Una Emily débil presagia temporada ciclónica fuerte

La tormenta tropical Emily apenas causó daños, pero elevó la inquietud sobre la temporada ciclónica.

Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos

Emily se aleja del Caribe

La Habana, 8 may. – La tormenta tropical Emily, aunque tuvo una vida efímera y apenas dejó daños en algunos países del Caribe, confirmó los pronósticos sobre una temporada ciclónica que promete ser muy intensa en la región.

El organismo meteorológico, cuyos restos transitaban esta noche por los mares al norte de Cuba, perdió fuerza en las aguas al sur de La Española y se convirtió finalmente en una débil onda tropical.  No obstante, a su paso provocó lluvias localmente intensas en las zonas montañosas de las provincias orientales de Guantánamo y Santiago de Cuba, reportó la televisión estatal de la isla. En esta última las precipitaciones afectaron fábricas, puentes y una treintena de viviendas.

Pero Emily podría ser la antesala de una temporada de ciclones más intensa de lo previsto inicialmente, según los cálculos actualizados por el Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos.  En el período de mayor actividad tropical, comprendido entre junio y noviembre, se formarán entre 14 y 19 tormentas tropicales en la cuenca del Atlántico, de las cuales entre siete y 10 alcanzarían la categoría de huracán.   

La noticia es pésima para la región, afectada por la crisis económica internacional y, en particular, para Haití, en medio de un arduo proceso de recuperación.

En Haití no escampa

Afortunadamente el paso de Emily por las aguas al sur de Haití dejó más zozobra que daños reales. La cercanía de la lluvia y los vientos fuertes desató la angustia de más 600.000 personas residentes en precarios refugios en las calles, luego de perder sus viviendas en el terremoto de enero de 2010.

Según los reportes de la agencia haitiana Alter Presse, cientos de viviendas fueron afectadas en el país, mientras zonas de cultivos se perdieron bajo las lluvias. Al menos una persona fue herida y otra pereció, aunque las causas del deceso de esta última todavía están siendo aclaradas por las autoridades.

La Organización Panamericana de la Salud (Ops) alertó sobre el posible incremento de los casos de cólera debido a las inundaciones. Por esa razón, la brigada médica cubana puso en marcha un plan de urgencia para detener nuevos brotes de esa enfermedad, la cual ha provocado unas 6.000 muertes en esa nación caribeña.

Esta noche el gobierno de Puerto Príncipe permanecía en alerta por la posibilidad de que ocurrieran inundaciones, dijo a Alter Presse Alta Jean-Baptiste, directora de Protección Civil.

Tres muertos en Dominicana

El balance de Emily fue más trágico en República Dominicana, donde tres jóvenes fallecieron a causa de las intensas lluvias, informó el Centro de Operaciones de Emergencias.

La tormenta obligó a las autoridades dominicanas a evacuar a alrededor de 7.000 personas. Los aguaceros cortaron además las vías de comunicación hacia 56 comunidades rurales.

Emily podría volver a formarse como tormenta tropical antes de llegar a los Estados Unidos.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.