Ernesto, entre tormenta y huracán

Su trayectoria puso a prueba los mecanismos de prevención de desastre de una decena de países centroamericanos y del Caribe insular.

Archivo IPS Cuba

Ernesto trajo intensas lluvias.

La Habana, 8 de ago.- Tras una semana de recorrido por el Caribe, Ernesto  ha pasado de tormenta tropical a huracán y viceversa,  siempre provocando alarma y poniendo a prueba los mecanismos de alerta y socorro de las instituciones contra desastres naturales de la región.

El domingo 5 de agosto, Ernesto tocó la zona oriental de Jamaica con lluvias  y ráfagas de viento que obligaron a las autoridades a reforzar las medidas de seguridad. El organismo jamaicano de emergencias apremió a la población de las zonas propensas a inundaciones para que estuvieran alertas. El gobierno ya había ordenado el desalojo de los pescadores en cayos para que se trasladen a la isla principal.

Isla Gran Caimán  también decretó máxima alerta, como también lo hicieron ese fin de semana Haití y República Dominicana.

El lunes 6,  en la zona  Caribe de Centroamérica fue dispuesta la máxima alerta desde Nicaragua y Belice, en atención a los pronósticos.

El gobierno nicaragüense procedió a la evacuación de cerca de  1 500 pobladores de zonas costeras aisladas de su región Atlántica. Mientras, las autoridades de Honduras establecieron una alerta de tormenta tropical, de la frontera con Nicaragua a Punta Castilla.

La suspensión de la navegación y de la pesca, la evacuación de las personas en zonas vulnerables a la penetración del mar, las olas gigantes e inundaciones,  el aseguramiento de techos, la poda de árboles, entre otras, fueron las medidas orientadas por los mecanismos de la defensa civil de los países marcados por la trayectoria de Ernesto.

Tal como indicaron  los pronósticos, Ernesto se convirtió en huracán   a partir del mediodía del martes 7 con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora; de ahí que fuera calificado de “Categoría Uno” en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

El miércoles 8,  el organismo meteorológico llegó como huracán a costas mexicanas con vientos de hasta 165 kilómetros por hora y se localiza en las inmediaciones de Majahual, en el suroriental estado de Quintana Roo.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior) de México,  ya había establecido la zona de alerta desde Chetumal hasta Cabo Catoche, en Quintana Roo; de Celestún, Yucatán, hasta Chilitepec, Tabasco, y desde Punta Lagarto hasta Tuxpan.

Los meteorólogos previeron que al tocar tierra en Yucatán,  Ernesto se debilitaría, para luego resurgir como huracán en el Golfo de México a finales de la próxima semana. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.