Nueva planta cubana de anticuerpos monoclonales

La instalación recién terminada produce 10 veces más que la existente desde hace una década.

Baldrich - IPS

Centro de Inmunología Molecular (CIM)

La Habana, 30 may (AIN) El Centro de Inmunología Molecular (CIM), radicado en esta capital, cuenta con una nueva planta para la obtención de anticuerpos monoclonales destinados al tratamiento del cáncer. Un reporte del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana indicó hoy que la puesta en marcha de este especial proceso de producción es el final de un camino inversionista diseñado totalmente por los especialistas del centro.

La instalación recién terminada produce 10 veces más que la existente desde hace una década, pero el corazón de la tecnología sigue siendo el cultivo de células, agregó la fuente.

Para que una firma industrial pueda producir moléculas de este nivel de complejidad, que es mucho mayor comparado con otras más tradicionales de la industria farmacéutica, se necesita de células animales, genéticamente modificadas, que sintetizarán un producto de alta complejidad, dijo Ernesto Chico, director de Producción del CIM.

Estas producciones requieren de fermentadores industriales de gran capacidad de almacenamiento, donde las células se mantienen durante varios meses sintetizando el anticuerpo de interés, apuntó.

Una vez que el anticuerpo esté sintetizado, se realizan varios procesos de purificación donde se obtienen diferentes niveles de pureza hasta alcanzar el 100 por ciento, y el anticuerpo con la estructura molecular que necesitamos, a fin de ser llevado a un bulbo de medicamento que llegue al hospital y de ahí al paciente, agregó.

Chico explicó que, cuando la nueva entidad termine toda esta fase de puesta en marcha y alcance su capacidad operacional, con el 20 por ciento de esta se puede responder a las necesidades de Cuba para el tratamiento de algunos tipos de cáncer.

Con el restante 80 por ciento se pueden exportar estos anticuerpos y generar los ingresos en divisas que permiten recuperar la inversión.

David Curbelo, director de la instalación, declaró al diario Granma que uno de los objetivos de esta joya tecnológica es satisfacer la creciente demanda nacional y los cada vez mayores requerimientos de exportación del anticuerpo monoclonal Nimotuzumab, destinado al tratamiento de tumores avanzados de cerebro, cabeza y esófago.

El especialista resaltó que el producto inyectable antitumoral actúa contra el receptor del factor de crecimiento epidérmico e inhibe el crecimiento de la lesión maligna.

A 26 naciones se exportan hoy los productos del CIM, cuya demanda aumentó en el mercado exterior, como ocurre con la Eritropoyetina Humana Recombinante, para tratar la anemia por insuficiencia renal crónica y otras causas, significó Curbelo.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.