Tengo una guitarra casi vieja

El trovador cubano Mike Porcel complementó la formación guitarrística de Jorge, antes de su “lapidación pública” por pedir la salida del país.

Foto: Ángel S. González

Jorge García, mientras filmaba video clip de No todo se pierde.

Alguna vez le preguntaron en la TV: “¿cuándo tropezó con la guitarra?, y respondió, con su ímpetu vitriólico: “¡Nunca! La quiero demasiado para tropezar con ella”.

Y era cierto. Jorge hablaba de su “viola” como de una amante, compañera de aventuras. Ella era una prolongación de su cuerpo, de su mente, tanto que en muchas madrugadas sentía cómo su mano derecha arpegiaba mi cuerpo, mientras él dormía plácidamente.

Su amor por la guitarra y sus dotes lo premiaron con el magisterio del trovador cubano Mike Porcel, al que Jorge reconocía como su maestro. Mike le ofreció, en clases vespertinas y gratuitas, lo imprescindible para hacer su trova y complementó la formación de la rígida Academia, antes de su lapidación pública por pedir la salida del país, junto a su familia.
Jorge tuvo su primera guitarra electroacústica en 2008.

 Copia de la carta de repudio al trovador cubano Mike Porcel.

Un comentario

  1. Marta María Ramírez

    Este es el intercambio que he tenido en Facebook con el trovador cubano Mike Porcel, sobre la entrada:

    Mike Porcel: Marta Maria gracias por compartir esto conmigo…que te puedo decir…creo que Jorge exageraba al titularme su Maestro…comparti con el mis experiencias y lo volveria a hacer aqui, y despues de tantos anos. La llamada Nueva Trova solo me trae desagradables e incomodos recuerdos…son tantos los que han sufrido de alguna u otra manera por su causa. Siempre lo he dicho en distintas entrevistas”La Nueva Trova fue(es) un movimeinto controlado y controlador” Jorge fue otra de sus victimas.
    Gracias de nuevo
    Cariños, Mike Porcel
    3 de Julio de 2011

    Marta María Ramírez: Mike, en 1,2,3 trovando , aparecerá de a poco lo me fue contado, lo que viví, sentí, sufrí, gocé y amo, aún hoy. Por eso eres uno de sus maestros. Lamento mucho haberte removido malos recuerdos.
    Jorge no se sentía víctima —aunque sabíamos de sus Salieris, de la historia burocrática y fea que acompaña al Movimiento de la Nueva Trova, y sus consecuencias colectivas e individuales, que duran hasta hoy más allá de los “controles” de dentro y de fuera (también de la isla)—, sino una persona que debía “pagar el precio de su libertad”, lo cito casi textual, y lo hizo hasta su muerte, con una valentía que me hace admirarlo muchísimo y que complementa mi amor por él.
    Llamarlo hoy víctima, sería para mí traicionar sus ideales, su lucha, sus logros, y no me permitiría seguir mirando a los ojos de sus Salieris fijamente y sin miedos. Ese es parte de mi compromiso conmigo, con su vida y con su obra. Un beso inmenso y gracias por haber compartido y por compartir. Yo sigo escuchando tu música para alimentar mi espíritu.Ver más
    6 de julio de 2011

    Mike Porcel: Sí, admito que Nueva Trova y malos recuerdos para mi van juntos…nunca crei en ellos y ahora desde la distancia y el tiempo menos.Gracias a ti de nuevo…saber que mis canciones “alimentan tu espiritu’ y el de algunos otros creo que es una victoria silenciosa contra los Salieris que nombras.Saludos y carinos
    6 de julio de 2011

    Marta María Ramírez:Por suerte, la canción cubana, la trova cubana, ha sido más rica que cualquier movimiento burocrático o político. Los Salieris siempre serán derrotados, en el exilio o en el “incilio” (exilio interno), que fue el que tocó vivir a Jorge García. Te mando un beso.
    8 de julio de 2011

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.