Nuevo centro para la reducción de riesgos de desastres

Su labor tendrá alcance para la región del Caribe y abarcará también acciones para la adaptación al cambio climático

Archivo IPS Cuba

El aumento del nivel medio del mar es el riesgo más temido en el Caribe insular

La Habana, 5 jul.- Un nuevo Centro de Creación de Capacidades para la Reducción de Riesgos de Desastres y Adaptación al Cambio Climático para Cuba y el Caribe entró en funciones en la capital cubana a fines de junio gracias a la cooperación noruega
La institución tiene la misión de vigilar el clima y sus peligros actuales y según la situación caso brindar instrucción a los naciones y comunidades del área sobre medidas a adoptar.

“Cuba tiene un sistema único de respuestas ante los desastres, reconocido a nivel internacional. Muchos países miran a la nación caribeña por ser un ejemplo en el manejo de este tipo de situaciones de origen natural”, dijo Gry Larsen, vicecanciller del Reino de Noruega en el acto de apertura del recinto.

Por su parte, América Santos Rivera, viceministra del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente , expuso que la instalación realizará estudios destinados a formular medidas de adaptación al cambio climático.

La directora del centro, Herminia Serrano Méndez, especialista principal del grupo de evaluación de riesgo de ese ministerio, subrayó que la nueva entidad dará respuestas a objetivos muy concretos en función de preparar y crear capacidades con el fin de ser más eficientes en la reducción de riesgos contra desastres tanto para Cuba como para los demás países de la comunidad caribeña.

Serrano Méndez expresó que la cooperación se traducirá en la implementación de cursos, talleres y entrenamientos, impartidos por especialistas que trabajan en desastres medioambientales junto a la realización de trabajos de peligro y modalidad de riesgo en los países del área que lo deseen.

En el acto de apertura se puso de relieve que la creación de esta dependencia recibe la colaboración del Reino de Noruega, nación que brinda asistencia humanitaria internacional a aquellos países que trabajan arduamente en mitigar los daños de fenómenos naturales.

La cada vez más compleja situación que generan los huracanes en el Caribe justifica la existencia de esta institución. Todos los servicios meteorológicos regionales, incluyendo los de Estados Unidos y la propia Cuba, han coincidido en que en 2013 y años subsiguientes pueden esperarse fuertes huracanes, tan severos que se han ganado la reputación de “super”.

Otro temible efecto del calentamiento global son las penetraciones del mar, causadas por la combinación del ascenso del nivel medio del mar y las actividades humanas, de acuerdo con estudios científicos.

Las inundaciones causarán estragos al desaparecer poblados y tierras cultivables bajo las aguas y las islas del Caribe están entre las primeras víctimas. En esa dirección los estudios pronostican que de continuar aumentando la temperatura global, el aumento del nivel medio del mar en la región podría ser de entre los 15 y 65 centímetros para el año 2100.

En el acto de apertura de la instalación estuvieron presentes, además, Fernando González Bermúdez, viceministro primero del ramo, John Peter Opdahl, embajador Noruega en Cuba, el coronel Luis A. Macareño Véliz, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil en Cuba y Bárbara Pesce-Monteiro, Coordinadora residente del programa de Naciones Unidas en Cuba. . (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.