Periodistas ambientales precisan enfoque de género

Treinta periodistas recibieron capacitación sobre género, cambio climático y prevención de desastres naturales en Cuba.

Archivo IPS Cuba

Las desigualdades de género dejan a las mujeres vulnerables al cambio climático, defendió Diéguez en su conferencia.

Holguín, Cuba, 3 jul.- Un cambio de mirada en el periodismo científico y ambiental es necesario en Cuba para visibilizar las desigualdades entre hombres y mujeres frente a los desastres naturales y el cambio climático, defendieron participantes de un taller sobre periodismo y prevención de riesgos culminado ayer en esta ciudad oriental.

“Entender los impactos diferenciados por género permite considerar el cambio climático con un rostro humano”, aseveró la académica Danae C. Diéguez, una de las profesoras del curso organizado en Holguín, a 689 kilómetros al este de La Habana, por el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (IIPJM) y la Corresponsalía en Cuba de la agencia IPS-Inter Press Service.

A su juicio, las desigualdades e inequidades de género provocan que sean las mujeres las más afectadas por las variaciones climatológicas.

Diéguez destacó en el curso, desarrollado del 30 de junio al 2 de julio, que los desastres naturales y su impacto mataron a más mujeres que hombres, o ellas perecieron en una edad más temprana, en una muestra de 141 países evaluada por organismos internacionales entre los años 1981 y 2002.

La pobreza es una de las brechas de género relacionada con los impactos del cambio climático. Datos expuestos por la especialista indican que son mujeres alrededor de 70 por ciento de quienes viven con menos de un dólar diario.

El trabajo femenino equivale a dos terceras partes de las horas laborales del mundo, pero ellas perciben solo 10 por ciento de los ingresos del planeta, al tiempo que son dueñas de uno por ciento de las propiedades en el orbe, agregó.

Temas como el analfabetismo, las desigualdades económicas y las brechas tecnológicas afectan de manera particular a la mitad femenina, lo que las hace más vulnerables a los efectos del cambio climático, según la especialista.

La división sexual del trabajo por los roles asignados a mujeres y hombres fue otra de las desigualdades evidenciadas por la profesora. Estas inequidades se acentúan en los espacios rurales, cuyas actividades económicas se resienten más por la sequía, eventos meteorológicos o variaciones de temperatura.

Sin embargo, las experiencias de desastres y acciones de mitigación demuestran que saberes femeninos acumulados por siglos funcionan como agentes favorables al cambio, de ahí la importancia de hacerlas visibles en roles activos y no como víctimas.

Varios documentos de derechos humanos relacionan la igualdad de género con la respuesta al cambio climático. Aunque legalmente no son vinculantes tienen mucha influencia en la clara denuncia a todo tipo de discriminaciones, insistió Diéguez.

Para los actuales desafíos ambientales, estos resultan relevantes por “definir mejor las obligaciones de los Estados para asegurar que toda ley y política que se adopte en esta área respete de lleno los derechos de la mujer a un trato equitativo ante la ley”, significó.

También contribuyen a reforzar obligaciones gubernamentales para asegurar una distribución justa y equitativa de los beneficios y garantizar la participación de mujeres en la toma de decisiones en cuanto a iniciativas, normas y mecanismos de adaptación y mitigación al cambio climático.

El curso insistió en la necesidad de un periodismo especializado en asuntos científicos y ambientales, capaz de mostrar la diversidad de capacidades de mujeres y hombres, y las especificidades con que cada uno recibe las consecuencias de los fenómenos climatológicos.

En los trabajos finales, el estudiantado reconoció la necesidad de ampliar fuentes y diversificar los enfoques sobre el tema para lograr mayor efectividad al llegar a la audiencia.

El taller incluyó a 31 periodistas de la región oriental que reportan en medios locales y nacionales en Las Tunas, Holguín, Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba.

Esta es la octava edición de las capacitaciones sobre cambio climático y percepción de riesgos preparadas para profesionales de la comunicación en varias provincias del país y en Campeche, México, gracias a la colaboración del IIPJM e IPS-Cuba.

Con el apoyo de la Real Embajada de Noruega en Cuba, el curso contó con importantes científicos que abordaron temas como el cambio climático, desastres de origen geológico, sequía, prevención de riesgos, sistema de defensa civil, peligros epidemiológicos asociados al cambio climático, entre otros.

Según Mariana Saker, periodista especializada en temas científicos y organizadora del programa académico de los talleres, resulta apreciable la influencia de estas capacitaciones en el desarrollo de un periodismo con mayor conciencia ambiental y rigor en el manejo de temas y fuentes. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.