual entre la población mundial”. (FIN/IPS/pg/mj/ed ic/02)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.