La misma trova de siempre

“El hombre muere, pero no sus ideales”, Jorge García

Foto: Léster Pérez

Jorge García durante la grabación del CD-DVD Trovadamente, que dejó listo antes de su muerte, el 20 de diciembre de 2009

Para Jorge García (La Habana, 4 de mayo de 1959-20 de diciembre de 2009) ser trovador “es una actitud ante el mundo. Es soportar que te digan loco desde la más elemental cordura. Es no temer decir lo que se siente, aunque hiera. Es vivir la utilidad de una canción sin ponerle precio ni etiqueta. Es una entrega incondicional. Es poetizar con la guitarra”.  (Más allá del trovador. Entrevista publicada en revista  Bohemia, 24 de septiembre de 1999).

Si se le pedía definir la Trova, solía decir que “hay una sola, desde finales del siglo XIX hasta hoy. Ha pasado por distintas etapas y cada trovador ha asumido la canción desde el momento que le ha tocado vivir… Pero en esencia es la misma trova de siempre” (El precio de la libertad. Entrevista publicada en semanario uruguayo Brecha, 14 de mayo de 2004).

Hace algunos años, el trovador  me escribió: “El hombre muere, pero no sus ideales y estos, vivos, andan inevitablemente como sólida base de lo nuevo. Lo que ahora hago, digo y creo, le servirá a alguien… Cada ser humano fue, es y será una fuente inagotable de sensaciones, un riquísimo caudal de pasado, presente y futuro. Esto me hace sentir mucho más útil”.

Sirvan sus principios para descubrir cada semana una parte de la biografía de Jorge García (la que me ha sido contada también por diversas personas, de la que he sido testigo y muchas veces parte), compartir su música y, además, como invitación al diálogo sobre la Trova cubana, una de las expresiones más enraizadas en la historia musical de esta isla, que lo resguarda.

Marta María Ramírez es periodista y crítica cultural cubana. “Novia” del trovador desde 1995.


Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.