Desde el primero de junio, temporada ciclónica

Las condiciones para la formación de ciclones en el Atlántico serán moderadas.

Jorge Luis Baños - IPS

Los huracanes de 2008 afectaron más de 600.000 viviendas en Cuba.

Lino Luben Pérez

La Habana, 29 may (AIN) Una temporada ciclónica menos activa que la anterior comienza el próximo miércoles primero de junio y concluirá el 30 de noviembre, un período cuando la palabra de orden para los cubanos es la preparación anticipada haya uno, pocos o ningún meteoro.

El hecho es atribuido “a determinadas condiciones en el Atlántico, como por ejemplo la existencia de temperaturas elevadas y la persistencia todavía en una etapa dinámica que comenzó en 1995 y durará aún algunos años más”.

En declaraciones a la AIN, José Rubiera, director del Centro de Pronósticos del Tiempo, del Instituto de Meteorología de Cuba, opinó también que ese es un factor favorable, al igual que las condiciones en la atmósfera superior que son un poco menos propicias.

Incluso, no habrá fenómenos como la Niña y el Niño, por lo que las condiciones serán neutras, convenientes, pero moderadas, añadió Rubiera, igualmente vicepresidente del Comité de Huracanes de la Región IV de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Esta última define a La Niña como el evento de sobreenfriamiento de las aguas superficiales del Océano Pacífico Ecuatorial, mientras El Niño provoca aguas cálidas que se forman en el Pacífico tropical central y oriental.

La Región IV de la OMM agrupa a representantes de Canadá, Estados Unidos, México y Centroamérica, República Bolivariana de Venezuela, Colombia y el área del Caribe.

El especialista cubano comparó la etapa que empieza el primero de junio entrante con la anterior de 2010, cuando hubo 19 organismos ciclónicos, entre tormentas tropicales, 12 huracanes y cinco de gran intensidad. Sin embargo, en Cuba no hubo ninguno, en Estados Unidos tampoco y la mayor parte fue en el Atlántico.

Aseguró que es apreciable una temporada ciclónica que tenga un aproximado de 13 ciclones tropicales, pero en el área del Atlántico, que incluye África, Mar Caribe y el Golfo de México.

Respecto a Cuba, “siempre tenemos que estar preparados, pues aunque haya un solo huracán, si cruza sobre cualquier país es un desastre o un problema”. Como nadie sabe por donde pasará un ciclón tropical, lo mejor es estar listos para enfrentarlo, advirtió.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.