Agosto con más probabilidades de ciclones

Comienza el trimestre de mayor peligrosidad para el paso de ciclones por las Antillas Mayores.

Archivo IPS Cuba

Pese a ser agosto un mes de huracanes, millones de vacacionistas acuden a las playas.

La Habana, 8 ago.-  Con el inicio del mes de agosto comienza para las Antillas Mayores la etapa de mayor probabilidad para la formación de huracanes.

Por lo pronto, la tormenta tropical Ernesto, que se formó en el Caribe Oriental, avanzaba el 7 de agosto hacia la península de Yucatán con posibilidades de convertirse en huracán, según los informes del  Instituto de Meteorología (Insmet).

El mes en curso, junto a septiembre y octubre están considerados históricamente como los de mayor actividad ciclónica con incidencia en naciones caribeñas como Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, según los meteorólogos.

Aunque la temporada ciclónica que se extiende de junio a noviembre augura poca actividad y con la ocurrencia de organismos meteorológicos menos severos, no es menos cierto que el alerta no está demás, subrayan los especialistas.

En Cuba, el Centro del Clima dijo que la frecuencia de los huracanes que pudieran ocurrir en agosto es sólo la mitad de la correspondiente a septiembre a partir de los datos históricos.

Las autoridades meteorológicas, sin embargo, recuerdan que  los termómetros seguirán marcando temperaturas en ascenso que podrían llegar a máximas entre los 32.1 a 33.1 grados Celsius.

El cambio climático está entre los fenómenos que están gravitando en el incremento de la temperatura.

Ese aumento es un elemento importante para el surgimiento de ciclones en el mar, bajo determinadas condiciones y cuando el calor de su superficie supere los 26,5 grados Celsius, advierten los expertos.

José Rubiera, director del Centro Nacional de Pronósticos del Insmet,  dijo en mayo pasado  a un periódico local que de acuerdo a las predicciones, sobre el área oceánica del Atlántico deberán desarrollarse ocho ciclones tropicales, uno en el Caribe y otro en el Golfo de México.

Según el especialista, resulta baja la probabilidad de que se origine e intensifique al menos uno de estos organismos en el Caribe, y moderada la eventualidad de otro de procedencia atlántica que penetre en esta zona.

Rubiera precisó que tal estimado está basado en el hecho de que haya un evento El Niño para los meses del verano, y en esos casos ocurran vientos fuertes a alturas de 10 a 12 kilómetros que cortan cualquier incipiente circulación ciclónica

La información de referencia da esperanzas a los habitantes de la mayor de las Antillas de disfrutar de las vacaciones veraniegas sin muchos sobresaltos en cuanto al estado del tiempo en una etapa en que los habitantes de la isla van a la playa o gustan entrar en contacto directo con la naturaleza. (2012).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.