Caribe por uso racional del agua en el turismo

La insularidad limita la posibilidad de disponer de grandes ríos y lagos, en tanto las aguas subterráneas están bajo amenaza permanente de salinización.

Tomado de Trip Advisor

Los criterios de racionalidad en el empleo del agua en las instalaciones turísticas del Caribe son cruciales para el desarrollo de ese sector.

La Habana, 30 sep.- Bajo el lema “Turismo y agua: proteger nuestro futuro común”, el Caribe se sumó al día internacional de la industria del ocio con la mirada puesta en impulsar criterios de sustentabilidad en el uso de tan vital recurso natural.

El agua en las islas caribeñas resulta imprescindible para el desarrollo del turismo como proa económica de la abrumadora mayoría de las naciones antillanas.

Expertos estiman que es un recurso que debe cuidarse, pues no abunda si se compara con otras zonas de América Latina. La condición de insularidad limita la posibilidad de disponer de grandes ríos y lagos, mientras sus aguas subterráneas se encuentran bajo perenne amenaza de salinización.

Aún cuando los ciclones son los grandes surtidores de lluvia en la zona en determinadas estaciones del año, los grandes períodos de sequía acusan una tendencia al incremento en los últimos tiempos, creando grandes desequilibrios en el abasto a las poblaciones y la economía local y el propio ecosistema.

Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas, en un comunicado por la efeméride, destacó que dada la amenaza que plantean el consumo no sostenible y el cambio climático para los recursos hídricos mundiales, el Día Mundial del Turismo de este año pone de relieve la responsabilidad que tiene ese sector de salvaguardar y gestionar el agua de manera inteligente.

El alto funcionario del organismo mundial llamó también a las entidades turísticas a reducir el consumo y mejorar la gestión de desechos. Asimismo, el texto llama a los turistas a que contribuyan adoptando decisiones que tengan en cuenta el medio ambiente cuando viajen.

Las prácticas en el Caribe han demostrado ofrecer soluciones racionales desde el punto de vista ambiental para la conservación y el uso sostenible de las fuentes hídricas especialmente con el empleo de nuevas tecnologías para su uso eficiente, como en el tratamiento de las aguas servidas, afirman especialistas.

Los países de América Latina y el Caribe están adoptando enfoques integrados y amplios de manejo de aguas en cuencas hidrográficas y zonas costeras.

Los cambios introducidos en el marco legal incluyen nuevos conceptos, como el principio de que el manejo de los recursos hídricos debe descentralizarse, incluir la participación de los gobiernos, los usuarios y las comunidades, y considerar al agua como un activo económico.

Así, por ejemplo, Jamaica ha aprobado normas legales de fortalecimiento del manejo de los recursos hídricos. Desde el 1 de enero de 1997, un sistema de permisos y otorgamiento de licencias ambientales permite controlar y reducir al mínimo las consecuencias negativas del desarrollo sobre el medio ambiente mediante un proceso eficaz basado en auditorías ambientales y evaluación de impactos desfavorables.

Emprendimientos similares se han realizado en otros países de la región encaminadas a mejorar, en unos casos o en proceso de elaborar su legislación en materia de aguas, incorporando conceptos originados en las recomendaciones de la Agenda 21 en cuanto a la identificación de mecanismos de ejecución.(2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.