Tortugas gigantes vuelven al Caribe

Se trata de la baula, la mayor de todas las tortugas marinas que llegaron para desovar en las costas de Trinidad y Tobago.

La Habana, may.-  Como todo un acontecimiento califican el avistamiento en el actual mes de mayo de la Tortugas baula  por las costas del noreste de Trinidad y Tobago, pues se trata de una especie en extinción.

La reaparición de  la especie en la isla caribeña es saludada por muchos como un logro importante después que más de la mitad de todas las baula adultas en el planeta se han perdido desde 1980, en su mayoría en el Pacífico oriental y en Asia.

Es la mayor de todas las tortugas marinas y puede alcanzar una longitud de dos metros y un peso de más de 600 kilos. Aunque las tortugas de este tamaño son raras, se encuentra en todos los mares tropicales o subtropicales y es la única especie de su familia.

Uno de sus grandes enemigos en la contemporaneidad es el hombre con su caza indiscriminada cuando van a desovar en las playas.

De ahí que el avistamiento en la zona costera de Grande Riviere sea todo un feliz suceso.

En los últimos años, cazadores furtivos de la localidad de referencia y pueblos cercanos arrasaban con los huevos enterrados por las tortugas y mataban a los animales con machetes para vender su carne en el mercado.

Cuando los esfuerzos conservacionistas locales comenzaron a principios de la década de los 90 del pasado siglo,  los residentes dicen que no más de 30 tortugas aparecían cada noche durante el momento cumbre de la temporada de desove de seis meses.

Ahora, en Grande Riviere y la comunidad oriental de Matura, donde ha crecido otra importante colonia de tortugas baula, los habitantes aseguran  que llegan más de 700 en los meses de mayor actividad, mayo y junio.

Su número en esta playa tropical ha resurgido espectacularmente, señalan especialistas y pobladores. Hay unas 500 hembras que desovan todas las noches durante la temporada de mayo y junio a lo largo de la playa de 800 metros.

Los investigadores consideran la playa de Grand Riviere, junto con un río que desemboca en el Atlántico, como el sitio de mayor concentración de tortugas baula en el mundo.

El floreciente turismo para ver a las tortugas suministra ingresos a los pobladores de la zona. El grupo TurtleVillage Trust, con sede en Trinidad, dice que ese turismo aporta unos 8.2 millones de dólares anuales.

El flujo de visitantes, nacionales y extranjeros a la costa noreste de Trinidad  se elevó de 6.500 en el 2000 a más de 60. 000 en 2012. Funcionarios de la organización de Conservación de la Tortuga Marina dicen que la isla caribeña es hoy probablemente el principal destino turístico mundial para observar las baula.

En un estudio mundial en el 2009 sobre la economía del turismo de las tortugas marinas, investigadores del grupo WorldWildlifeFund hallaron que aportaba casi tres veces más dinero que la venta de carne, caparazón y huevos de los reptiles.

Aunque Trinidad tiene un 80 por ciento de las tortugas baula, con una población de unas 15. 000 hembras que desovan cada dos años, también están prosperando en otros puntos del Caribe como Guyana, Surinam y Puerto Rico.

Con su instinto modelado a lo largo de 100 millones de años, estas poderosas tortugas migran desde las aguas frías del Atlántico norte en Canadá y el norte de Europa para desovar.

Esos reptiles pueden descender a profundidades oceánicas superiores a los 1,200 metros y permanecer bajo el agua hasta una hora. Son más grandes, más fuertes y toleran temperaturas más frías que cualquier otra tortuga marina. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.