Ayuda de ONU llega a unos tres millones de personas

Ejecutado el 74 por ciento del financiamiento dedicado a zonas impactadas por Sandy en octubre de 2012.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

Santiago de Cuba sufrió el mayor impacto del Sandy

La Habana, 11 jul. – Alrededor de tres millones de damnificados por el huracán Sandy han recibido ayuda humanitaria de Naciones Unidas, manifestó Bárbara Pesce-Monteiro, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba, al término de una visita a Santiago de Cuba.

Ya se ha ejecutado el 74 por ciento del financiamiento recibido hasta el momento de 13,2 millones de dólares, señaló la alta funcionaria. Se estima que el apoyo de Naciones Unidas es el segundo más importante que está recibiendo el país en esa dirección.

La asistencia continuará durante los próximos dos años y gran parte de los suministros han sido entregados o se encuentran en camino al país, fundamentalmente los techos, precisó la representante de la ONU en Cuba.

Esta colaboración ha incluido techos, tabletas de purificación de agua, tanques de agua, mosquiteros, así como kit de herramientas, de cocina y de higiene. También abarca alimentos (arroz, aceite, frijoles), herramientas agrícolas y semillas.

Asimismo, medicinas, reactivos, equipamiento médico y de laboratorio, muebles para hospitales, kit de salud sexual y reproductiva, material escolar, contenedores de desechos sólidos, equipos de bombeo y de medición, paneles eléctricos y almacenes transitorios.

La funcionaria recorrió en junio la suroriental ciudad de Santiago de Cuba, la más dañada por el organismo meteorológico en octubre del pasado año.

En la ocasión, Pesce-Monteiro estuvo en barrios santiagueros donde departió con quienes han recibido la asistencia humanitaria. Visitó además centros de distribución de la ayuda de Naciones Unidas en esa ciudad y sostuvo reuniones con autoridades de la provincia, representantes de las agencias de Naciones Unidas y socios de la cooperación internacional que laboran en la recuperación.

Recordó que la ayuda de Naciones Unidas comenzó a llegar a Santiago de Cuba desde noviembre del pasado año y se ha estado implementando desde entonces en función de las prioridades del país a través de diferentes proyectos, los cuales son ejecutados por las agencias del SNU, según sus características.

Destacó los avances que se observan en la rehabilitación de la ciudad y felicitó a las y los santiagueros por el trabajo de recuperación realizado en los últimos ocho meses.

Pesce-Monteiro puntualizó que Naciones Unidas continúa movilizando fondos y ayuda de la comunidad internacional para la implementación de los proyectos que ejecuta la ONU en las provincias del oriente cubano más afectadas por el huracán.

En estos esfuerzos están implicados el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

También, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT).

Pesce-Monteiro comentó que a finales de junio Naciones Unidas organizó en La Habana un taller sobre lecciones aprendidas del huracán Sandy que contó con la participación de representantes del Gobierno, países donantes, de las ONGs, socios de la cooperación internacional y de las diferentes agencias de la ONU en Cuba, con el objetivo de mejorar la coordinación de la ayuda al país en caso de desastres.

Dijo que las principales contribuciones han sido del Fondo Central de Respuesta de Emergencia de las Naciones Unidas, de la Federación Rusa, Unión Europea, Suecia, Suiza, Noruega, Italia, Canadá, República de Corea, Luxemburgo, Colombia, España, Chile, la cooperación descentralizada, las Organizaciones No Gubernamentales y de las agencias de Naciones Unidas radicadas en Cuba.

Tras el paso del huracán Sandy, en Santiago de Cuba se contabilizaron 170.000 casas dañadas, de ellas más de 15 800 por derrumbes totales. Las provincias orientales de Holguín y Guantánamo también fueron perjudicadas. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.