Doha dejó más frustraciones que esperanzas

Países industrializados bloquean la salida para frenar el cambio climático.

Dionny Matos - IPS

El Caribe insular también está en riesgo.

La Habana, 13 dic.- Más frustración que esperanza sacaron de Doha, los pequeños estados insulares al concluir la 18 Conferencia de las Partes de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que terminó este 9 de diciembre.

El portavoz de Nauru (estado de Micronesia, en el Pacífico), fue contundente y dramático en la advertencia: si no se consigue el año que viene la financiación para mitigación y adaptación, “estos estados desaparecerán”.

La cita de catarí solo logró extender el periodo de compromiso del Protocolo de Kioto hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque no cuenta con grandes potencias como Japón, Rusia, Canadá y Nueva Zelanda. Tampoco se ha sumado Estados Unidos, que nunca llegó a ratificarlo.

Después de 24 horas de negociaciones, los casi 200 países representados en la capital catarí lograron un resultado que Christiana Figueres, la secretaria general de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), calificó de “histórico” y las organizaciones no gubernamentales de “fracaso”.

Sin embargo, Ban Ki-moon , secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), recibió con beneplácito los resultados de la Conferencia.

En una rueda de prensa, Figueres alabó el acuerdo aunque pidió “más voluntad política”. “Tenemos la tecnología y las finanzas y la ventana de los dos grados centígrados (de aumento en las temperaturas globales) se está cerrando sobre nosotros”, insistió.

Otros juicios emitidos fueron menos conciliadores y mucho menos optimistas: “Las negociaciones de Doha han culminado con un documento vacío”, dijo la organización Amigos de la Tierra.

La entidad manifestó también que a pesar de los titulares oficiales de Naciones Unidas, la negociación ha vuelto a ser un fracaso global: no se ha conseguido sentar las bases para conseguir un avance real de reducción de emisiones de acuerdo con las recomendaciones de la ciencia.

Son diversas las voces que en la reunión coincidieron en expresar que los países industrializados, principales causantes del fenómeno, se comprometieron con una financiación irrisoria para mejorar la capacidad de adaptación al cambio climático de los países más vulnerables.

Las ONG, agrupadas en la Red de Acción Climática, lamentaron que no se haya conseguido un compromiso por parte de los países desarrollados para aumentar la financiación para el clima hasta alcanzar los 100.000 millones de dólares en 2020.

El texto aprobado en la cita de la ONU hace referencia al superávit de emisiones del primer período de compromiso de Kioto, que expira este año, por lo que Australia no comprará derechos de emisión arrastrados del citado período de compromiso.

Respecto a la Unión Europea (UE), se menciona que en su paquete energía-clima para el cumplimiento de sus objetivos de reducción de emisiones para el período 2013-2020 no está permitido el uso de estos excedentes.

El acuerdo establece un mecanismo para que cada país examine sus objetivos de reducción de emisiones antes de 2014, con el objetivo de que estos sean más ambiciosos.

Además, se reafirma el compromiso, ya alcanzado en la cumbre de Durban (Sudáfrica), de adoptar un protocolo internacional jurídicamente vinculante en 2015, para que entre en vigor en 2020, al término del segundo periodo de Kioto.

Aunque el acuerdo de Doha presiona a los países desarrollados a anunciar nuevas ayudas financieras para la lucha contra el cambio climático, las condiciona a las circunstancias económicas.

El texto da un impulso al Fondo Verde para el Clima y se propone que las ayudas a largo plazo de los países desarrollados alcancen los 100.000 millones de dólares al año antes de 2020, algo que se espera se concrete en la cumbre de Varsovia en 2013.

Las partes avanzaron también en la creación de un fondo para que los países en desarrollo afronten los gastos derivados de las pérdidas y daños causados por el cambio climático. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.