Expertos prevén menos huracanes para esta temporada

El bajo número de ciclones se debería al enfriamiento del océano y el potencial desarrollo de condiciones de El Niño.

Jorge Luis Baños - IPS

Diez tormentas con nombre, cuatro de las cuales se convertirían en huracanes de mediana intensidad podrían activarse en el Atlántico.

La Habana, 28 abril.- La temporada de huracanes en Centroamérica en 2012 no será “muy intensa” y las lluvias estarán “dentro del rango de lo normal”, pronosticaron expertos en el tema durante la clausura del XXXVI Foro del Clima en la región, celebrado en Nicaragua.

“La temporada ciclónica se está pronosticando como menos intensa que la que ha caracterizado los años anteriores”, declaró al Canal 63 de la televisión local el director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Jorge Castro, sin pronosticar la cantidad de tormentas o huracanes que podrían azotar el Caribe y el Pacífico de la región en este año.

El experto explicó que según los análisis, la temperatura de los océanos “permite decir” que no habrá condiciones para que se genere una temporada de huracanes muy intensa, lo cual consideró “una ventaja”.

En el caso de las lluvias, agregó, se proyectan precipitaciones “en el rango de lo normal” para la mayor parte de Centroamérica y parte de México.

El temporal de lluvias el año pasado dejó en Centroamérica un saldo de 123 muertos y perjuicios por 2.000 millones de dólares, según las autoridades.

La región anunció que necesitaba unos 4.000 millones de dólares para rehabilitar y reconstruir los daños ocasionados por las fuertes precipitaciones.

Los expertos, pertenecientes al Sistema de Integración Centroamericana (Sica), tienen entre sus objetivos fomentar un sistema integrado de vigilancia meteorológica, para que sus países miembros compartan información y enfrenten mejor los desastres naturales.

Por su parte, científicos estadounidenses señalaron que la temporada ciclónica 2012 en el océano Atlántico podría ser inferior al promedio, con la formación de 10 tormentas con nombre, cuatro de las cuales se convertirían en huracanes de mediana intensidad.

Un reporte emitido por el equipo de meteorólogos de la Universidad Estatal de Colorado, indicó que el bajo número de ciclones en el período del 1 de junio al 30 de noviembre, se debería al enfriamiento del océano y el potencial desarrollo de condiciones de El Niño.

Se observó un enfriamiento del Atlántico tropical en el invierno reciente, y existe una probabilidad alta de que este verano se desarrolle un evento de El Niño, lo que se asocia con la creación de condiciones menos favorables para la formación de tormentas, indicó Phil Klotzbach, científico del grupo. (2012).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.